PREDICAS ENERO 2020

PRÉDICAS
ENERO 2020

 

 

LOS HIJOS 

Entrego la palabra en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. 

 

Juan 3:16 

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. 

Que el Señor Jesucristo añada bendición a esta palabra. Amén. 

 

¿Qué significa ser un buen hijo? 

La forma más común de entender lo que significa ser un buen hijo es simplemente ser obediente con los padres. Buen hijo es aquel que es atento, comprensivo, respetuoso, que escucha a su padre.  

Buen hijo es aquel que está dispuesto a escuchar, a comprender, y a aprender. Y luego si siente que está de acuerdo con sus padres, obedecerá. Y si no está de acuerdo con ellos, se los dirá y lo conversarán.  

Un hijo no es esclavo, ni tampoco es un sirviente. Es necesario que entre los padres y los hijos exista un gran entendimiento, los padres representan el pasado y los hijos representan el futuro.  

La comunicación es muy importante, los padres son las personas que han hecho el acto más valioso que puede existir, ellos dan vida.  

Los padres no lo saben todo, pero saben que es lo mejor para sus hijos. 

Presentación:   

Soy Ricardo Fuentes Guinges, siervo del Señor Jesucristo, y estoy apartado para cumplir el propósito de Dios. El Espíritu Santo está en la tierra y me ayuda a evangelizar a las iglesias de Santiago de Chile, yo les pido a todos los cristianos que sigan luchando y perseverando con fe y obediencia por amor a Jesús.   

Doy gracias a Dios por los dones espirituales y talentos que he recibido. Son tiempos difíciles, por eso estoy orando para que la iglesia tenga avivamiento, de tal manera que nada nos falte para esperar la manifestación del Señor Jesucristo, y seamos aptos e irreprensibles ante la venida del Señor.   

Bendigo al Dios Padre, al Dios Hijo, y al Dios Espíritu Santo. Amén.   

Explicación:  

Hermanos evangélicos: Ser un buen hijo no es solo un acto de respeto, ser un buen hijo te hace una persona valiosa y digna, da paz interna y satisfacción moral. No importa que personalidad tengan los padres, los hijos tienen la obligación de respetarlos y honrarlos.  

A veces es difícil, pues existen padres complicados y con problemas. Pero los hijos deben de respetarlos, más aun si viven en la casa de sus progenitores.  

En el respeto hay cariño, y en el cariño hay respeto. El respeto es la forma legítima de querer a los padres. 

Respeto; es el reconocimiento y aceptación por el valor de una relación.  

Gratitud; es el agradecimiento por haber recibido la vida y todo lo demás.  

Honra; es dar el lugar de importancia que se merecen. 

Constancia; son actitudes diarias con muestra de cariño. 

Confianza; no debemos confiar en nadie, pero si debemos tener conocimiento del amor y apoyo que padre e hijo deben tener por el bien de la relación. 

Nobleza; la bondad y la generosidad tienen que estar presentes. 

No solo el hijo tiene que ser un buen hijo, el padre también tiene que ser un buen padre. 

Escrito está en el Antiguo Testamento: Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da. 

Atiende bien, pon atención. 

La experiencia de convertirse en padre y madre es única y especial para la persona. Es un momento que nunca se olvida y que marca un cambio en la vida de cada persona.  

Los hijos van pasando por etapas, el camino es largo y difícil. Los primeros cinco años de vida son muy importantes para el inicio de la formación, y los niños deben estar junto a sus padres.  

Luego viene la etapa del colegio, después los estudios universitarios o superiores y finalmente, el trabajo. 

Nadie tiene la formula o receta que se pueda aplicar para ser excelentes padres. Ser padre se aprende día a día, esto implica: Compartir y poner en práctica un proyecto familiar, asumir las responsabilidades que demanda la paternidad, ser coherentes con los principios y valores, también es asegurar la supervivencia de los hijos y las hijas.  

Es brindar un clima de afecto y apoyo, que asegure el desarrollo psicológico, es ofrecer un acompañamiento permanente a los hijos las 24 horas del día y los 365 días del año. También tienen que aceptar al hijo o a la hija incondicionalmente, y potenciar sus habilidades, y establecer límites que permitan a los hijos distinguir entre conducta adecuada e inadecuada. 

Un buen padre es el proveedor que protege, es el que trabaja para comprar o construir su casa, y mantiene económicamente a su esposa y a sus hijos mientras ellos están en edad de dependencia.   

La primera protección es la casa, pero la protección más importante es el amor, por amor se cuida y se educa. 

El padre satisface las necesidades materiales del hogar, el padre trabaja y la madre forma, pero ambos son responsables de la formación de sus hijos. Se necesitan dos para engendrar un hijo, también se necesitan dos para su desarrollo.  

La intuición femenina permite a la madre establecer una comunicación vital con el hijo desde el momento de su nacimiento. Ella interpreta las señales de temor en el niño y con mimos lo tranquiliza y conduce suavemente.  

La voz del padre es de suma importancia porque da seguridad y confianza en el porvenir, establece los límites de la conducta infantil, y cierra el círculo de amor que debe rodear al niño.  

El padre propicia el ambiente que  permite el desarrollo de su potencial en un marco de libertad responsable, y no de dominación. El padre debe conocer a su hijo de cerca, para guiarlo sin agresividad, pero con firmeza para llevarlo por el camino de los valores que desea inculcarle. 

Los hijos son herencia de Dios. 

Escrito está: Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia. 

Por demás es que se levanten de madrugada, y vayan tarde a reposar, y que coman pan de dolores; pues que a su amado dará Dios el sueño. 

He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre. Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud. 

Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; no será avergonzado cuando hablare con los enemigos en la puerta. 

Te digo así: 

Dios es Padre, y para nosotros la mejor manera de aprender a ser buenos padres es estudiando las Escrituras. La biblia nos enseña todo lo que necesitamos saber, en la biblia está la creación y la vida.  

El padre tiene poder y autoridad en el hogar, y mientras los hijos sean menores de edad, tendrán que respetar y obedecer, además tendrán que cumplir las reglas. Es necesario educar a los hijos para que aprendan a amar a Dios.  

El Señor creó la familia, Adán y Eva eran la familia, luego ellos pecaron y se destruyó la familia.  

Entonces Jesucristo vino al mundo y nos ayudó, ahora los evangélicos verdaderos somos hijos de Dios. Amén. 

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos ¡Abba, Padre!  

El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios (romanos 8: 14 – 16). 

Gloria a Dios, Jesucristo es el Señor. 

Atiende bien, pon atención. 

Yo tengo 43 años y aún no tengo hijos, todavía no soy padre, pero el año 2004 cometí un grave error, y hoy lo voy a testificar. 

El 2004 yo trabajaba en la ciudad de Huancayo en el Perú, y conocí a una mujer, ella se llama Nury, nació en la ciudad de Iquitos pero radicaba en Huancayo, y tenía un hijo llamado Aimar, que en ese entonces tenía 4 años.                         

Nury estaba separada del padre de su hijo, era madre soltera, nos conocimos y empezamos a pololear, ella es blanca y bonita, y yo visitaba su casa, me presentó a su madre y a su hijo.                                             

Un día, Nury me dijo que estaba embarazada, y yo no le creí, pensé que estaba bromeando. Pero ella me lo repitió, y me dijo que estaba embarazada  y que quería formar una familia conmigo, y me pidió que viajáramos a Lima para vivir en la capital.  

Yo le respondí: No quiero tener hijos, lo único que quiero es vivir en el extranjero, pienso viajar a Estados Unidos. Entonces, ella lloró y repitió que quería tener a su hijo, y que quería vivir en Lima. Y yo le dije, ese niño no debe nacer. 

Finalmente Nury abortó, yo le di el dinero para que lo haga, y después de eso nuestra relación terminó porque yo ya no quería estar con ella.  

El año 2005 viajé a Buenos Aires, y entregué mi vida a Cristo en Argentina. Yo era un asesino y tenía que arrepentirme, entonces me arrepentí y me convertí, y el Señor me perdonó.  

Yo quería viajar a Estados Unidos pero esa posibilidad no se me dio, entonces viajé a Buenos Aires, las argentinas son blancas y lindas, yo quería que mis hijos sean argentinos, quería casarme con una argentina, pero allá hay mucha violencia y corrupción, y la economía está mal.  

El 2006 regresé al Perú y continúe perseverando, y el año 2007 llegué a Santiago de Chile y observé que aquí hay menos delincuencia, entonces decidí radicarme en Chile. 

Hoy en día tengo trece años viviendo en la ciudad de Santiago y me han sucedido muchas cosas, buenas y malas. Y también me han sucedido cosas muy extrañas.  

Ahora he decidido no tener hijos, no quiero tener hijos, y no los voy a tener, me voy a casar pero no voy a tener hijos. La tierra ya está poblada, y hoy en día no es importante la cantidad de personas que viven en el mundo, lo único importante es la calidad de las personas. ¿Cuántos quieren servir a Cristo? 

Lo único que yo quiero es trabajar para el Señor, predicar y evangelizar a las naciones. Quiero tener hijos en la fe, Timoteo y Tito fueron los hijos de Pablo, el apóstol se dedicó a servir a Dios, y sólo tuvo hijos en la fe.  

Mis hijos en la fe serán como los descendientes de Abraham. Amén. 

Escrito está en el Antiguo Testamento: Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.  

Y le dijo: Yo soy Jehová, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredad esta tierra. 

Hermanos evangélicos: Jesucristo perdonó el aborto que hice, aborto es asesinato, y yo era un asesino.                                 

Actualmente yo estoy en contra del aborto pero el gobierno de Chile lo legalizó. El año 2016, la cámara de diputados aprobó el proyecto que despenaliza la interrupción del embarazo en tres causales específicas: Peligro de vida de la mujer, inviabilidad fetal y violación. 

1.-  La indicación busca permitir que la mujer tenga acceso a los tratamientos médicos necesarios para preservar su vida, aun cuando la realización de los mismos, implique la interrupción del embarazo.  

2.-  Plantea la posibilidad de que la mujer pueda decidir si continúa o no con su embarazo en caso que el embrión o el feto padezca una alteración estructural congénita o genética del carácter letal. El debate en torno a esta causal estuvo marcado por la falta de especialistas en el área, lo que a juicio de parlamentarios podría provocar diagnósticos errados.  

3.-  La tercera causal, y la más controversial del proyecto. Establece un plazo para la interrupción del embarazo de máximo de 12 semanas de gestación.                  

En caso de menores de 14 años, el plazo se extiende hasta las 14 semanas, bajo el argumento que los menores demoran más tiempo en detectar el embarazo. 

Estas tres causales son la agenda de la masonería. Que Jehová reprenda al diablo. 

El aborto es el asesinato de un ser humano, un feto es un ser viviente que merece vivir, los hijos son un regalo de Dios. El aborto es un pecado y la paga del pecado es la muerte, abortar es matar. 

Escrito está: No matarás. Si alguna mujer está pensando en abortar, yo le pido que no lo haga. Nury no quiso abortar, yo la incité y prácticamente la obligué. Yo la convertí en asesina.  

Fui un cobarde, y el diablo obró en mí porque en ese entonces yo era un pecador. 

Seis cosas aborrece Jehová, y aún siete abomina su alma: Los ojos altivos, la lengua mentirosa, las manos derramadoras de sangre inocente, el corazón que maquina pensamientos inicuos, los pies presurosos para correr al mal, el testigo falso que habla mentiras.  

Y el que siembra discordia entre hermanos (Proverbios 6:16 – 19). 

Te doy gracias Señor Jesucristo porque perdonaste mis pecados, ahora voy a vivir para servirte. Amén. 

Te digo así:  

Pecado es la transgresión a la palabra de Dios, es apartarse voluntariamente del bien, y es inclinarse hacia el mal para someterse a la voluntad del diablo. 

El pecado esclaviza al pecador, y oscurece la mente de aquel que lo practica. 

El pecado es una herencia maldita que los padres dejan a los hijos.  

Nosotros sabemos que un padre tiene que ser buen ejemplo, porque los hijos copian lo bueno y lo malo. Los hijos agradecen por todo lo bueno que reciben, y maldicen por todo lo malo que perciben. 

Actualmente las familias están destruidas, en Chile hay muchos divorcios y separaciones, y muchos hijos dejaron de ser conservadores para llevar una vida libertina.  

El alcohol, la droga y la promiscuidad son libertinaje que destruye y mata a las personas. 

La familia es la base de la sociedad, es el núcleo. Y los padres tienen el deber de formar y educar a sus hijos.  

La sociedad cambia cuando las personas cambian, algunas familias son dignas y otras son indignas, algunas familias son decentes y otras son delincuentes. 

Existen padres buenos y malos, y hay hijos buenos y malos. La biblia dice que los padres no pecarán por los hijos, y los hijos no pecarán por los padres. 

Todos tienen libre albedrio, pero el que toma una mala decisión se mete en un lío.  

Los hijos honrarán a su padre y a su madre, para que sus días se alarguen en la tierra que Jehová les da. Y los padres no provocarán la ira de sus hijos. Amén. 

Queda claro que, respeto guarda respeto. 

Atiende bien, pon atención. 

Hay muchos padres que decidieron servir a Satanás, y eso enseñan a sus hijos, y esa enseñanza sigue de generación en generación. Son herencias satánicas y legados malditos. 

Los masones y santeros reciben dinero, fama y poder de los demonios porque son hijos del diablo. Hacen pactos por interés, pero al final se van al infierno. 

Los cubanos son hijos de las siete potencias africanas, los santeros son siervos de Olodumare. Que Jehová los reprenda. 

Escrito está: El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 

Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar (1 Pedro 5:8). 

El diablo odia a sus hijos, los quema y los atormenta eternamente en el infierno. 

Alcohol, droga y promiscuidad para luego quemarse en el infierno. 

Dinero, fama y poder para luego ser atormentado en el infierno, sufrimiento eterno. Satanás es un padre malo, que Jehová lo reprenda. 

Escrito está: Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.  

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.    

¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto? Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste.  

Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio.  

Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.  

Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.  

Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio, para alcanzar la gloria de nuestro Señor Jesucristo.  

Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra.  

Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra. 

Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros, y para que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no es de todos la fe.  

Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal. Y tenemos confianza respecto a vosotros en el Señor, en que hacéis y haréis lo que os hemos mandado.  

Y el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo (2 Tesalonicenses 3:1-5). 

Hermanos evangélicos: Jehová es Padre, y los ángeles que están en el cielo, y los evangélicos que están en la tierra son sus hijos. Amén.  

Escrito está en el Nuevo Testamento: Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.  

Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.  

Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.  

Y cuando ores, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.  

Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público. Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.  

No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.  

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.  

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.  

Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.  

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.  

Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.  

Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro, para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público 

Atiende bien, pon atención. 

Dios es Padre, él forma, educa, y corrige a sus hijos con amor. El Señor enseña y disciplina, amén. 

Dios es omnipotente, omnisciente, omnipresente, eterno y perfecto. El Señor es Padre, Hijo, y Espíritu Santo. Amén. 

Escrito está en el Nuevo Testamento: Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.  

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero.  

En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual, aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien, creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.  

Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.  

A éstos se les reveló que no para sí mismos, sino para nosotros, administraban las cosas que ahora os son anunciadas por los que os han predicado el evangelio por el Espíritu Santo enviado del cielo; cosas en las cuales anhelan mirar los ángeles.  

Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.  

Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.  

Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.  

Porque: Toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae; más la palabra del Señor permanece para siempre. m Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada. 

Te digo así: 

Lorena ganó, ella demostró que es buena madre, y ahora tiene que demostrar que es hija de Dios.  

Claudio Pizarro puso el pecado, pero yo puse la palabra del Señor. Soy buena influencia para la sociedad, y todo el mundo lo sabe. 

Disciplina, ahora Lorenita para la iglesia camina. Amén. 

 

NO TE ALEJES. 

 

Lorena no te alejes, yo te pido perdón pero no te alejes. Soy huérfano de padre y madre, y por eso Jehová vino para adoptarme. 

Tarde muchos años en aprender, y llegar a ser un hombre excelente. 

No te alejes, yo te amo y contigo quiero casarme, ahora ya sabes que el chisme y la envidia arruinan a la gente, los calumniadores no pudieron destruirme porque soy demasiado inteligente.  

Lorena yo te quiero ver, ya tú sabes que Jesucristo muy pronto va a volver, yo no te merecía porque era pleitista. 

 Lorena perdóname, tú eres una mujer muy buena. Yo voy a predicar, y voy a demostrar que Jesucristo es el más grande. 

Te voy a buscar para volver a enamorarte. 

No te alejes, el templo de Dios es nuestra casa, no lo dejes. El Espíritu Santo te ayudó en las pruebas y tú lo sabes, Dios existe y de eso no cabe duda, de eso no cabe duda. 

Lorena no me dejes, Jesucristo y tú son todo lo que tengo, y con la gracia del Señor y tu belleza yo me mantengo.  

Tú y yo somos vencedores, pues luchando somos los mejores, por eso ahora nuestro amor es más fuerte. 

Lorena no te alejes, por favor te pido, no te alejes. 

Gloria a Dios. 

No te alejes, no te alejes. 

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 

Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación. 

Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.  

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él (2 Corintios 5:17-21). 

Lorena no te alejes, por favor te pido, no te alejes. 

Te amo, no me dejes, yo estoy orando para que regreses. 

Lorena no te alejes, por favor te pido, no te alejes. 

No te alejes, yo te amo y contigo quiero casarme, ahora ya sabes que el chisme y la envidia arruinan a la gente, los calumniadores no pudieron destruirme porque yo soy demasiado inteligente.  

Lorena yo te quiero ver, ya tú sabes que Jesucristo muy pronto va a volver, yo no te merecía porque era pleitista. 

 Lorena perdóname, tú eres una mujer muy buena. Yo voy a predicar, y voy a demostrar que Jesucristo es el más grande. 

Te voy a buscar para volver a enamorarte. 

Lorena no te alejes, por favor te pido, no te alejes. 

Te amo, no me dejes, yo estoy orando para que regreses. 

Lorena no te alejes, por favor te pido, no te alejes. 

Yo te pido perdón en el nombre del Señor. 

Lorena no te alejes, por favor te pido, no te alejes. 

Yo te digo así: 

No te alejes, no te alejes. 

El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos (Proverbios 17:9). 

No te alejes, no te alejes. 

Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo (Efesios 4:32). 

No te alejes, no te alejes. 

No me dejes. 

No te alejes, no te alejes. 

Repito. 

No te alejes, no te alejes. 

Y lo repito otra vez. 

No te alejes, no te alejes. 

Por eso: 

Lorena no te alejes, por favor te pido, no te alejes. 

Jesucristo es el Señor. 

 

Hermanos evangélicos: Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia. Amén. 

En teología cristiana se entiende por gracia divina un favor o don gratuito concedido por Dios para ayudar al hombre a cumplir los mandamientos, salvarse o ser santo, como también se entiende el acto de amor unilateral e inmerecido por el que el Señor Jesucristo llama continuamente a las personas para arrepentimiento y conversión. 

Escrito está en el Nuevo Testamento: Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. 

Entonces yo fui un pecador, pero el Señor me perdonó y me ayudó con su gracia bendita, no lo merecía pero el Señor me salvó.  

Escrito está: Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes. 

Te digo así: 

Ahora acerquémonos pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. 

Escrito está: Y después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables. 

En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su gracia, la cual trae salvación y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas.  

Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio (Tito 2:11-12). 

Que la gracia del Señor Jesucristo sea con todos nosotros. Amén.  

Ahora Lorenita para la iglesia camina, y mi página web es su vitamina. Disciplina. 

 

YO TE AMO.                                                                                                                       

 

Nuestra convivencia fue algo especial e intenso, en el departamento yo te amé y te hice feliz. Luego nos mudamos a otro barrio, y allá discutimos y a Lima yo me fui.  

Oye Lorena, dejarte sola fue un grave error, pues yo sufrí mucho sin ti. Pero a Santiago de Chile volví, y no puedo estar lejos de ti, y ahora estoy orando para que vuelvas a mí. 

Perdóname y dame la oportunidad de volver para estar juntos otra vez, estoy arrepentido y ya tú lo ves. Tengo fe y te amo.  

A Santiago de Chile volví, y no puedo estar lejos de ti, soy cristiano y voy a predicar, y por todo el mundo voy a gritar, Cristo viene.  

Perdóname y dame la oportunidad de volver para estar juntos otra vez, estoy arrepentido y ya tú lo ves. Tengo fe y te amo, yo te amo. 

Perdóname te lo pido por favor, dejarte sola causó un problema, y eso fue mi culpa. Ahora yo te pido perdón y disculpas porque el amor es el tema.  

Perdóname te lo pido por favor, yo te amo y soy evangelista del Señor. Lorena perdóname y ora. 

Nuestra relación tiene diez años de lealtad y fidelidad, tiene diez años de bautismo en las aguas. 

Perdóname te lo pido por favor, yo te amo y soy evangelista del Señor. Lorena perdóname y ora. 

En Lima con ninguna mujer te engañé, pues yo oré y lloré, porque alejado de ti, mi corazón dañé. 

Perdóname te lo pido por favor, yo te amo y soy evangelista del Señor. Lorena perdóname y ora.  

Lorenita yo quiero estar contigo otra vez, te lo suplico dame tu perdón, porque estoy enamorado y ya tú lo ves. 

Perdóname te lo pido por favor, yo te amo y soy evangelista del Señor. Lorena perdóname y ora.  

La puerta de tu corazón estoy tocando, ya tú sabes que yo vengo conquistando, y de nuevo te estoy enamorando. 

Lorena perdóname y ora. 

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.  

Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.  

Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándonos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo (Efesios 4:29-32). 

Lorena perdóname y ora. 

Atiende bien, pon atención. 

Te amo, te amo, y quiero vivir contigo, yo quiero que te cases conmigo. 

Nuestra relación fue muy bonita e intensa, el amor del Señor es grande y su misericordia es inmensa. 

Te amo, te amo, y quiero vivir contigo, yo quiero que te cases conmigo. 

En el departamento vivimos muy bonito, porque el Espíritu Santo es bendito.  

Te amo, te amo, y quiero vivir contigo, yo quiero que te cases conmigo.  

Ahora soy evangelista, y el Señor Jesucristo nos dará la paz que nos robó ese futbolista. Que Jehová lo reprenda. 

Y quiero vivir contigo, yo quiero que te cases conmigo. 

Seguro, porque de mi amor estoy seguro.  

Y quiero vivir contigo, yo quiero que te cases conmigo. 

 Te digo así: 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Lorena ora, y ahora llora. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Si tú me amas ven aquí, porque ya llegó la hora. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Dedícate a la oración por favor yo te lo estoy pidiendo, porque estoy sufriendo. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá (Marcos 11:24). 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Por eso pues, ahora, dice Jehová, convertíos a mí con todo vuestro corazón, con ayuno y lloro y lamento (Joel 2:12). 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Jesucristo es el Señor, ora. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Llora, llora. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Llora ahora porque yo lloré. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Repito. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Y lo repito otra vez. 

Lorenita vuelve a mí, ora. 

Toda la Honra, la Gloria y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

Lorenita vuelve a mí, llora. 

Por eso: 

Te amo, te amo, y quiero vivir contigo, yo quiero que te cases conmigo. 

Amén. 

 

Hermanos evangélicos: La misericordia es la disposición a compadecerse de los sufrimientos y miserias ajenas. Se manifiesta en amabilidad, asistencia al necesitado, especialmente en el perdón y la reconciliación.  

Es más que un sentimiento de simpatía, es una práctica, en el cristianismo es uno de los principales atributos divinos. 

La misericordia es también un sentimiento de pena o compasión por los que sufren, que impulsa a ayudarles o aliviarles; en determinadas ocasiones, es la virtud que impulsa a ser benévolo en el juicio o castigo.  

Su etimología, del latín misere (miseria, necesidad), cor, cordis (corazón) e ia (hacia los demás); significa tener un corazón solidario con aquellos que tienen necesidad. 

Escrito está en el Antiguo Testamento: Por tanto, Jehová esperará para tener piedad de vosotros, y por tanto, será exaltado teniendo de vosotros misericordia; porque Jehová es Dios justo; bienaventurados todos los que confían en él. 

Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo (Tito 3:4-5). 

Escrito está: Id pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento. 

Atiende bien, pon atención.  

Lorena y yo tuvimos una buena relación al principio, cuando éramos pololos ella me respetaba y me creía, y yo me sentía orgulloso porque veía en Lorena mucha belleza y bondad.  

Bondad es una cualidad de la gente buena, es la inclinación a hacer el bien, es un comportamiento virtuoso.  

Entonces Lorena era bonita y bondadosa, pero luego aparecieron nuestros familiares y todo se arruinó. Pero el escándalo de las redes sociales ha servido para que nosotros nos conozcamos más.   

Actualmente yo sigo pensando que ella es bonita y bondadosa, por eso he decidido amarla y estoy orando para que Lorenita tome la misma decisión. Amén.   

El amor Agápē (en griego: ἀγάπη), es el término griego para describir un tipo de amor incondicional y reflexivo, en el que una persona tiene en cuenta sólo el bien del ser amado.   

El amor ágape es el amor desinteresado, sacrificial e incondicional. Ágape es un sentimiento, una decisión y un compromiso. Amén.  

Ágape es el amor de Dios, del Señor Jesucristo, y del Espíritu Santo. Jesús es el amor, amén. 

 

GANAMOS.                                                                                                                 

 

Hoy me puse a orar, porque siento que ha llegado la hora, y mi promesa la tengo que cumplir.  

Lejos de ti yo he vivido preocupado muchos años, no duermo y de cualquier cosa me enfermo, pero Dios me ayuda porque su misericordia es eterna. 

Lorena yo he predicado para la gloria de Dios, y casarme contigo prometí, ya tú sabes que lo prometido es deuda, y ahora voy a cumplir. 

Mi Señor no le debe nada a nadie, y este siervo paga todas sus deudas. 

Antes no te lo había confesado, pero de ti yo estoy enamorado. 

Ganamos. 

Lorena yo quiero casarme contigo. 

Dame una respuesta por favor. 

Pero recuerda que ágape es mi amor. 

Somos más que vencedores. 

Gracias a Jesucristo, tú y yo somos los mejores. 

Luchamos, oramos, y testificamos. 

Yo soy evangelista del Señor, el que entrega la palabra verdadera, y por la fe derroté a la Nueva Era. 

Ganamos. 

Lorena yo quiero casarme contigo. 

Dame una respuesta por favor. 

Pero recuerda que ágape es mi amor. 

Somos más que vencedores. 

Gracias a Jesucristo, tú y yo somos los mejores. 

Luchamos, oramos, y testificamos. 

De las pruebas salimos aprobados, Dios ha ganado, y tú y yo estamos enamorados. 

Ganamos. 

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 

Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó;  y a los que justificó, a éstos también glorificó. ¿Qué, pues, diremos  a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 

¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 

Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como ovejas de matadero. 

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro (Romanos 8:28-39). 

Dame una respuesta por favor. 

Yo te amo. 

Somos más que vencedores. 

Atiende bien, pon atención. 

Yo te perdoné y tú me perdonaste, y el Señor nos perdonó a los dos. Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Yo he predicado el amor, la fe y la esperanza, y ahora estoy lleno de confianza porque con Jesucristo tengo una alianza. 

Yo te perdoné y tú me perdonaste, y el Señor nos perdonó a los dos. Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Lorena yo quiero casarme contigo, y estoy orando para eso, yo quiero que vivas conmigo. 

Yo te perdoné y tú me perdonaste, y el Señor nos perdonó a los dos. Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Jesucristo es bendito, que bonito. 

Yo te perdoné y tú me perdonaste, y el Señor nos perdonó a los dos. Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Te digo así: 

Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Pues Dios, que dijo que de las tinieblas resplandeciera la luz, es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Cristo (2 Corintios 4:6). 

Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad (Juan 1:14). 

Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Agua, ya tú sabes. 

Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Repito. 

Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Y lo repito otra vez. 

Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Toda la Honra, la Gloria y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

Ahora juntémonos tú y yo, y digamos gloria a Dios. 

Por eso: 

Ganamos. 

Amén. 

 

Hermanos evangélicos: Jesús es la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, amén. 

Escrito está: En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios.  

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.  

La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella. Hubo un hombre enviado de Dios, el cual se llamaba Juan.  

Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él. No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz.  

Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.  

En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron.  

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.  

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo.  

Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia. Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo.  

A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer. 

Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios (Lucas 1:34-35). 

Escrito está en el Nuevo Testamento: Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz.  

Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.  

Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd.  

Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor. Entonces Jesús se acercó y los tocó, y dijo: Levantaos, y no temáis.  

Y alzando ellos los ojos, a nadie vieron sino a Jesús solo.  

Cuando descendieron del monte, Jesús les mandó, diciendo: No digáis a nadie la visión, hasta que el Hijo del Hombre resucite de los muertos.  

Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué, pues, dicen los escribas que es necesario que Elías venga primero?  

Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos.  

Entonces los discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista. 

Atiende bien, pon atención. 

El evangelio es la palabra de Dios y también es mi testimonio, los creyentes testificamos que hemos visto la gloria de Dios, y lo más importante, testificamos que hemos sentido la presencia del Señor en nuestras vidas. El poder de Dios se manifiesta en nosotros para darnos una vida nueva en Cristo Jesús. 

Arriba de Jehová no vive nadie, el Señorío de Cristo es la vida. Amén. 

Te digo así:  

Lorena Soto Espinoza ganó, ella demostró que es buena madre, y ahora va a demostrar que es hija de Dios. Amén. 

Dios muestra lo que nosotros demostramos, de la prueba, Lorena salió aprobada. Gloria a Dios. 

Entonces llegó la hora, Lorenita ganó, y se va a dedicar a congregar ahora. 

Matriarcado no, y feminismo tampoco. Sólo las cristianas santas suben al cielo poco a poco. Yo soy un maestro loco, por eso nunca me equivoco. 

Loco para Dios, y cuerdo para los hombres. Amén. 

Que Jehová bendiga a Lorena Soto Espinoza. Amén. 

Atiende bien, pon atención. 

Escrito está en el Antiguo Testamento: Hijo mío, no te olvides de mi ley, y tu corazón guarde mis mandamientos; porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán. 

Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres. 

Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. 

No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal; porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos. 

Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto. 

No menosprecies, hijo mío, el castigo de Jehová, ni te fatigues de su corrección; porque Jehová al que ama castiga, como el padre al hijo a quien quiere. 

Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, y que obtiene la inteligencia; porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus frutos más que el oro fino. 

Más preciosa es que las piedras preciosas; y todo lo que puedes desear, no se puede comparar a ella. Largura de días está en su mano derecha; en su izquierda, riquezas y honra. 

Sus caminos son caminos deleitosos, y todas sus veredas paz. Ella es árbol de vida a los que de ella echan mano, y bienaventurados son los que la retienen. 

Jehová con sabiduría fundó la tierra; afirmó los cielos con inteligencia. Con su ciencia los abismos fueron divididos, y destilan rocío los cielos. 

Hijo mío, no se aparten estas cosas de tus ojos; guarda la ley y el consejo, y serán vida a tu alma, y gracia a tu cuello. Entonces andarás por tu camino confiadamente, y tu pie no tropezará. 

Cuando te acuestes, no tendrás temor, sino que te acostarás, y tu sueño será grato. No tendrás temor de pavor repentino, ni de la ruina de los impíos cuando viniere, porque Jehová será tu confianza, y él preservará tu pie de quedar preso. 

No te niegues a hacer el bien a quien es debido, cuando tuvieres poder para hacerlo. 

No digas a tu prójimo: Anda, y vuelve, y mañana te daré, cuando tienes contigo qué darle. No intentes mal contra tu prójimo que habita confiado junto a ti. 

No tengas pleito con nadie sin razón, si no te han hecho agravio. No envidies al hombre injusto, ni escojas ninguno de sus caminos. 

Porque Jehová abomina al perverso; más su comunión íntima es con los justos. La maldición de Jehová está en la casa del impío, pero bendecirá la morada de los justos. 

Ciertamente él escarnecerá a los escarnecedores, y a los humildes dará gracia. Los sabios heredarán honra, más los necios llevarán ignominia. 

Arriba de Jehová no vive nadie, gloria a Dios. 

Escrito está: Oíd, hijos, la enseñanza de un padre, y estad atentos, para que conozcáis cordura. Porque os doy buena enseñanza; no desamparéis mi ley. 

Porque yo también fui hijo de mi padre, delicado y único delante de mi madre. Y él me enseñaba, y me decía: Retenga tu corazón mis razones, guarda mis mandamientos, y vivirás. 

Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no te olvides ni te apartes de las razones de mi boca; no la dejes, y ella te guardará; amala, y te conservará. 

Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia. Engrandécela, y ella te engrandecerá; ella te honrará, cuando tú la hayas abrazado. 

Adorno de gracia dará a tu cabeza; corona de hermosura te entregará. 

Oye, hijo mío, y recibe mis razones, y se te multiplicarán años de vida. Por el camino de la sabiduría te he encaminado, y por veredas derechas te he hecho andar. 

Cuando anduvieres, no se estrecharán tus pasos, y si corrieres, no tropezarás. Retén el consejo, no lo dejes; guárdalo, porque eso es tu vida. 

No entres por la vereda de los impíos, ni vayas por el camino de los malos. Déjala, no pases por ella; apártate de ella, pasa. 

Porque no duermen ellos si no han hecho mal, y pierden el sueño si no han hecho caer a alguno. Porque comen pan de maldad, y beben vino de robos; más la senda de los justos es como la luz de la aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto. 

El camino de los impíos es como la oscuridad; no saben en qué tropiezan. 

Hijo mío, está atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón; porque son vida a los que las hallan, y medicina a todo su cuerpo. 

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. 

Aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de ti la iniquidad de los labios. Tus ojos miren lo recto, y diríjanse tus párpados hacia lo que tienes delante. 

Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean rectos. No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal. 

Te digo así: 

Yo camino derecho porque leo el libro de hechos, ahora yo sigo a mi Señor. Amén. 

Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo. 

Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? 

Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo (Hechos 2:36-38). 

El Señorío de Cristo es la vida, yo tengo formación, educación, y valores morales gracias a Dios. Amén. 

Hermanos evangélicos: Yo quiero crecer, y quiero que ustedes crezcan, yo quiero ir al cielo para vivir con mi Señor, y también quiero que ustedes vayan conmigo. Nosotros somos la iglesia de Jesucristo. Vivamos en santidad, perseverando con fe, esperanza, y amor.  

Yo amo a Dios, y amo a la iglesia, predico para que ustedes alcancen el conocimiento que agrada al Señor. En mis pruebas y aflicciones tengo paz, estoy orando por la iglesia, y pido a la iglesia que también ore por mí.  

La gracia y la misericordia del Señor Jesucristo sean con todas las congregaciones de Santiago de Chile. Amén.  

Por eso: 

Toda la Honra, la Gloria y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

Gracias Padre por esta palabra, te doy las gracias en el poderoso Nombre de Cristo Jesús. 

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. 

Amén. 

LEGIÓN 

Entrego la palabra en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén. 

 

Marcos 5:9 

Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos. 

Que el Señor Jesucristo añada bendición a esta palabra. Amén. 

 

¿Qué es una legión? 

Legión es el nombre con el que se identificó a sí mismo un endemoniado que vivía al otro lado del mar de Galilea, en la región de los gadarenos 

Sin embargo, su verdadero nombre obviamente no era Legión, sino que se refería a que estaba poseído por muchos demonios. Posiblemente el principal de estos demonios hizo que el hombre dijese que su nombre era Legión.  

Legión es un término militar de origen romano. La unidad básica más grande en el ejército romano que incluía la infantería y la caballería. Una división de infantería completa consistía en cerca de 6.000 soldados romanos.  

Cada división estaba dividida a su vez en diez compañías, y cada compañía estaba subdividida en seis centurias. El término legión en el Nuevo Testamento representa un número muy alto. 

Presentación:   

Soy Ricardo Fuentes Guinges, siervo del Señor Jesucristo, y estoy apartado para cumplir el propósito de Dios. El Espíritu Santo está en la tierra y me ayuda a evangelizar a las iglesias de Santiago de Chile, yo les pido a todos los cristianos que sigan luchando y perseverando con fe y obediencia por amor a Jesús.   

Doy gracias a Dios por los dones espirituales y talentos que he recibido. Son tiempos difíciles, por eso estoy orando para que la iglesia tenga avivamiento, de tal manera que nada nos falte para esperar la manifestación del Señor Jesucristo, y seamos aptos e irreprensibles ante la venida del Señor.   

Bendigo al Dios Padre, al Dios Hijo, y al Dios Espíritu Santo. Amén.   

Explicación: 

Hermanos evangélicos: Al principio, la legión estaba compuesta por 3.000 infantes y por jinetes. Desde el año 100 a.C. hasta la caída del imperio, contaba entre 5.000 y 6.200 soldados.  

En esa época la legión estaba compuesta de 10 cohortes, y cada una de ellas estaba formada por tres manípulos; cada manípulo estaba formado por dos centurias que eran lideradas por tribunos y centuriones. Bajo el imperio había seis tribunos y sesenta centuriones por legión. 

El término legión es, en ocasiones, un término que designa un elevado número. Las enseñas de la legión representaban primitivamente al águila y otros cuatro animales. 

A partir del año 104 a.C. quedó solamente el águila, y el primer centurión era su portador. El emblema, por lo general, llevaba además una pequeña imagen del emperador. Poncio Pilato introdujo estas imágenes en Jerusalén, provocando con ello una sublevación de los judíos. 

El águila era la enseña de la legión como un todo, pero las cohortes y las centurias tenían cada una su propia enseña, más pequeña y de forma variada. 

Legión del Lat. Legio-onis. Significa Cierto cuerpo de tropas, también es un cuerpo de tropa romana compuesto de infantería y caballería, que varió mucho según los tiempos. 

Y es un número indeterminado y copioso de personas, de espíritus, o de animales. 

Escrito está: Mientras todavía hablaba, vino Judas, uno de los doce, y con él mucha gente con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes y de los ancianos del pueblo. 

Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle. Y en seguida se acercó a Jesús y dijo: ¡Salve, Maestro! Y le besó. 

Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes? Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y le prendieron. Pero uno de los que estaban con Jesús, extendiendo la mano, sacó su espada, e hiriendo a un siervo del sumo sacerdote, le quitó la oreja. 

Entonces Jesús le dijo: Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán. ¿Acaso piensas que no puedo ahora orar a mi Padre, y que él no me daría más de doce legiones de ángeles? ¿Pero cómo entonces se cumplirían las Escrituras, de que es necesario que así se haga? 

En aquella hora dijo Jesús a la gente: ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y con palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el templo, y no me prendisteis. 

Más todo esto sucede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas. Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron. 

Atiende bien, pon atención. 

Entonces legión no es un nombre, es una palabra que significa Cuerpo de soldados. Pueden ser soldados buenos o malos, ángeles o demonios. 

Escrito está en el Nuevo Testamento: Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. 

Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. 

Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, en sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra.  

Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. 

Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. 

Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 

El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían. 

Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos (2 Timoteo 1:8-9) 

Nosotros sabemos que el propósito de Dios es que el hombre le sirva para salvación del hombre. Repito, para salvación del hombre.  

A Dios le sirven ángeles en el cielo y en la tierra, y al diablo le sirven demonios en la tierra y en el infierno. Existen dos ejércitos, el de Jehová, y el de Satanás.  

Luzbel usó el libre albedrío en el cielo y se reveló contra Dios, él peleó y perdió, entonces se convirtió en enemigo del Señor. Luzbel es el diablo, es Satanás.  

Diablo significa acusador y calumniador, y Satanás significa adversario.  

Luzbel es Satanás, y los ángeles que lo siguieron en su rebelión son los demonios, esos espíritus perdieron pero ahora buscan venganza, son enemigos de las almas. Que Jehová los reprenda.  

Te digo así: 

Humillaos pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. 

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 

Más el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén. 

Atiende bien, pon atención. 

Mi página web tiene tres años en internet, y mi canal de youtube tiene seis meses en internet. Yo soy evangelista de la sana doctrina por la gracia de Dios, y la misericordia del Señor Jesucristo, pero mi familia no se quiere arrepentir y convertir. 

Algunos integrantes de mi familia son agnósticos, y otros son satanistas. Algunos integrantes de mi familia me ignoran, y otros me hacen brujería. 

Para algunos no existo, y para otros soy un enemigo. 

Hoy en día la práctica de la hechicería se considera jurídicamente bajo el amparo de la libertad de creencias protegida como derecho fundamental por la mayor parte de legislaciones democráticas, si bien ello no impide que se persigan las estafas de importancia cometidas por supuestos brujos o brujas basándose en la credulidad o deseo de creer de muchas personas. 

Básicamente el hechizo consiste en una representación simbólica del efecto que se pretende conseguir bajo la invocación de una deidad. En las creencias paganas desarrolladas adquirió y mantiene una estructura general que consta de seis partes: La preparación, la apertura, la invocación, la ejecución, el sacrificio y el cierre. Los objetivos que se pretenden alcanzar son salud, dinero, fama, poder y amor, existen amarres de amor, y también venganzas. 

Los hechiceros y los brujos son espiritistas, ellos pactan con los demonios y se convierten en sacerdotes de Satanás. 

Brujería es el grupo de creencias, conocimientos, prácticas, y actividades atribuidos a ciertas personas llamados brujos que están supuestamente dotados de ciertas habilidades mágicas que emplean con diversas finalidades para hacer daño a una persona.  

Que Jehová reprenda al diablo. 

Te digo así: 

Escrito está en el Nuevo Testamento: El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 

Y el hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos (Levítico 20:27). 

Escrito está en el Antiguo Testamento: Y mandó Moisés al pueblo en aquel día, diciendo: Cuando hayas pasado el Jordán, éstos estarán sobre el monte Gerizim para bendecir al pueblo: Simeón, Leví, Judá, Isacar, José y Benjamín. 

Y éstos estarán sobre el monte Ebal para pronunciar la maldición: Rubén, Gad, Aser, Zabulón, Dan y Neftalí. 

Y hablarán los levitas, y dirán a todo varón de Israel en alta voz: Maldito el hombre que hiciere escultura o imagen de fundición, abominación a Jehová, obra de mano de artífice, y la pusiere en oculto. Y todo el pueblo responderá y dirá: Amén. 

Maldito el que deshonrare a su padre o a su madre. Y dirá todo el pueblo: Amén. Maldito el que redujere el límite de su prójimo. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Maldito el que hiciere errar al ciego en el camino. Y dirá todo el pueblo: Amén. Maldito el que pervirtiere el derecho del extranjero, del huérfano y de la viuda. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Maldito el que se acostare con la mujer de su padre, por cuanto descubrió el regazo de su padre. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Maldito el que se ayuntare con cualquier bestia. Y dirá todo el pueblo: Amén. Maldito el que se acostare con su hermana, hija de su padre, o hija de su madre. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Maldito el que se acostare con su suegra. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Maldito el que hiriere a su prójimo ocultamente. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Maldito el que recibiere soborno para quitar la vida al inocente. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Maldito el que no confirmare las palabras de esta ley para hacerlas. Y dirá todo el pueblo: Amén. 

Atiende bien, pon atención. 

El año 2017, mi hermano Víctor Marcelo Fuentes Guinges contrató a un brujo para que me haga brujería, él le paga dinero todos los meses. 

Ese brujo vive en la comuna de La Florida, y ha hecho un altar satánico con mis fotografías, en ese lugar hace sus encantamientos. El altar es una fuente de portal y poder, los demonios trabajan desde ese lugar.  

Ese brujo sabe mi nombre, y declara y decreta maldiciones contra mí todos los días. Lleva tres años haciéndome brujería por orden de mi hermano. 

Tommy Oliva es el sacerdote ordinario que dirige la brujería de Claudio Pizarro, y la hechicería de Carlos Muñoz contra el Siervo de Dios. 

Tommy Oliva es santero y se dedica a recomendar encantamientos, hechizos y brujerías, él es un maestro satánico.  

De esa manera el masón Pizarro sube más grados en la Logia de Alemania, y el Oriaté Karimbo Muñoz se convierte en Babalawo. Esos espiritistas hicieron pactos satánicos, y me están haciendo brujería. 

Claudio Pizarro Bosio me debe más de cien millones de dólares por el delito de injuria, eso es mucho dinero, y no me quiere pagar, por eso hace brujería para terminar con mi vida. 

Atiende bien, pon atención. 

Claudio Pizarro le paga 400 dólares mensuales a Tommy Oliva por whatsappear, y en noviembre del 2019, Tommy Oliva me dijo que la brujería que me hicieron está en un vaso con agua. 

Entonces el agua que está en el vaso es embrujada a causa de los ingredientes, y le ponen gotitas a mi fotografía, eso se llama dosis. Cuando el brujo pone pocas gotas en mi foto, yo siento pocos dolores en mi cuerpo, y cuando pone muchas gotas, yo siento muchos dolores en mi cuerpo. 

El brujo llamó a un demonio e hizo un pacto satánico contra mí, y ese espíritu y una legión ingresaron a mi cuerpo. 

El año 2017, Changó y una legión de 25 demonios ingresaron a mi cuerpo. Esos espíritus antes fueron ángeles de Dios y vivieron en el cielo, pero ahora son demonios de Satanás y viven en mi cuerpo. 

Tommy Oliva es santero y me está informando todo acerca de la brujería que me están haciendo. Me dijo que Claudio Pizarro contrató a un brujo chileno de la comuna de La Florida el año 2017. 

Ese brujo hizo un altar con mis fotos y le da órdenes a Changó, y ese principado dirige la brujería, Víctor Fuentes Guinges le dijo al brujo que me tiene que matar. 

Nolberto Solano, José Guillermo del Solar, Luis Padrón, Mario Rivera, Gianella Neyra, Carlos Cacho, Carlos Karimbo Muñoz, Tommy Oliva, Claudio Pizarro, Diego Pizarro, Cristian Meier, y Pedro Rodríguez le dan consejos al brujo y le recomiendan encantamientos, hechizos, y brujerías para que las practique contra mí. 

Solano le dijo que me ungiera el corazón para que me un paro cardiaco; y en el mes de octubre del 2019, yo vi que un perro de color negro salió de una pared de mi cuarto cuando yo estaba acostado en mi cama, y saltó hacia mí e ingresó en mi corazón. Yo estaba despierto y sentí dos puntazos muy fuertes, pensé que me iba a morir de infarto, pero no sucedió nada gracias a Dios. 

Oliva me dijo que tengo que buscar un brujo para que me saque a Changó, y el pastor Pedro Rodríguez me dijo que buscara un brujo y me olvidara del evangelio. 

Te digo así: 

La iglesia de Chile está muerta, la mayoría de los pastores son satanistas, y están sincretizados. Yo no congrego hace mucho tiempo, no oro, no ayuno, no ofrendo, y no diezmo, sólo me dedico a predicar en mi página web, y en mi canal de youtube, soy un evangelista importante en internet gracias a Dios. 

La iglesia de Chile está muerta, pero yo estoy vivo, porque vivo por la fe, amén. 

No voy a buscar ningún brujo, yo voy a seguir predicando en mi página web, y en mi canal de youtube, y si muero me iré al cielo. A pesar de estar whatsappeado y embrujado, yo sigo sirviendo al Señor Jesucristo, amén. 

Y si resisto al whatsapp, voy a subir al púlpito, y voy a predicar para la gloria del Señor. 

Changó es un sinvergüenza, antes vivió en el cielo, pero ahora vive en mi cuerpo, y me quiere matar. Que Jehová lo reprenda. 

Un demonio puede medir cuatro metros o un centímetro, puede medir tres metros o un milímetro. Esos espíritus cambian de forma y tamaño, tienen poder y hacen magia. 

Esa legión se mueve dentro de mí como si fueran insectos, esos demonios parecen hormigas, y me quieren matar. 

Los brujos envían a sus enemigos serpientes, culebras, víboras, sapos, ranas, perros, gatos, dragones y otros animales. Son pactos de brujería, hechicería, vudú, santería y masonería.  

Carlos Muñoz es oriaté, y ahora quiere ser babalawo, y Claudio Pizarro subió más de cinco grados en su logia utilizando el whatsapp desde el año 2015 a la fecha.  

La brujería es todos los días, las 24 horas del día, a mí me duele todo, de la cabeza a los pies; en septiembre del 2019 me dio migraña y tuve que ir al oculista. Y estoy tomando pastillas para el corazón desde el año 2017, antes tomé Enalapril y Digoxina, y ahora estoy tomando Cardioaspirina todos los días, Changó me quiere matar de infarto. 

Tommy Oliva me whatsappea y me explica toda la brujería que me está haciendo mi familia, dice que Víctor Fuentes Lobatón dio la orden, y el brujo me tiene que matar. Changó es un sicario espiritual, ese perro negro es Changó. Que Jehová lo reprenda. 

Changó, Shangó (en yoruba, Ṣàngó), es el orishá de la justicia, de los rayos, del trueno y del fuego. Fue rey en la ciudad de Oyo, identificado en el juego del merindilogun por los odus obará y ejilaxebora y representado material e inmaterialmente en el candomblé a través del asentamiento sagrado denominado igba xango 

En la santería sincretiza con San Marcos y Santa Bárbara. Pertenece al Panteón Yoruba. 

Esa brujería es la venganza de Víctor Félix Fuentes Lobatón contra mí, yo soy evangelista. 

Atiende bien, pon atención. 

Ahora te voy a explicar que significa brujería, es encantamiento que se le hace a una persona para causarle enfermedades y la muerte. Brujería significa robar, matar y destruir. 

A la hechicera no dejarás que viva. Cualquiera que cohabitare con bestia, morirá.  El que ofreciere sacrificio a dioses excepto solamente a Jehová, será muerto (Éxodo 22:18-20). 

Escrito está en el Antiguo Testamento: Habló Jehová a Moisés, diciendo: Dirás asimismo a los hijos de Israel: Cualquier varón de los hijos de Israel, o de los extranjeros que moran en Israel, que ofreciere alguno de sus hijos a Moloc, de seguro morirá; el pueblo de la tierra lo apedreará. 

Y yo pondré mi rostro contra el tal varón, y lo cortaré de entre su pueblo, por cuanto dio de sus hijos a Moloc, contaminando mi santuario y profanando mi santo nombre. Si el pueblo de la tierra cerrare sus ojos respecto de aquel varón que hubiere dado de sus hijos a Moloc, para no matarle, entonces yo pondré mi rostro contra aquel varón y contra su familia, y le cortaré de entre su pueblo, con todos los que fornicaron en pos de él prostituyéndose con Moloc. 

Y la persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras de ellos, yo pondré mi rostro contra la tal persona, y la cortaré de entre su pueblo. 

Escrito está: Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 

Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti. 

Perfecto serás delante de Jehová tu Dios. Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios. 

Asimismo destruiré de tu mano las hechicerías, y no se hallarán en ti agoreros (Miqueas 5:12). 

Escrito está en el Antiguo Testamento: De doce años era Manasés cuando comenzó a reinar, y cincuenta y cinco años reinó en Jerusalén. Pero hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a las abominaciones de las naciones que Jehová había echado de delante de los hijos de Israel. 

Porque él reedificó los lugares altos que Ezequías su padre había derribado, y levantó altares a los baales, e hizo imágenes de Asera, y adoró a todo el ejército de los cielos, y les rindió culto. Edificó también altares en la casa de Jehová, de la cual había dicho Jehová: En Jerusalén estará mi nombre perpetuamente. 

Edificó asimismo altares a todo el ejército de los cielos en los dos atrios de la casa de Jehová.   

Y pasó sus hijos por fuego en el valle del hijo de Hinom; y observaba los tiempos, miraba en agüeros, era dado a adivinaciones, y consultaba a adivinos y encantadores; se excedió en hacer lo malo ante los ojos de Jehová, hasta encender su ira. 

Escrito está: Acuérdate de estas cosas, oh Jacob, e Israel, porque mi siervo eres. Yo te formé, siervo mío eres tú; Israel, no me olvides. Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimí. 

Cantad loores, oh cielos, porque Jehová lo hizo; gritad con júbilo, profundidades de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está; porque Jehová redimió a Jacob, y en Israel será glorificado. 

Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo; que deshago las señales de los adivinos, y enloquezco a los agoreros; que hago volver atrás a los sabios, y desvanezco su sabiduría. 

Yo, el que despierta la palabra de su siervo, y cumple el consejo de sus mensajeros; que dice a Jerusalén: Serás habitada; y a las ciudades de Judá: Reconstruidas serán, y sus ruinas reedificaré; que dice a las profundidades: Secaos, y tus ríos haré secar; que dice de Ciro: Es mi pastor, y cumplirá todo lo que yo quiero, al decir a Jerusalén: Serás edificada; y al templo: Serás fundado. 

Gloria a Dios, Jehová es mi Dios, y Jesucristo es mi Señor. Amén. 

Y digo así: 

Maldigo a Víctor Fuentes Lobatón, a Víctor Fuentes Guinges, a Patricia Paucar, a Claudio Pizarro, a Carlos Muñoz, y a Tommy Oliva. Que la ira de Jehová descienda sobre ellos. 

Anulo toda obra de maldad en mi contra, anulo toda trampa mortal que exista contra mí, anulo toda sentencia de muerte contra mi persona, anulo toda obra de las tinieblas. Anulo principados, potestades, y huestes espirituales de maldad. Anulo a todos los espíritus inmundos. 

Anulo todo espíritu de santería, de masonería, de brujería, y de hechicería. Anulo encantamientos, los anulo y los arrojo al abismo, en el Poderoso Nombre de Cristo Jesús. Y pido a Dios que derrame bendición sobre mi vida, mi salud, y mi ministerio.  

Doy gracias al Dios Padre, al Dios Hijo, y al Dios Espíritu Santo. Amén. 

Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.  

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. 

Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos (Lucas 10: 17 – 20). 

Escrito está: Entonces llamó también Faraón sabios y hechiceros, e hicieron también lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos; pues echó cada uno su vara, las cuales se volvieron culebras; más la vara de Aarón devoró las varas de ellos. 

Atiende bien, pon atención. 

El dragón fue arrojado a la tierra. Entonces el dragón persiguió a la mujer que había dado a la luz al hijo varón. La mujer tenía dos alas y voló hasta el desierto, en ese lugar fue sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo.  

La serpiente arrojó a la mujer agua como de un río que salió de su boca para que fuese arrastrada por el río. Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca.   

Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.  

Hermanos evangélicos: Ese dragón es el diablo, y la mujer es la iglesia. Satanás quiere matar a todos los cristianos, pero Dios guarda a sus hijos, nosotros tenemos que seguir luchando porque sólo los valientes entrarán al reino de los cielos.  

Les digo así: 

Ahora voy a buscar una iglesia chica y pobre, en mi humildad está mi grandeza, predicar en la comuna de Providencia no me interesa, el Señor Jesucristo pronto regresa.   

Pobreza y humildad son dos cosas totalmente distintas, diferentes, pero en mi caso van juntas.   

Diga el pobre, rico soy. Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y lo demás vendrá por añadidura. Amén. 

  

Anda y dile a ese diablito, que yo amo a Jesucristo, y aquí en la tierra cada cristiano tiene su angelito. 

El arcángel Miguel es bonito y bendito. 

Anda y dile a ese diablito, que yo amo a Jesucristo, y aquí en la tierra cada cristiano tiene su angelito. 

Y yo predico bonito porque soy bendito. 

Anda y dile a ese diablito, que yo amo a Jesucristo, y aquí en la tierra cada cristiano tiene su angelito. 

Rapto, al cielo va éste negrito. 

Anda y dile a ese diablito, que yo amo a Jesucristo, y aquí en la tierra cada cristiano tiene su angelito. 

El bautismo en las aguas es mi primer librito, y ahora repito el corito. 

Anda y dile a ese diablito, que yo amo a Jesucristo, y aquí en la tierra cada cristiano tiene su angelito. 

Yo camino por arriba del diablo, lo tengo bajo mis pies. Y ya tú lo ves. 

Y aquí en la tierra cada cristiano tiene su angelito. 

¡Ay Dios mío! 

Yo no me junto no, yo no me junto qué. Yo no me junto con nadie. 

Repito. 

Yo no me junto no, yo no me junto qué. Yo no me junto con nadie. 

Y lo repito otra vez. 

Yo no me junto no, yo no me junto qué. Yo no me junto con nadie. 

Por eso: 

Anda y dile a ese diablito, que yo amo a Jesucristo, y aquí en la tierra cada cristiano tiene su angelito. 

Que Jehová reprenda al diablo. 

 

Escrito está en el Nuevo Testamento: No está aquí, sino que ha resucitado. Acordaos de lo que os habló, cuando aún estaba en Galilea, diciendo: Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado, y resucite al tercer día. 

Hermanos evangélicos: Jesús no pidió doce legiones de ángeles para que lo salvaran, él tenía que entregar su vida para el perdón de nuestros pecados, y para nuestra salvación. Amén. 

Jesús murió y resucitó, Jehová de los ejércitos es el Señor Jesucristo. Amén. 

Alabad a Jehová desde los cielos; Alabadle en las alturas. Alabadle, vosotros todos sus ángeles; Alabadle, vosotros todos sus ejércitos (Salmos 148: 1 – 2). 

El ejército es la institución encargada de la defensa o ataque militar de un Estado. 

Los ejércitos de Jehová están al servicio de una Teocracia, y los ejércitos de todos los países del mundo están al servicio de una democracia, aunque en algunos lugares hay dictaduras que están en contra del socialismo. Existe el libre albedrio, el hombre elige, pero por sus malas decisiones tendrán que atenerse a las consecuencias, las consecuencias son: infierno para los pecadores, y cárcel para los delincuentes. 

El propósito de Dios es que el hombre le sirva, ¿Por qué? Porque somos su creación. Ustedes que escogerían, ¿ser como un ángel o como un demonio? 

Entonces yo me voy al tercer cielo como un ángel, gracias a la misericordia del Señor Jesucristo.  Y el pecador se va al infierno, en ese lugar estará eternamente atormentado por los demonios porque no quiso arrepentirse y convertirse.  

Dios, Jesucristo, y el Espíritu Santo habitan en el tercer cielo. Satanás y los demonios ocupan el infierno, la tierra, el primer cielo y el segundo cielo.  

En el primer cielo, y en segundo cielo hay lucha espiritual, en eso lugares los ángeles de Dios, y los demonios de Satanás pelean por las almas de los hombres. 

Los ángeles de Dios luchan por nosotros, cuando nosotros obedecemos, Dios gana, pero cuando nosotros desobedecemos, el Señor pierde. Jesucristo vino al mundo para darnos la salvación, en Cristo somos más que vencedores, pero los hombres no quieren reconocer el Señorío de Cristo, y siguen adorando a dioses paganos, y otros son ateos, y se autodestruyen. 

Satanás es el enemigo de las almas. Que Jehová lo reprenda. 

Los ángeles de Dios son mensajeros y ejércitos de salvación, ellos trabajan para que nosotros ganemos la batalla de la fe, y subamos al tercer cielo. 

La iglesia es la congregación de los hermanos, la iglesia también es un ejército de salvación, es la reunión de los hermanos que serán salvos. Jesús ama a su iglesia.  

La iglesia tiene que ser el ejército que sostiene al débil con palabra y oración. 

Pero cuando el arcángel Miguel contendía con el diablo y disputaba acerca del cuerpo de Moisés, no se atrevió a proferir juicio de maldición contra él, sino que dijo: El Señor te reprenda (Judas 1:9). 

Miguel es el jefe de todos los ángeles, es el príncipe del ejército de Dios. Ya lo dije antes, por culpa de Luzbel todo es lío, pleito, conflicto, contienda, batalla y guerra. Que Jehová reprenda al diablo. 

Escrito está: Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, y contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 

Estad pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 

Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio, por el cual soy embajador en cadenas; que con denuedo hablé de él, como debo hablar. 

Escrito está en el Nuevo Testamento: Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. 

Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra.  

Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. 

Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. 

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. 

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 

Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 

Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. 

Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. 

Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 

Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. 

Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. 

Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo. 

 

Te digo así: 

Carlos Muñoz hizo el aguaje, brujería. 

“Un vaso, agua, e ingredientes. Es brujería, hechicería y porquería”. 

Karimbo es brujo. 

“Un vaso, agua, e ingredientes. Es brujería, hechicería y porquería”. 

Repito. 

“Un vaso, agua, e ingredientes. Es brujería, hechicería y porquería”. 

Por eso: 

Karimbo es brujería, hechicería y porquería”. 

Que la ira de Jehová descienda sobre Carlos Muñoz. 

 

Escrito está: Ahora bien, el Señor es el Espíritu; y, donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad. 

Por lo tanto, ya no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús, pues por medio de él la ley del Espíritu de vida me ha liberado de la ley del pecado y de la muerte. 

Así que si el Hijo los libera, serán ustedes verdaderamente libres (Juan 8:36). 

Muy pronto el Señor Jesucristo me va a liberar, esa legión va a salir de mi cuerpo, Changó y esa legión de demonios se irán al abismo, y la ira de Dios descenderá sobre todos los brujos que intentaron terminar con mi vida.  

Escrito está: En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. 

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. 

Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad. 

Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará. 

Y yo Daniel miré, y he aquí otros dos que estaban en pie, el uno a este lado del río, y el otro al otro lado del río. 

Y dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas? 

Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas. 

Y yo oí, mas no entendí. Y dije: Señor mío, ¿cuál será el fin de estas cosas? 

El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. 

Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán. 

Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. 

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. 

Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días. 

Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Más si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros. 

Y confiado en esto, sé que quedaré, que aún permaneceré con todos vosotros, para vuestro provecho y gozo de la fe, para que abunde vuestra gloria de mí en Cristo Jesús por mi presencia otra vez entre vosotros. 

Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio, y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, más para vosotros de salvación; y esto de Dios. 

Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él, teniendo el mismo conflicto que habéis visto en mí, y ahora oís que hay en mí (Filipenses 1:21-30). 

Hermanos evangélicos: Yo predico la palabra de Dios para exhortación, reprensión, edificación, y consolación. 

Tenemos que seguir luchando, el Señor dijo: El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. 

Sigamos luchando, porque el Señor Jesucristo ya nos dio la victoria. La guerra ya está ganada, somos más que vencedores. 

Sigamos luchando, porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas. 

Satanás es nuestro enemigo, y para que el diablo no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.  

Entonces nosotros tenemos que orar, y mantenernos en obediencia, busquemos la santidad porque el Señor es Santo. Sin santidad nadie verá a Dios. 

Yo soy un soldado de Cristo, y ya he ganado muchas batallas, ahora voy a ganar la guerra. Amén. 

 

EL DIABLO VA A PERDER.  

 

A Cristo servimos, y gracias al Espíritu Santo vivimos, mi página web es para leer, ahora abre los ojos y la gloria de Dios vas a ver.  

A Cristo seguimos, y vamos a evangelizar. El Señor guarda un remanente, son los que lo aman con el corazón, el alma y la mente.                                               

La Tercera Persona está en la tierra, y por la fe ganamos ya la guerra. 

Soy evangelista y a Dios yo sirvo, predicando y alabando me estoy gozando, por Jesucristo yo siento amor, y honro a Jesús porque es mi Señor.   

La sana doctrina se predica y vive, y el obediente es vencedor y sigue.  

Hagamos una oración todos los días, pues son los últimos tiempos y Cristo viene, y predicando nadie me detiene.  

Tenemos que ser cristianos, no importa la nacionalidad. Yo soy argentino, chileno, cubano y peruano. Yo soy cristiano. 

Luego de la gran tribulación el diablo tendrá condenación, y se irá al infierno. El pecador vive en maldición, oye mundano, arrepiéntete y recibe bendición. Cristo es la salvación, y yo bendigo a los cristianos.  

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Entrego la palabra para que la gente cambie, arrepentimiento y conversión yo predico en tu nación.  

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Cumplan los Diez Mandamientos, es palabra del Señor. Y ahora yo reprendo a ese Pedro Rodríguez traidor. 

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Yo estoy aquí, y aquí estoy yo. Dios es conmigo, y Jesucristo es mi amigo. 

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Predico porque tengo dones espirituales, por eso reprendo al diablo y a los demonios porque son bestias, esos espíritus son animales. 

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Soy predicador, poeta y adorador. Y ahora sirvo a Dios, yo soy el siervo del Señor. 

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.  Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro (Romanos 8:37 – 39). 

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Gloria a Dios.  

Cristo ya viene, y el diablo va a perder, va a perder. 

La Segunda Venida ya prediqué, y con Jesucristo yo me iré, y en el cielo viviré. 

Cristo ya viene, y el diablo va a perder, va a perder. 

El diablo es un derrotado, Satanás esta quemado, y en el infierno será encadenado. 

Cristo ya viene, y el diablo va a perder, va a perder. 

Palabra quiero, Jesucristo es verdadero. 

Cristo ya viene, y el diablo va a perder, va a perder. 

¡Ay Dios mío! 

Cristo ya viene, y el diablo va a perder, va a perder. 

Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida; inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos (2 Tesalonicenses 2: 8 – 9).  

Cristo ya viene, y el diablo va a perder, va a perder. 

Atiende bien, pon atención. 

El diablo va a perder, va a perder. 

Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas (2 Corintios 10:4). 

El diablo va a perder, va a perder. 

Satán perdió, el diablo se quemó. 

El diablo va a perder, va a perder. 

Ganó Dios. 

El diablo va a perder, va a perder. 

En Cristo somos más que vencedores, nosotros somos los triunfadores.  

El diablo va a perder, va a perder. 

Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos (Apocalipsis 20: 10).  

El diablo va a perder, va a perder. 

Repito. 

El diablo va a perder, va a perder. 

Y lo repito otra vez. 

El diablo va a perder, va a perder. 

Toda la Honra, la Gloria, y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

Cristo ya viene, y el diablo va a perder, va a perder. 

Por eso: 

Cristiano yo amo a Dios, yo estoy aquí, y aquí está Dios. 

Amén. 

 

Escrito está: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 

Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 

Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. 

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 

El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 

¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 

Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; somos contados como ovejas de matadero.  

Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. 

Lucha Miguelito, amén. 

Escrito está en el Nuevo Testamento: Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos. Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo, que tenía su morada en los sepulcros, y nadie podía atarle, ni aun con cadenas. 

Porque muchas veces había sido atado con grillos y cadenas, más las cadenas habían sido hechas pedazos por él, y desmenuzados los grillos; y nadie le podía dominar. 

Y siempre, de día y de noche, andaba dando voces en los montes y en los sepulcros, e hiriéndose con piedras. Cuando vio pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él. 

Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes. Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo. 

Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos. Y le rogaba mucho que no los enviase fuera de aquella región. 

Estaba allí cerca del monte un gran hato de cerdos paciendo. Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos. 

Y luego Jesús les dio permiso. Y saliendo aquellos espíritus inmundos, entraron en los cerdos, los cuales eran como dos mil; y el hato se precipitó en el mar por un despeñadero, y en el mar se ahogaron. 

Y los que apacentaban los cerdos huyeron, y dieron aviso en la ciudad y en los campos. Y salieron a ver qué era aquello que había sucedido. 

Vienen a Jesús, y ven al que había sido atormentado del demonio, y que había tenido la legión, sentado, vestido y en su juicio cabal; y tuvieron miedo. 

Y les contaron los que lo habían visto, cómo le había acontecido al que había tenido el demonio, y lo de los cerdos. Y comenzaron a rogarle que se fuera de sus contornos. 

Al entrar él en la barca, el que había estado endemoniado le rogaba que le dejase estar con él. Mas Jesús no se lo permitió, sino que le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. 

Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban. 

Hermanos evangélicos: Muy pronto el Señor Jesucristo me va a liberar, y enviará a esos demonios al abismo. Claudio Pizarro es masón, y se quemará en el infierno eternamente. Carlos Muñoz es santero, y se quemará en el infierno eternamente. Esos dos satanistas serán atormentados para siempre. 

Yo soy evangelista y voy a predicar, que la palabra corra y sea glorificada. Amén. 

Te digo así:  

Miguel era el príncipe de los arcángeles, ellos son luchadores. Entonces el arcángel derrotó al querubín con la ayuda de Jehová, y a partir de ese momento, el Señor convirtió a Miguel en jefe de todos los ángeles del cielo.   

Luzbel significa portador de luz, y luz bella. Miguel significa Dios es justo, “no hay nadie como Dios”. 

Ahora Miguel es jefe de los ángeles, de los serafines, de los querubines y de los arcángeles. Miguel es el ángel de Jehová. 

Dios es justo, no hay nadie como Dios. Que Jehová reprenda al diablo. 

De Luzbel salió fuego y se quemó, la luz se convirtió en oscuridad, el más bonito se convirtió en el más feo. Luzbel es Lucifer, es el diablo, es Satanás, es el dragón, es la serpiente antigua. 

Luzbel es un animal, y muy pronto será encadenado para siempre en el infierno. 

La batalla final de Luzbel será contra la iglesia evangélica, atiende bien, pon atención: Y subirán sobre la anchura de la tierra, rodearán el campamento de los santos y la ciudad amada. Pero descenderá fuego del cielo y los devorará. 

Sencillo, Dios envía fuego y tú te quemas por hacer problemas. Que Jehová reprenda al diablo. 

Y el diablo que los engañaba será arrojado al lago de fuego y azufre, donde también están la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. 

Satanás y sus demonios se quemarán en el infierno para siembre. Luzbel es el diablo. 

La palabra Satanás proviene del hebreo satán, que quiere decir ‘enemigo’, ‘oponente’ o ‘adversario’. 

Satanás (en griego antiguo: Σατανᾶς) o Satán (en hebreo: שָּׂטָן satan, «adversario». Más correctamente סְטִיָּה Sotah (desviación), מסית Masit (extravío) el que desvía a la persona del camino correcto. En árabe: شيطان Shaitán, «mal camino», «distante» o «diablo»). 

La palabra griega traducida “diablo” es diabolos, que significa acusador, calumniador. El diablo nos acusa delante de Dios y de los hombres. 

El diablo acusó a Job y a Josué, y ahora nos acusa a todos los evangélicos. Cuando el diablo va ante Jehová, nos acusa delante de Él. Y cuando está en la tierra blasfema contra Dios, Luzbel es hipócrita. 

En el infierno hay jerarquías, Satanás es el jefe y belcebú es el segundo al mando, luego están las potestades y los principados. El diablo y todos los demonios son animales. Que Jehová los reprenda.  

Hermanos evangélicos: Las legiones de Jehová derrotaron a las legiones de Satanás, el diablo es un perdedor. Amén. 

Atiende bien, pon atención. 

Hoy me presento ante ti, Dios Padre, Señor y Creador del cielo y la tierra, me acercó a ti con un corazón humilde para darte gracias por toda la ayuda que me das, tú me guardas y bendices. Amén. 

Escrito está en el Antiguo Testamento: El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. 

Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad. 

No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. 

Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará. Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos. 

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación, no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. 

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. 

En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra. Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y al dragón. 

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. 

Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación. 

Atiende bien, pon atención. 

Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Afuera estarán los hechiceros, fornicarios, homicidas, idólatras, y todos los mentirosos que aman el pecado.  

Jesús envió a su ángel para que entregue testimonio de estas cosas a las iglesias. Los evangélicos estamos esperando la Segunda Venida del Señor. Amén. 

Los ángeles son espíritus creados por Dios antes de la fundación del mundo, el Señor creó millones de ángeles, ellos son mensajeros, y están sujetos a la voluntad de Dios.   

Entonces el arcángel Miguel es siervo de Dios y es mi consiervo, porque yo también sirvo al Señor, yo amo y glorifico a Jesucristo, Amén.   

El propósito de Dios es que el hombre le sirva, yo soy siervo del Señor. Amén.  

Hermanos evangélicos: El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay injusticia en él.   

Yo hablo en el poderoso nombre de Cristo Jesús, soy siervo de Dios. No estoy orgulloso de mí, estoy orgulloso del Señor Jesucristo.  

Por eso: 

Toda la Honra, la Gloria y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor. 

Te doy las gracias Padre por esta palabra, te doy las gracias en el poderoso nombre de Cristo Jesús. 

Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino. 

Amén. 

EVANGELISTA RICARDO FUENTES GUINGES