EVANGELICOS SINCRETIZADOS

   

ARREPENTIMIENTO Y CONVERSIÓN


Entrego la palabra en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. 

 

2 Timoteo 2:24-25 

Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido; que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad. 

Que el Señor Jesucristo añada bendición a esta palabra. Amén. 

 

Explicación: 

El arrepentimiento es el sentimiento de pena por los pecados y errores cometidos, entonces la persona tiene que cambiar de actitud. 

El arrepentimiento es acompañado por la conversión, de esa manera se inicia una vida nueva en el Señor Jesucristo.  

Los profetas del Antiguo Testamento, y Juan el Bautista del Nuevo Testamento predicaron el arrepentimiento y la conversión. 

Escrito está: En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. 

Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas. 

Y Juan estaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y su comida era langostas y miel silvestre. 

Y salía a él Jerusalén, y toda Judea, y toda la provincia de alrededor del Jordán, y eran bautizados por él en el Jordán, confesando sus pecados. 

Atiende bien, pon atención. 

No me gustan los pecadores, yo quiero hombres arrepentidos y convertidos. Ahora ustedes son mis discípulos porque han recibido la palabra de salvación, y en Jesucristo tienen bendición. Amén. 

Escrito está en el Nuevo Testamento: Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; soportándonos unos a otros, y perdonándonos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo nos perdonó, así también hacedlo vosotros. 

Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fueron llamados en un solo cuerpo; y sean agradecidos.  

Que la palabra de Jesucristo more en abundancia en vosotros, enseñándonos y exhortándonos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales. 

Y todo lo que hagan, sea de palabra o de hecho, háganlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. 

Te digo así:  

Bendigo al Dios Padre, al Dios Hijo, y al Dios Espíritu Santo. Amén. 

 

ANTHONY ES MAYOR    

Autor: Ricardo Fuentes Guinges. 

 

Gracias a Dios mi sobrino ya juega en Primera División, Anthony tiene bendición. 

Quiere jugar, quiere triunfar, mi sobrino es futbolista, y yo por él voy a orar.    Patricia es su mamá, gracias a ella él es seleccionado nacional. Escribo para que mi página web tú veas y leas, Jesucristo es el Señor, el Señor. Sobrinito tú eres profesional, eres un deportista sensacional. 

Quieres jugar, quieres triunfar, sobrino eres futbolista, y yo por ti voy a orar. Oye, ya no eres un niño. Anthony eres mayor, y en la cancha tú eres el mejor. 

Tú eres futbolista, y eres mi sobrino y yo te quiero. Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Para ti estoy predicando, y por ti estoy orando. Si tienes arrepentimiento y conversión tu bendición irá aumentando. 

Tú eres futbolista, y eres mi sobrino y yo te quiero. Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Jehová es Dios verdadero, y bendecirá a mi sobrino en el Perú y en el extranjero. 

Tú eres futbolista, y eres mi sobrino y yo te quiero. Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

  Tú te llamas Anthony Fuentes Paucar, y hoy día yo te bendigo, y en mi poema te lo digo.   

Tú eres futbolista, y eres mi sobrino y yo te quiero. Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

El Señor Jesucristo es contigo. 

Tú eres futbolista, y eres mi sobrino y yo te quiero. Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Para ti estoy predicando, y por ti estoy orando. Si tienes arrepentimiento y conversión tu bendición irá aumentando. 

Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. 

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén (Efesios 3:14-21). 

Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Gloria a Dios. 

Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Tú eres mi sobrino y yo te amo, y para mi iglesia yo te llamo. Soy evangelista, y soy un hombre sincero.  

Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Atiende bien, pon atención. 

A Primera llegó, ayer fue un niño y hoy es mayor, y en Sport Huancayo es el mejor.  

La Sub 17 fue tu selección, el futbol es tu trabajo, y Jesucristo es tu salvación. 

Por ti yo voy a orar. 

No tienes ninguna obligación, pero yo te pido arrepentimiento y conversión. 

A Primera llegó, ayer fue un niño y hoy es mayor, y en Sport Huancayo es el mejor. 

Te digo así: 

Por ti yo voy a orar. 

Que Jehová bendiga a Anthony Fuentes Paucar. 

A Primera llegó, ayer fue un niño y hoy es mayor, y en Sport Huancayo es el mejor. 

Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.                             

A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan (2 Tesalonicenses 3:10-12). 

Por ti yo voy a orar. 

Oíd, hijos, la enseñanza de un padre, y estad atentos, para que conozcáis cordura. Porque os doy buena enseñanza; no desamparéis mi ley (Proverbios 4:1-2). 

A Primera llegó, ayer fue un niño y hoy es mayor, y en Sport Huancayo es el mejor. 

Eres mi familia, y tú lo sabes. 

Por ti yo voy a orar. 

Entonces, Anthony es mayor de edad. 

 A Primera División ya llegó. 

A trabajar. 

A Primera División ya llegó. 

Repito. 

A Primera División ya llegó. 

Y lo repito otra vez. 

A Primera División ya llegó. 

Toda la Honra, la Gloria, y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

A Primera División ya llegó. 

Por eso: 

Tú eres futbolista, y eres mi sobrino y yo te quiero. Hoy juegas en Perú, y mañana jugarás en el extranjero. 

Amén. 

 

Escrito está: Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos. 

Por eso el Señor los espera, para tenerles piedad; por eso se levanta para mostrarles compasión. Porque el Señor es un Dios de justicia. ¡Dichosos todos los que en él esperan! 

La bondad y el amor me seguirán todos los días de mi vida; y en la casa del Señor habitaré para siempre. Amén. 

 

SALVARTE 

Autor: Ricardo Fuentes Guinges 

 

Cristo viene pronto, entonces yo te voy a predicar para tu salvación, la sana doctrina es para salvarte. 

Salvarte. 

El tercer cielo está arriba, y yo quiero que tu alma viva.  

Salvarte. 

Ahora voy a evangelizarte. 

Salvarte.  

En Jesucristo yo estoy.  

Para salvarte voy.  

Reprender, exhortar, consolar y edificar, la palabra de Dios voy a predicar, y a las naciones voy a evangelizar. Arrebatamiento quiero, y el Señor Jesucristo viene para raptar.                        

Doy la palabra y voy a bautizar, y conmigo todos los cristianos se van a congregar, Dios es amor.         

A Gibson le doy la bendición, y ahora por él hago una oración, y escribo un poema y una canción, porque para mi sobrino hay salvación.    

Se apartó del mundo y ahora tiene bendición, Gibson está luchando para ganar la salvación.                                                   

Voy a predicarte para que Dios te aparte, pero tienes libre albedrío, y la decisión está en ti. 

Soy evangelista, y te lo digo aquí.  

Voy a predicarte para que Dios te aparte, pero tienes libre albedrío, y la decisión está en ti. 

Oye Jorge Luis, tu hijo es peruano, se bautizó y es un buen cristiano.  

Voy a predicarte para que Dios te aparte, pero tienes libre albedrío, y la decisión está en ti. 

El sí sabe elegir, y a Jesucristo va a seguir.  

Voy a predicarte para que Dios te aparte, pero tienes libre albedrío, y la decisión está en ti. 

Al tercer cielo quiere ir. 

Pero tienes libre albedrío, y la decisión está en ti. 

Y Samuel no había conocido aún a Jehová, ni la palabra de Jehová le había sido revelada. Jehová, pues, llamó la tercera vez a Samuel. Y él levantándose vino a Elí, y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado?  

Entonces entendió Elí que Jehová llamaba al joven.  

Y dijo Elí a Samuel: Ve, y acuéstate: y si Él te llama, dirás: Habla, Jehová, que tu siervo oye. Así se fue Samuel, y se acostó en su lugar.  

Y vino Jehová, y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, que tu siervo oye. (1 Samuel 3:7 – 10).  

Pero tienes libre albedrío, y la decisión está en ti. 

Y la selección peruana es para ti. 

Pero tienes libre albedrío, y la decisión está en ti. 

Atiende bien, pon atención. 

Derribé una montaña y una muralla en la tierra, yo gané la guerra, y por fe voy a crecer. A mi sobrino le predico, y en Dios él tiene que creer. 

Seguro, porque en mi Señor Jesucristo estoy seguro.  

Derribé una montaña y una muralla en la tierra, yo gané la guerra, y por fe voy a crecer. A mi sobrino le predico, y en Dios él tiene que creer. 

Gloria a Dios. 

A mi sobrino le predico, y en Dios él tiene que creer. 

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible (Marcos 9:23).  

A mi sobrino le predico, y en Dios él tiene que creer. 

Puesto los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios (Hebreos 12:2).  

A mi sobrino le predico, y en Dios él tiene que creer. 

Y digo así:  

Súper interesante, Gibson juega adelante.  

Es un delantero verdadero, es goleador.  

Adelante. 

El fútbol es su trabajo, y va para adelante. 

Adelante. 

Y es un cristiano buen militante. 

Adelante. 

En la reserva de Sport Huancayo es muy importante. 

Adelante. 

El Espíritu Santo es su representante. 

Adelante. 

En la cancha no hay quien lo aguante. 

Adelante. 

Es un futbolista fuerte como los de antes. 

Adelante. 

Su papá si ora bastante. 

Adelante. 

El cristianismo es lucha constante. 

Adelante. 

Y es un mulato elegante. 

Adelante. 

Gracias a Dios, el cristiano tumba a los gigantes. 

Adelante. 

Es el goleador de su equipo, y es un triunfante.   

Gibson va para adelante. 

Entonces. 

En Cristo estoy, y en Cristo soy. 

Repito. 

En Cristo estoy, y en Cristo soy. 

Y lo repito otra vez. 

En Cristo estoy, y en Cristo soy. 

Toda la Honra, la Gloria, y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

En Cristo estoy, y en Cristo soy. 

Por eso: 

En Jesucristo haz gol. 

Amén. 

 

Escrito está: Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto. 

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. 

Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra. 

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. Amén. 

 

YA SE NOTA  

Autor: Ricardo Fuentes Guinges. 

 

Yo soy Ricardo Fuentes, ex futbolista de Alianza Lima y Deportivo Municipal, y felicito a mis dos sobrinos porque en Sport Huancayo están jugando. 

En el equipo de reserva ellos están triunfando, y yo estoy orando.  

Ellos son futbolistas. 

A Elizabeth Pando y a Patricia Paucar también estoy felicitando. 

Anthony es defensa, y Gibson es delantero goleador, muchos goles anota. 

Elizabeth y Patricia son dos madres esforzadas y valientes, gracias a ellas mis sobrinos son futbolistas excelentes. Campeonatos internacionales están jugando, y sus mamitas los están ayudando y alentando.  

Que Jehová bendiga a mis sobrinos. 

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Mis sobrinos son futbolistas profesionales, ellos entrenan y hacen muchas abdominales. 

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Anthony está defendiendo, y Gibson está atacando. Pero Anthony goles también está anotando. 

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Yo estoy predicando y evangelizando. 

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Jorge es papá de Gibson Fuentes, y también está orando de rodillas por su hijo. Él es un gran futbolista, y en Chile sigue jugando algunos campeonatos por ahí.  

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Jorge jugó en Alianza Lima, y fue Preseleccionado Sub 20, pero su hijo ya lo superó, Gibson juega excelente. 

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Anthony es defensor, es fuerte y luchador, en Primera División a Cantolao le hizo un gol. 

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Por lo demás, hermanos, os rogamos y exhortamos en el Señor Jesús, que de la manera que aprendisteis de nosotros cómo os conviene conduciros y agradar a Dios, así abundéis más y más. 

Porque ya sabéis qué instrucciones os dimos por el Señor Jesús; pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios; que ninguno agravie ni engañe en nada a su hermano; porque el Señor es vengador de todo esto, como ya os hemos dicho y testificado. 

Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto, no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo. 

Pero acerca del amor fraternal no tenéis necesidad de que os escriba, porque vosotros mismos habéis aprendido de Dios que os améis unos a otros; y también lo hacéis así con todos los hermanos que están por toda Macedonia. Pero os rogamos, hermanos, que abundéis en ello más y más; y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera,   y no tengáis necesidad de nada (1 Tesalonicenses 4:1-12). 

Jesucristo es verdadero, y su bendición ya se nota. 

Atiende bien, pon atención. 

Ya se nota, Anthony quita y toca. La pelota, Gibson goles anota. 

Trabajo técnico y táctico. 

Ya se nota, Anthony quita y toca. La pelota, Gibson goles anota. 

Oye, yo también fui futbolista, y felicito a mis sobrinos porque no soy envidioso  ni egoísta. 

Ya se nota, Anthony quita y toca. La pelota, Gibson goles anota. 

Ahora soy evangelista, y predico a mi familia con amor, pues Jesucristo es el Señor. 

Ya se nota, Anthony quita y toca. La pelota, Gibson goles anota. 

Yo jugué una Copa de la Amistad cuando era niño, y a Cantolao un gol yo le anoté, y el año pasado el gol de Anthony yo también lo celebré.  

Ya se nota, Anthony quita y toca. La pelota, Gibson goles anota. 

Y mis goles hoy los recordé, a otros equipos también yo les gané, soy sincero. 

Ya se nota. 

Te digo así:  

Quita y toca, goles anota. 

La pelota. 

Quita y toca, goles anota. 

Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma (2 Tesalonicenses 3:10). 

Quita y toca, goles anota. 

A trabajar, el domingo hay que ganar. 

Quita y toca, goles anota. 

Mucho entrenamiento, la práctica te perfecciona, yo no miento. 

Quita y toca, goles anota. 

Gol, pues ya se acabó el sufrimiento. 

Quita y toca, goles anota. 

Ambos tienen juego aéreo, muy bien. Pero yo los estoy esperando en mi Ministerio. 

Quita y toca, goles anota. 

El futbol es muy interesante, pero Jesucristo es más importante. 

Quita y toca, goles anota. 

Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no desprecies la dirección de tu madre (Proverbios 1:8). 

Quita y toca, goles anota. 

¡Ay Dios Mío! 

Quita y toca, goles anota. 

Repito. 

Quita y toca, goles anota. 

Y lo repito otra vez. 

Quita y toca, goles anota. 

Toda la Honra, la Gloria, y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

Quita y toca, goles anota. 

Por eso: 

Ya se nota, Anthony quita y toca. La pelota, Gibson goles anota. 

Amén. 

EVANGELISTA RICARDO FUENTES GUINGES