CARNAVAL

PRÉDICAS ABRIL 2019

CARNAVAL Y FESTIVAL

Entrego esta palabra en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

 Jeremías 19: 1 – 6

Así dijo Jehová: Ve y compra una vasija de barro del alfarero, y lleva contigo de los ancianos del pueblo, y de los ancianos de los sacerdotes; y saldrás al valle del hijo de Hinom, que está a la entrada de la puerta oriental, y proclamarás allí las palabras que yo te hablaré. Dirás, pues: Oíd palabra de Jehová, oh reyes de Judá, y moradores de Jerusalén.

Así dice Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: He aquí que yo traigo mal sobre este lugar, tal que a todo el que lo oyere, le retiñan los oídos. Porque me dejaron, y enajenaron este lugar, y ofrecieron en él incienso a dioses ajenos, los cuales no habían conocido ellos, ni sus padres, ni los reyes de Judá; y llenaron este lugar de sangre de inocentes.

Y edificaron lugares altos a Baal, para quemar con fuego a sus hijos en holocaustos al mismo Baal; cosa que no les mandé, ni hablé, ni me vino al pensamiento. Por tanto, he aquí vienen días, dice Jehová, que este lugar no se llamará más Tofet, ni valle del hijo de Hinom, sino Valle de la Matanza.

Que el Señor Jesucristo añada bendición a esta palabra. Amén.

 

¿Qué es Brasil?

Brasil, oficialmente República Federativa de Brasil (en portugués: República Federativa do Brasil), es un país soberano de América del Sur que comprende la mitad oriental del subcontinente y algunos grupos de pequeñas islas en el océano Atlántico.

Con una superficie estimada en más de 8,5 millones de km², es el quinto país más grande del mundo en área total (equivalente a 47% del territorio sudamericano). Delimitado por el océano Atlántico al este, Brasil tiene una línea costera de 7491 km. Al norte limita con el departamento ultramarino francés de la Guayana Francesa, Surinam, Guyana y Venezuela; al noroeste con Colombia; al oeste con Perú y Bolivia; al sureste con Paraguay y Argentina, y al sur con Uruguay. De este modo tiene frontera con todos los países de América del Sur, excepto Ecuador y Chile.

La mayor parte del país está comprendido entre los trópicos terrestres, por lo que las estaciones climáticas no se sienten de una manera radical en gran parte del mismo. La selva amazónica cubre 3,6 millones de km² del territorio. Gracias a su vegetación y al clima, es uno de los países con más especies de animales en el mundo.

Brasil, hasta entonces habitado por indígenas, tuvo su primer contacto con los europeos en 1500 a través de una expedición portuguesa liderada por Pedro Álvarez Cabral. Tras el Tratado de Tordesillas, el territorio brasileño fue el segmento del continente americano que correspondió al reino de Portugal, del cual obtuvo su independencia el 7 de septiembre de 1822.

Así, el país pasó de ser parte central del reino de Portugal a un imperio para finalmente convertirse en una república. Su primera capital fue Salvador de Bahía, que fue sustituida por Río de Janeiro hasta que se construyó una nueva capital, Brasilia. Su constitución actual, formulada en 1988, define a Brasil como una república federativa presidencialista. La federación está formada por la unión del Distrito Federal, los 26 estados y los 5565 municipios.

A pesar de que sus más de 202 millones de habitantes hacen de Brasil el sexto país más poblado del mundo, presenta un bajo índice de densidad poblacional. Esto se debe a que la mayor parte de la población se concentra a lo largo del litoral, mientras que el interior del territorio aún está marcado por enormes vacíos demográficos. El idioma oficial y el más hablado es el portugués, que lo hace el mayor país lusófono del mundo.

Por su parte, la religión con más seguidores es el catolicismo, siendo el país con mayor número de católicos nominales del mundo. La sociedad brasileña es considerada una sociedad multiétnica al estar formada por descendientes de europeos, indígenas, africanos y asiáticos.

La economía brasileña es la mayor de América Latina y del hemisferio sur, la sexta mayor del mundo por PIB nominal y la séptima mayor por paridad del poder adquisitivo (PPC). El país es miembro fundador de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), G20, Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), Unión Latina, Organización de los Estados Americanos (OEA), Organización de los Estados iberoamericanos (OEI), Mercado Común del Sur (Mercosur) y de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), además de ser uno de los países BRIC.

PRESENTACIÓN:

Yo, Ricardo Fuentes Guinges, siervo del Señor Jesucristo, apartado para cumplir el propósito de Dios. El Espíritu Santo está en la tierra y me ayuda a evangelizar a las iglesias de Santiago de Chile. A los cristianos les pido que sigan luchando y perseverando con fe y obediencia por amor a Jesús.

Doy gracias a Dios por los dones espirituales y talentos que he recibido. Son tiempos difíciles, estoy orando para que la iglesia tenga avivamiento, de tal manera que nada nos falte para esperar la manifestación del Señor Jesucristo, y seamos aptos e irreprensibles ante la venida del Señor.

Bendigo al Dios Padre, al Dios Hijo, y al Dios Espíritu Santo. Amén.

EXPLICACIÓN:

Hermanos evangélicos, el origen de la palabra «Brasil» aún no se identifica claramente. Una teoría realizada por el filólogo Adelino José da Silva Azevedo, postula que se trata de una palabra de origen celta, barkino que se tradujo al español como «barcino» aunque en la misma aceptaba que la mención más remota del término podría encontrarse en el idioma de los antiguos fenicios. Este vocablo se utilizaba para nombrar a un colorante rojo usado por esta civilización.

La mención escrita más antigua de la palabra se encuentra en un documento italiano de 1193, que incluye grana de Brasil en una lista de mercancías. En los siglos XV y XVI se empleaba para referirse al palo brasil, nombre dado a una especie arbórea de la que se obtiene una madera de color rojizo utilizada  en la ebanistería y para el teñido de textiles.

En las cartas náuticas medievales, aparece a menudo una «isla Brasil» en el océano Atlántico. El caso más antiguo es el mapa de Angelino Dulcert de 1325.  A partir de 1500, los portugueses anunciaron de manera rápida el descubrimiento del actual Brasil, pero lo llamaron inicialmente «Tierra de Santa Cruz». Los cronistas de la época colonial, como João de Barros, Vicente do Salvador y Pedro de Magalhães Gândavo, coincidieron en que el cambio de nombre a «Brasil» tuvo lugar cuando empezó a llegar a Portugal madera de palo brasil proveniente del territorio recién descubierto.

Antes de tomar su nombre definitivo, el actual territorio de Brasil fue designado de diferentes maneras: Monte Pascual (cuando los portugueses avistaron el terreno por primera vez), Isla de Vera Cruz, Tierra de Santa Cruz, Nueva Lusitania, Cabralia, etc. Durante la época del imperio, el nombre oficial del país era «Imperio del Brasil» y posteriormente, al proclamarse la república, se denominó como «Estados Unidos del Brasil». En 1967, con la primera Constitución del gobierno militar iniciado en 1964, Brasil pasó a llamarse oficialmente «República Federativa del Brasil», nombre que conservó la Constitución de 1988 tras el regreso de la democracia.

Al actual Brasil llegaron los portugueses en abril de 1500, con una flota comandada por Pedro Álvarez Cabral. Poco antes de que arribaran los europeos, se estima que la costa oriental de América del Sur que yace en el actual territorio de Brasil estaba habitada por cerca de dos millones de indígenas. La población amerindia se encontraba dividida en grandes naciones indígenas, a su vez compuestas por varios grupos étnicos, entre los que se destacaban los tupí-guaraníes, los macro-jê y los aruacos. Los primeros se subdividían en guaraníes, tupiniquines y tupinambás, entre otros.

Los tupís se extendían entre los actuales territorios de los estados de Río Grande del Sur y Río Grande del Norte. Los portugueses encontraron a los nativos aún en la Edad de Piedra y divididos en varias tribus, la mayoría de las cuales pertenecían a la familia lingüística tupí-guaraní, y que constantemente luchaban entre sí. Según Luís da Câmara Cascudo, los tupís fueron «la primera raza indígena que tuvo contacto con los colonizadores y (…) derivó en una mayor presencia suya, como la influencia en el mameluco, en el mestizo y en el luso-brasileño que nacía y en el europeo que se quedaba.»

La colonización se inició oficialmente en el año 1534, cuando Juan III dividió el territorio en doce capitanías hereditarias, pero debido a varios problemas con este sistema, en 1549 el rey Juan III nombró a un gobernador general para administrar toda la colonia. Los portugueses asimilaron algunas de las tribus nativas, mientras que otras fueron esclavizadas o exterminadas por las guerras prolongadas o por las epidemias causadas por las enfermedades traídas por los europeos, a las cuales los indígenas no tenían inmunidad.

A mediados del siglo XVI, el azúcar se convirtió en el producto de exportación más importante de Brasil, y el comercio de esclavos africanos por parte de los portugueses comenzó a incrementarse en respuesta a la creciente demanda internacional.

Mediante varias guerras contra los franceses, los portugueses expandieron lentamente su territorio hacia el sudeste, apoderándose de Río de Janeiro en 1567, y hacia el noroeste, tomando São Luís en 1615. De esta forma, enviaron en 1669 varias expediciones militares hacia Amazonia y conquistaron las fortalezas británicas y neerlandesas, fundando aldeas y nuevas fortalezas. En 1680 extendieron el territorio controlado en el extremo sur del país al fundar la Colonia del Sacramento en la orilla izquierda del Río de la Plata, en el actual Uruguay. No obstante, la expansión territorial brasileña hacia el sur provocó múltiples conflictos, entre ellos la guerra con las misiones jesuíticas que poseían una organización semiautónoma y la posterior Guerra Guaranítica.

A finales del siglo XVII, las exportaciones de azúcar comenzaron a disminuir, pero alrededor de 1693, el descubrimiento de yacimientos de oro en la región que más tarde sería llamada de Minas Gerais, así como la explotación de otras minas en Mato Grosso y Goiás en las décadas siguientes, salvaron a la colonia de un colapso económico inminente. Miles de inmigrantes provenientes de Brasil y Portugal se desplazaron hacia las minas.

Los españoles intentaron impedir la expansión de los portugueses dentro del territorio que les pertenecía de acuerdo con lo establecido en el tratado de Tordesillas de 1494, y consiguieron reconquistar la Banda Oriental en 1777.Sin embargo, el tratado de San Ildefonso firmado ese mismo año confirmó la soberanía portuguesa sobre casi todas las tierras ocupadas durante su expansión territorial, menos la Banda Oriental, configurando la mayor parte de las fronteras actuales brasileñas.

En 1808, la familia real portuguesa y la nobleza portuguesa huyeron de las tropas del emperador francés, Napoleón Bonaparte, que estaba invadiendo Portugal y la mayor parte de la Europa Central, y se estableció en la ciudad de Río de Janeiro, que de esta manera se convirtió en la capital de facto del Imperio portugués. En 1815, Juan VI, entonces el príncipe regente de Portugal en nombre de su madre María I, elevó al Estado de Brasil, una colonia portuguesa, a un Reino soberano en unión con Portugal.

En 1809, los portugueses invadieron la Guayana Francesa, que finalmente fue devuelta a Francia en 1817, y en 1816, la Banda Oriental, que fue posteriormente rebautizada como Provincia Cisplatina. En el año 1825, las Provincias Unidas del Río de la Plata iniciaron una guerra para recuperarla, la cual concluyó en 1828 mediante un acuerdo en el cual se disponía la independencia de la provincia.

Juan VI regresó a Europa el 26 de abril de 1821, dejando a su primogénito, Pedro de Alcántara, como príncipe regente. El gobierno portugués intentó transformar a Brasil en una colonia una vez más, privándolo de los derechos que poseía desde 1808. Los brasileños se rehusaron a ceder, y Pedro se adhirió a su causa, declarando la independencia del país el 7 de septiembre de 1822. El 12 de octubre, Pedro fue declarado el primer emperador del Brasil y coronado como Pedro I el 1 de diciembre.

Aunque los primeros intentos por independizar al país del dominio portugués adoptaron los ideales republicanos como fue el caso de la Conspiración Minera, dirigida por Tiradentes, en el siglo XIX casi todos los brasileños estaban a favor de la monarquía, y el republicanismo tenía poco apoyo. La Guerra de Independencia de Brasil se propagó por casi todo el territorio, mientras que las principales batallas se libraron en las regiones norte, noreste y sur. Los últimos soldados portugueses se rindieron el 8 de marzo de 1824, y la independencia fue reconocida por Portugal el 29 de agosto de 1825, en el tratado de Río de Janeiro. Tras haber sido aprobada por los consejos municipales de todo el país, el 25 de marzo de 1824 se promulgó la primera constitución. El 7 de abril de 1831, Pedro I abdicó cuando regresó a Europa para recuperar el trono de su familia, dejando a su hijo de cinco años como sucesor, Pedro II. Como el nuevo emperador no podía ejercer sus funciones, se creó una regencia.

Las disputas entre distintas facciones políticas llevaron a rebeliones y a una regencia inestable y casi anárquica. Sin embargo, los grupos rebeldes no estaban en contra de la monarquía, aunque algunos declararon la secesión de sus provincias como repúblicas independientes, pero solo mientras Pedro II fuese incapaz de gobernar. El caso más notorio fue el de Río Grande del Sur y Santa Catarina, los cuales, por medio de la Guerra de los Farrapos, se proclamaron independientes del Imperio brasileño. Debido a esto, Pedro II fue declarado emperador prematuramente y «Brasil disfrutó de casi medio siglo de paz interna y un rápido progreso económico».

Durante los 59 años del reinado de Pedro II, Brasil resultó victorioso en tres guerras internacionales la Guerra Grande, la Guerra contra Aguirre y la Guerra de la Triple Alianza, además de que atestiguó la consolidación de la democracia representativa, principalmente debido a la realización de elecciones sucesivas y a la libertad de imprenta.

La esclavitud se extinguió en un proceso más lento pero constante, que comenzó en 1850 con el fin del tráfico internacional de esclavos, y terminó con la total abolición de la esclavitud en 1888. Sin embargo, desde la independencia la población esclava se encontraba experimentando un declive: en 1823, el 29 %  de la población estaba compuesta por esclavos, pero para 1887 este porcentaje se había reducido hasta el 5 %.

Cuando el Imperio fue derrocado, el 15 de noviembre de 1889, hubo poco interés por parte del pueblo brasileño para cambiar la forma de gobierno de una monarquía a una república, ya que Pedro II estaba en el auge de su popularidad entre sus súbditos. El golpe militar republicano fue apoyado por los antiguos propietarios de esclavos que se negaban a aceptar la abolición de la esclavitud pactada en 1888 por el gobierno monárquico.

Como en un principio el gobierno republicano era poco más que una dictadura militar, la nueva Constitución promulgada en 1891 convocó elecciones directas para el año 1894. Este documento también abolió las restricciones del derecho al voto que existían en el período monárquico, cuando solo se les otorgaba  a aquellos que tuviesen un nivel de ganancias determinado, aunque mantuvo el carácter abierto y no secreto del voto y, entre otras medidas, solo se permitía la participación de los hombres alfabetizados, en una época en la que la mayoría de la población brasileña era analfabeta.

Durante el primer periodo de gobierno republicano, Brasil mantuvo una política exterior pacífica y neutral, que solo fue interrumpida por la Guerra del Acre, y la Primera Guerra Mundial. Internamente, luego de la crisis del ensillamiento, y de la Revuelta de la Armada en 1891, se inició un ciclo prolongado de inestabilidad financiera, política y social que se extendería hasta la década de 1920, manteniendo al país asolado por diversas rebeliones que poco a poco minaron el régimen. Entre estas se destacan la Revolución Paulista, la Revolución del Fuerte de Copacabana, la Comuna de Manaos y la Columna Prestes. Finalmente, en 1930 Getúlio Vargas, que había sido candidato presidencial en las elecciones de ese año, lideró un golpe de Estado y asumió la presidencia de la república con el apoyo de los militares.

Vargas y los militares, quienes dijeron asumir la presidencia temporalmente a fin de implementar reformas democráticas, disolvieron al Congreso y continuaron su mandato bajo un estado de emergencia, sustituyendo a los gobernadores de los estados por sus aliados. En 1932, con el pretexto de implementar las promesas de reformas democráticas, la oligarquía paulista intentó recuperar el poder mediante una revuelta, y en 1935 los comunistas se rebelaron, pero ambos movimientos fueron derrotados. No obstante, la amenaza comunista sirvió de pretexto para impedir las elecciones previamente estipuladas, y también para que Vargas y los militares efectuaran otro golpe de Estado en 1937, estableciendo una dictadura. En mayo de 1938 hubo otro intento fallido por tomar el poder, esta vez por parte de los fascistas brasileños.

Brasil se mantuvo neutral durante los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, pero diversos acontecimientos llevaron al país a alinearse en favor de los Estados Unidos durante la Conferencia de Río de 1942, rompiendo relaciones diplomáticas con las potencias del Eje. En represalia, las armadas de la Alemania nazi y la Italia fascista extendieron su campaña de guerra submarina a Brasil, y después de meses de continuo hundimiento de navíos mercantes brasileños y la intensa presión pública, el gobierno les declaró la guerra en agosto de aquel año, aunque recién en 1944 se envió una fuerza expedicionaria para combatir en Europa. Con la victoria aliada al año siguiente y el fin de los dos regímenes totalitarios europeos, la posición de Vargas se tornó insustentable y fue rápidamente depuesto por otro golpe militar.

 En 1946, la democracia fue restablecida y el general Eurico Gaspar Dutra fue elegido presidente. Vargas regresó al poder a finales de 1950 al ser democráticamente elegido, pero se suicidó en agosto de 1954, en medio de una crisis política.

Varios gobiernos provisionales de breve duración sucedieron al difunto presidente Vargas. Juscelino  Kubitschek se convirtió en el nuevo presidente en 1956 y asumió una postura conciliadora con la oposición política que le permitió gobernar sin crisis importantes. La economía y el sector industrial crecieron considerablemente, pero su mayor conquista fue la construcción de la nueva capital, Brasilia, inaugurada en 1960.

Su sucesor, Jânio Quadros, renunció en 1961, menos de un año después de asumir el cargo. Su vicepresidente, João Goulart, tomó la presidencia, pero suscitó una fuerte oposición política, y fue depuesto por el Golpe de 1964 que resultó en un régimen militar.

Se pretendía que el nuevo régimen sea transitorio, pero se convirtió en una dictadura plena con la promulgación de la Ley Institucional Número Cinco de 1968. La represión de los opositores a la dictadura, incluyendo la guerrilla urbana, fue dura, pero no tan brutal como en otros países de América Latina. Debido al extraordinario crecimiento económico, conocido como «el milagro brasileño», el régimen alcanzó su nivel más alto de popularidad en los años de mayor represión.

El general Ernesto Geisel asumió la presidencia del país en 1974 y comenzó su proyecto de redemocratización a través de un proceso, que según él sería «lento, gradual y seguro». Geisel acabó con la indisciplina militar que había asolado al país desde 1889, así como con la tortura de presos políticos, la censura a los medios y, en 1978, luego de anular la Ley Institucional Número Cinco, con la propia dictadura. Sin embargo, el régimen militar continuó con su sucesor, el general João Figueiredo, para completar la plena transición hacia la democracia. La Comisión de la Verdad establecida en 2011 por el gobierno de Brasil contabilizó 434 víctimas mortales y desaparecidas por la dictadura; también recogía testimonios de los torturados entre los que se encontraba la futura presidenta Rousseff al tiempo que confirmó la cooperación de algunas multinacionales con intereses en Brasil en la represión política y sindical.

Los civiles volvieron completamente al poder en 1985 cuando, tras la enfermedad y fallecimiento sin poder asumir del presidente electo Tancredo Neves, lo hizo en su lugar su vicepresidente José Sarney. Hacia el final de su mandato, Sarney se volvió extremadamente impopular debido a la crisis económica y a la inflación descontrolada, y en 1989, su mala administración permitió la elección del casi desconocido Fernando Collor, que renunció tres años más tarde tras un escándalo de corrupción. Collor fue sucedido por su vicepresidente, Itamar Franco, que nombró como Ministro de Hacienda a Fernando Henrique Cardoso, que creó el exitoso Plan Real, el cual trajo la estabilidad a la economía brasileña.

Fernando Henrique Cardoso fue elegido como presidente en 1994 y nuevamente en 1998. La transición pacífica del poder para Luiz Inácio Lula da Silva, que fue electo en 2002 y reelegido en 2006, mostró que Brasil finalmente consiguió alcanzar la estabilidad política. En 2010, Dilma Rousseff se convirtió en la primera mujer elegida presidente, la segunda persona en llegar a la presidencia sin nunca antes haber disputado una elección y la primera en llegar a la presidencia con plenitud democrática, tras otro gobierno democrático que cumplió su mandato completo.

Durante su segundo gobierno se deterioró la situación económica y social, lo que llevó a la ruptura de la alianza que la había llevado al poder; tras una derrota en elecciones parlamentarias, Roussef fue suspendida y sometida a un impeachment y posteriormente destituida. El vicepresidente Michel Temer quedó a cargo del gobierno.

La Federación Brasileña está formada por la unión indisoluble de tres entidades políticas distintas: los estados, los municipios, y el Distrito Federal. La Unión se conforma por los estados, el Distrito Federal, y los municipios, son las «esferas del gobierno». La Federación está definida en cinco principios fundamentales: soberanía, ciudadanía, dignidad de la persona, los valores sociales del trabajo y de la libre iniciativa, y el pluralismo político. La clásica división del poder en tres: ejecutivo, legislativo, y judicial está establecida oficialmente por la constitución. El ejecutivo y el legislativo están organizados de forma independiente en las tres esferas del gobierno, en tanto que el judicial solo está organizado a nivel federal  y en las esferas estatales y del Distrito Federal.

Todos los miembros del poder ejecutivo y del legislativo son elegidos directamente. Los jueces y otros funcionarios judiciales son nombrados tras aprobar un examen de admisión. El voto es obligatorio para los ciudadanos alfabetizados entre 18 y 70 años, y es facultativo para analfabetos y aquellos con 16 a 18 años de edad o con más de 70 años.

Brasil es una república democrática con un sistema presidencial. El presidente es el jefe de Estado y el jefe de gobierno de la Unión, y es elegido para un mandato de cuatro años, con la posibilidad de reelegirse para un segundo mandato consecutivo. También es el responsable del nombramiento de los ministros de Estado, que lo ayudan en el gobierno. El actual mandatario del país es el presidente Michel Temer, quien ocupa la presidencia desde mayo de 2016 de manera interina por la suspensión de Dilma Rousseff, en el poder desde el 1 de enero de 2011.

Las sedes legislativas de cada entidad política son las principales fuentes del Derecho en Brasil. El Congreso Nacional es la legislatura bicameral de la Federación, compuesto por la Cámara de Diputados y por el Senado Federal. Las autoridades judiciales solo ejercen funciones jurisdiccionales, casi exclusivamente. Quince partidos políticos están representados en el Congreso, esto se debe a que es común que los políticos cambien de partido y, de esta forma, la proporción de asientos parlamentarios ocupados por los partidos cambia regularmente. Junto con varios partidos menores, cuatro partidos políticos se destacan en las elecciones: el Partido de los Trabajadores (PT), el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y el Demócratas (DEM). Casi todas las funciones gubernamentales y administrativas son ejercidas por autoridades y agencias del poder ejecutivo.

El Derecho brasileño está basado en la tradición jurídica del Derecho continental. Así, los conceptos de derecho civil prevalecen sobre las prácticas del derecho anglosajón. La mayor parte de la legislación brasileña está codificada, a pesar de que las leyes no codificadas son una parte significativa del sistema, desempeñando un papel complementario. Las obras de doctrina, de juristas o académicos, tienen una fuerte influencia en la creación de leyes y en procesos judiciales. El sistema jurídico tiene como norma primordial a la Constitución Federal, que fue promulgada el 5 de octubre de 1988 y es la Ley Fundamental del país. Todas las demás normas legales y las resoluciones de los tribunales deben corresponder a sus principios.

Los estados tienen sus propias constituciones, que no deben estar en contradicción con la Constitución Federal. Por su parte, los municipios y el Distrito Federal no tienen constituciones propias, sino leyes orgánicas. Las entidades legislativas son la principal fuente de las leyes, aunque, en determinadas cuestiones, organismos de los poderes judicial y ejecutivo pueden dictar normas jurídicas.

La administración de justicia corresponde a las entidades del poder judicial, aunque la Constitución Federal permite que el Senado Federal intervenga en las decisiones jurídicas en ocasiones muy especiales. También existen jurisdicciones especializadas como el tribunal militar, el tribunal del trabajo y el tribunal electoral. El tribunal más alto es el Supremo Tribunal Federal. Durante las últimas décadas, este sistema ha sido criticado debido a la lentitud con la que se emiten las resoluciones: los procesos judiciales pueden tomar varios años en resolverse y, en algunos casos, pasa más de una década antes de que se dicten las sentencias definitivas.

Aunque algunos problemas sociales y económicos impiden que Brasil ejerza un poder global efectivo, el país es un líder político y económico en América Latina. Sin embargo, esta afirmación es parcialmente rechazada por otros países, como Argentina y México, que se oponen al objetivo brasileño de obtener un lugar permanente como representante de la región en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Entre la Segunda Guerra Mundial y la década de 1990, los gobiernos democráticos y militares procuraron expandir la influencia de Brasil en      el mundo, siguiendo una política exterior industrial e independiente. Actualmente  el país tiene como objetivo reforzar sus lazos con otros países de América del Sur y ejercer una diplomacia multilateral, a través de organizaciones como las Naciones Unidas y la Organización de los Estados Americanos.

La política exterior vigente de Brasil está basada en la posición del país como una potencia regional en América Latina, un líder entre los países en vías de desarrollo y una de las superpotencias emergentes. Brasil también se ha convertido en un importante donante de ayuda al desarrollo a nivel internacional. Su actividad se ha concentrado especialmente en África, donde destina más del 60 % de su ayuda. Su relación es destacadamente intensa con los países africanos de habla portuguesa, los cuales reciben más del 80 % de la ayuda brasileña en África. En general, la política exterior brasileña se ha reflejado en el multilateralismo, la resolución de disputas de forma pacífica y la no intervención en los asuntos de otros países. La Constitución también determina que el país debe buscar una integración económica, política, social y cultural con las naciones latinoamericanas.

Las Fuerzas Armadas de Brasil comprenden el Ejército Brasileño, la Marina de Brasil y la Fuerza Aérea Brasileña. Las Fuerzas Armadas de Brasil son la mayor fuerza militar de América Latina, la segunda más grande de toda América y también una de las fuerzas armadas mejor preparadas del mundo. Las policías militares estatales y los cuerpos de bomberos militares son descritos por la Constitución como fuerzas auxiliares y reservas del ejército, aunque se encuentran bajo el control de los gobiernos estatales. La Fuerza Aérea Brasileña es la división de guerra aérea de las Fuerzas Armadas Brasileñas, la mayor fuerza aérea de América Latina, y cuenta con cerca de 700 aviones tripulados en servicio y un personal de cerca de 67 000 militares.

La Marina de Brasil es responsable de las operaciones navales y de la seguridad de las aguas territoriales brasileñas. Es el componente más antiguo de las Fuerzas Armadas y posee la mayor cantidad de fusileros navales de América Latina, estimado en 15 000 hombres, que forman el Batallón de Operaciones Especiales de Fusileros Navales. La Marina de Brasil también posee un grupo de élite especializado en recuperar navíos e instalaciones navales, el Agrupamiento de Buzos de Combate, una unidad especialmente entrenada para proteger las plataformas petrolíferas brasileñas a lo largo de su costa. Es la única armada de América Latina en la que opera un portaaviones, el NAE São Paulo (A-12), y es una de las diez marinas del mundo en las que opera tal tipo de navío.

El Ejército Brasileño se encarga de las operaciones militares por tierra y posee el mayor número de efectivos en Latinoamérica, de cerca de 290 000 soldados. También tiene la mayor cantidad de vehículos blindados de Sudamérica, incluidos los vehículos blindados para transporte de tropas y los carros de combate principales. El ejército cuenta con una gran unidad de élite especializada en misiones no convencionales, la Brigada de Operaciones Especiales, única en Latinoamérica, además de una Fuerza de Acción Rápida Estratégica, formada por unidades altamente movilizables y preparadas (la Brigada de Operaciones Especiales, la Brigada de Infantería Paracaidista, el 1.er Batallón de Infantería de Selva y la 12.ª Brigada de Infantería Ligera) para actuar rápidamente en cualquier parte del territorio nacional, en caso de una agresión externa.

Además de las anteriores, también se encuentran las unidades especialistas en combates en cada uno de los biomas característicos del territorio brasileño.  Las unidades de la selva son de renombre internacional, reconocidas como las mejores unidades de combate en ese ambiente en el mundo. Están formadas por indígenas de la región amazónica y por militares oriundos de otras regiones, profesionales especialistas en la guerra en la selva. Finalmente, como en Brasil se adoptó el servicio militar obligatorio, su fuerza militar es una de las más grandes del mundo, con una fuerza calculada en más de 1 600 000 hombres en edad de reserva por año.

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Brasil ha firmado o ratificado.

Brasil es una federación constituida por la unión indisoluble de 26 estados miembros, un Distrito Federal y los municipios. Los estados y municipios poseen la naturaleza de una persona jurídica de derecho público, por lo tanto, como cualquier persona en el territorio nacional (ciudadano o extranjero), tiene derechos y obligaciones establecidos por la Constitución de 1988. Los estados y municipios se caracterizan por tener autogestión, autogobierno y auto-organización, es decir, eligen a sus líderes y representantes políticos y administran sus asuntos públicos sin interferencia de otros municipios, estados o de la Unión.

Para permitir la autogestión, la Constitución Federal define qué impuestos recauda cada unidad de la federación, así como la manera en que se pueden distribuir entre ellos. Los estados y municipios, atendiendo al deseo de su población expresado mediante el voto, pueden dividirse o unirse; sin embargo, la Constitución no les otorga el derecho a independizarse de la Unión.

Los estados de la federación están agrupados en cinco regiones geográficas: Centro-Oeste, Nordeste, Norte, Sudeste y Sur. Esta división tiene un carácter legal y fue propuesta, en primera instancia, por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) en 1969. Además de la proximidad territorial, el IBGE tomó en cuenta otros aspectos naturales para la división del país, tales como el clima, relieve, vegetación e hidrografía; por esa razón, las regiones también son conocidas como las «regiones naturales de Brasil».

Las regiones, como son definidas por la ley, no poseen personalidad jurídica propia y los ciudadanos tampoco eligen representantes de cada región. En consecuencia, no existe ningún tipo de autonomía política de las regiones brasileñas como la existente en otros países.

Las unidades federativas son entidades subnacionales autónomas (autogobierno, autolegislación y autorrecaudación) dotadas de gobierno y constituciones propias que juntas conforman la República Federativa de Brasil. Actualmente el país está dividido política y administrativamente en 27 unidades federativas: estados y un Distrito Federal. El poder ejecutivo es ejercido por un gobernador elegido cada cuatro años.

El poder judicial se ejerce por los tribunales estatales de primera y segunda instancia que velan por la administración de la justicia. El Distrito Federal tiene características comunes a los estados y municipios, aunque al contrario de los estados miembros, no puede ser dividido en municipios. Por otro lado, puede recaudar impuestos tanto a nivel estatal como a nivel municipal.

Los municipios son una circunscripción territorial dotada de personalidad jurídica y con cierta autonomía administrativa. Son las unidades autónomas más pequeñas de la Federación y cada uno de ellos tiene su propia Ley Orgánica que define su organización política, aunque está limitada por la Constitución Federal. Hay cerca de 5565 municipios en todo el territorio nacional, algunos con una población mayor que la de varios países del mundo (São Paulo cuenta con cerca de 11 millones de habitantes) y otros con menos de mil habitantes; mientras que algunos abarcan un área mayor que varios países (Altamira, en Pará, es casi dos veces mayor que Portugal), otros tienen menos de 4 km²).

La zona económica exclusiva de Brasil, también llamada la «Amazonia azul», son las aguas territoriales brasileñas que ocupan un área de aproximadamente 3,5 millones km², aunque podría ser ampliada a 4,4 millones km² en respuesta a la reivindicación brasileña sobre la Comisión de Límites de las Naciones Unidas, que propone prolongar la plataforma continental en 900 000 km² de suelo y subsuelo marinos que el país podrá explotar.

El territorio brasileño es atravesado por dos líneas geográficas imaginarias: el ecuador, que pasa por la desembocadura del Amazonas, y el trópico de Capricornio, que cruza por la ciudad de São Paulo. El país ocupa un área vasta a lo largo de la costa este de América del Sur y abarca gran parte del interior del continente, compartiendo fronteras terrestres con Uruguay al sur; Argentina y Paraguay al suroeste; Bolivia y Perú al oeste; Colombia al noroeste y Venezuela, Surinam, Guyana y Guayana Francesa al norte. De esta forma, tiene una frontera en común con todos los países de Sudamérica, con excepción de Ecuador y Chile. El territorio brasileño también engloba una serie de archipiélagos, como Fernando de Noronha, el Atolón de las Rocas, San Pedro y San Pablo y Trinidad y Martín Vaz. El tamaño, relieve, clima y recursos naturales hacen de Brasil un país geográficamente diverso.

Brasil es el quinto país más grande del mundo, después de Rusia, Canadá, China y Estados Unidos, además de ser el tercero más grande de América, con una superficie total de 8 515 770 km², incluyendo 157 630 km² de agua. Su territorio abarca cuatro husos horarios, desde UTC-5 en los estados occidentales, a UTC-3 para los estados del este (y la hora oficial de Brasil) y UTC-2 para las islas del Atlántico.

La topografía brasileña también es muy diversa, e incluye varias colinas, montañas, planicies, mesetas y cerros. Gran parte del terreno se sitúa a una altitud de entre 200 a 800 msnm. La mayor parte de las tierras altas se ubican principalmente en la parte sur del país. El noroeste brasileño es una meseta compuesta por un terreno amplio interrumpido por algunos cerros. La región sureste es más accidentada, con una masa compleja de cordilleras y sierras que alcanzan altitudes de más de 1200 msnm.

Estos accidentes incluyen la sierra de la Mantiqueira, la sierra del Espinazo y la sierra del Mar. En el norte, el escudo guayanés constituye una fosa de drenaje principal, separando los ríos que corren hacia el sur de la cuenca del Amazonas de los ríos que desembocan en el sistema del río Orinoco, en Venezuela, al norte. El punto más alto en Brasil es el Pico da Neblina, en la frontera con Venezuela, con 2994 msnm.

El país es bañado exclusivamente por el océano Atlántico, un tramo del litoral sudamericano en general poco recortado que va desde el cabo Orange, en el norte, hasta el arroyo Chuy, en el sur, con una longitud de 7491 km3 que aumenta hasta los 9198 km si se consideran los salientes y entrantes costeros; esto lo convierte en el 15º litoral más largo del mundo. De los 26 estados brasileños nueve no tienen litoral, así como tampoco el Distrito Federal. La mayoría de los 17 estados costeros tienen sus capitales situadas cerca de la costa, salvo Porto Alegre (Río Grande del Sur), Curitiba (Paraná), São Paulo (São Paulo), Teresina (Piauí), Belém (Pará) y Macapá (Amapá). Porto Alegre, Belém y Macapá se encuentran emplazadas cerca de grandes ríos navegables, accesibles por ello desde el litoral.

Brasil cuenta con un sistema denso y complejo de ríos, uno de los más extensos del mundo, con ocho grandes cuencas hidrográficas que drenan en el Atlántico. Los ríos más importantes son el Amazonas el río más grande del mundo tanto en extensión (6937,08 km) y en términos de volumen de agua (12 500 millones de litros por minuto) el Paraná, su mayor afluente, el Iguazú que da origen a las cataratas del Iguazú, el Negro, San Francisco, Xingú, Madeira y el Tapajós.

El clima de Brasil dispone de una amplia variedad de condiciones climáticas en una región grande y con una topografía variada, aunque se puede considerar que la mayor parte del país cuenta con un clima tropical. Según el sistema de Köppen, Brasil cuenta con seis subtipos climáticos principales: ecuatorial, tropical, semiárido, tropical de altitud, templado y subtropical. Las diferentes condiciones climáticas producen ambientes que varían desde el bosque tropical en el norte y las regiones semiáridas del noreste, hasta el bosque templado de coníferas en el sur y las sabanas tropicales del centro. Muchas otras regiones tienen microclimas totalmente diferentes.

El clima ecuatorial es el que predomina en gran parte del norte de Brasil. No existe una estación seca como tal, aunque sí existen algunas variaciones en la cantidad de precipitaciones entre cada periodo del año. La temperatura media es de 25 °C, la cual tiene una mayor variación entre el día y la noche que entre estaciones. Las lluvias en el centro de Brasil son más escasas, característico de un clima de sabana. Esta región es tan extensa como la cuenca del Amazonas pero con un clima muy diferente, ya que se ubica más hacia el sur y en una altitud inferior.

En el nordeste, la diferencia de precipitaciones entre las estaciones son aún más extremas, ya que esta región de clima semiárido generalmente recibe menos de 800 mm lluvia, la mayoría de estas cae en un periodo que abarca tres a cinco meses cada año y, cuando se presenta una menor cantidad de lluvia, se presentan largos periodos de sequía. La «Gran Sequía» de 1877-1878, fue la más grave registrada en el país y provocó la muerte de cerca de medio millón de personas.

Al sur de Bahía, a partir de São Paulo, la distribución de las lluvias cambia, ya que se presentan precipitaciones a lo largo de todo el año. El sur y la región sureste poseen condiciones de clima templado, con inviernos frescos y una temperatura media anual que no supera los 18 °C; las heladas invernales son bastante comunes, así como la caída ocasional de nieve en las áreas más elevadas.

La gran extensión territorial de Brasil comprende diferentes ecosistemas, como la Amazonia, reconocida por albergar la mayor diversidad biológica en el mundo, la Mata Atlántica y el Cerrado, que también sustentan una gran biodiversidad, por los cuales Brasil es clasificado como un país megadiverso.

La rica vida silvestre de Brasil refleja la variedad de hábitats naturales. Los científicos estiman que el número total de especies vegetales y animales en Brasil es de aproximadamente cuatro millones. Dentro de los grandes mamíferos brasileños se incluye a pumas, jaguares, ocelotes, zorros vinagre, zorros, coyameles, tapires, osos hormigueros, perezosos, zarigüeyas y armadillos.

Los venados son abundantes en el sur y muchas especies de platyrrhini pueden ser encontradas en la selva tropical del Norte. Según datos de 1993, Brasil albergaba entonces 69 de las 244 especies de primates conocidas en el planeta.

La preocupación por el medio ambiente creció en respuesta al interés mundial en las cuestiones ambientales.

El patrimonio natural de Brasil está seriamente amenazado por la ganadería, la agricultura, la explotación forestal, la minería, el reasentamiento, la extracción de petróleo y gas natural, la sobrepesca, el comercio de especies salvajes, las presas e infraestructura, la contaminación del agua, el cambio climático, el fuego  y las especies invasoras. En muchas áreas del país, el ambiente natural está amenazado por el desarrollo urbano. La construcción de carreteras en medio de la vegetación, tales como la BR-230 y la BR-163, abrieron áreas anteriormente aisladas a la agricultura y al comercio; las presas inundaron valles y hábitats salvajes y las minas crearon cicatrices en la tierra que alteraron el paisaje.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, Brasil es la mayor economía de América Latina y la segunda del continente, detrás de los Estados Unidos, la novena economía más grande del mundo según su PIB nominal y la octava más grande en términos de paridad de poder adquisitivo (PPA). El país cuenta con varios sectores económicos grandes y desarrollados como el agrícola, minero, manufacturero y el de servicios, así como un gran mercado de trabajo. En años recientes las exportaciones brasileñas han estado creciendo, creando una nueva generación de empresarios magnates.

Los principales productos de exportación incluyen aeronaves, equipos electrónicos, automóviles, alcohol, textiles, calzado, hierro, acero, café, jugo de naranja, soya y corned beef. El país ha venido expandiendo su presencia en los mercados financieros internacionales y en los mercados de commodities y forma parte de un grupo de cuatro economías emergentes llamadas BRIC.

En 1994 se fijó una tasa de cambio fija con respecto al dólar estadounidense para la moneda de Brasil, el real brasileño. Sin embargo, después de la crisis financiera asiática de 1997, la crisis rusa de 1998 y de una serie de eventos adversos que le siguieron, el Banco Central de Brasil alteró temporalmente su política monetaria hacia un régimen de fluctuación administrada, mientras atravesaba la crisis monetaria, hasta que se definió la modificación del régimen de cambio libre fluctuante en enero de 1999. A mediados de 2002, el país recibió un pago de rescate de US$ 30,4 mil millones de Fondo Monetario Internacional.

El Banco Central de Brasil pagó el préstamo al FMI en 2005, aunque el plazo para pagar la deuda ´no vencía hasta 2006. Una de las cuestiones con la que el Banco Central de Brasil recientemente trató fue un exceso de flujos especulativos de capital de corto plazo, lo que pudo haber contribuido a una caída en el valor del dólar frente al real durante este período.

No obstante, la inversión extranjera directa (IED) a largo plazo, menos la inversión especulativa en producción, se estimó en US$ 193,8 mil millones para 2007. El monitoreo y control de la inflación actualmente desempeña un papel importante en las funciones del Banco Central para fijar las tasas de interés a corto plazo como una medida de su política monetaria.

Entre las empresas brasileñas más importantes se encuentran: Brasil Foods, Perdigão, Sadia y JBS (sector alimenticio); Embraer (sector aéreo); Havaianas y Calçados Azaleia (calzado); Petrobras (sector petrolero); Companhia Vale do Rio Doce (minería); Marcopolo y Busscar (automóviles); Gerdau (siderúrgica) y Organizações Globo (comunicaciones). Brasil es visto por muchos economistas como un país con un gran potencial de desarrollo, al igual que Rusia, India y China los países BRIC. Algunos especialistas en economía, como el analista Peter Gutmann, afirman que en 2050 Brasil podrá alcanzar el nivel de vida estadísticamente obtenido en 2005 en los países de la Zona Euro. De acuerdo con datos de Goldman Sachs, en ese mismo año Brasil contará con un PIB de US$ 11 366 000 y una renta per cápita de US$ 49 759, transformándose en la cuarta economía más importante del planeta.

La economía brasileña recientemente clasificada como «grado de inversión»  es diversa, y abarca la agricultura, la industria y un número variado de servicios. Actualmente el país ha conseguido imponer su liderazgo global gracias al desarrollo de su economía. La fuerza económica que ha demostrado se debe, en parte, al boom mundial en los precios de las commodities y de los mercados para su exportación, como la carne bovina y la soya.

Las perspectivas de la economía brasileña también mejoraron gracias al descubrimiento de enormes reservas de petróleo y gas natural en la cuenca de Santos. Al convertirse en una potencia mundial en la agricultura y en recursos naturales, Brasil alcanzó su mayor auge económico de las últimas tres décadas. En 2007, la agricultura y los sectores asociados, como la silvicultura, explotación forestal y pesca, contabilizaron el 6,1 % del producto interno bruto, un desempeño que pone la agroindustria en una posición destacada en la balanza comercial, a pesar de las barreras comerciales y de las políticas de subsidios adoptadas por los países desarrollados. Según un documento publicado en 2010 por la OMS, Brasil es el tercer exportador más importante de productos agrícolas del mundo, solo por detrás de Estados Unidos y la Unión Europea.

La industria automovilística, del acero, petroquímica, de las computadoras, aeronáutica y de bienes de consumo duraderos contabilizan el 30,8 % del PIB. La actividad industrial está concentrada geográficamente en las áreas metropolitanas de São Paulo, Río de Janeiro, Curitiba, Campinas, Porto Alegre, Belo Horizonte, Manaus, Salvador de Bahía, Recife y Fortaleza. El país es responsable de tres quintos de la producción industrial de la economía sudamericana y participa en diversos bloques económicos, como Mercosur, el G-20 y el Grupo de Cairns.

Brasil comercializa regularmente con más de una centena de países y el 74 % de los bienes exportados son manufacturas o semimanufacturas. Sus mayores socios comerciales son: la Unión Europea (26 %), Mercosur y América Latina (25 %), Asia (17 %) y Estados Unidos (15 %). Posee cierto grado de sofisticación tecnológica, ya que en el país se desarrollan máquinas que van desde submarinos a aeronaves, además de estar presente en la carrera espacial con un Centro de Lanzamiento de Vehículos Ligeros y siendo el único país del hemisferio sur en integrar un equipo de construcción a la Estación Espacial Internacional (EEI). También es pionero en la búsqueda de petróleo en aguas profundas, en donde se encuentra el 73 % de sus reservas. Además, fue la primera economía capitalista en reunir en su territorio las diez mayores empresas ensambladoras de automóviles.

El turismo en Brasil es una actividad importante en varias regiones del país. Con 6 306 000 visitantes extranjeros en 2015, Brasil es el primer destino del mercado turístico internacional en América del Sur y ocupa el segundo lugar en América Latina en términos de turistas internacionales, después de México. Los gastos de los turistas extranjeros que visitan Brasil alcanzaron los 4,9 mil millones de dólares en la primera mitad de 2011, un 15,5 % más que en el mismo periodo en 2010.

El país abarcó el 3,4% del flujo turístico internacional en el continente americano en 2010. En 2005, el turismo contribuyó con el 3,2% de los ingresos nacionales derivados de bienes y servicios, y fue el responsable de la creación de 7% de los empleos directos e indirectos. En 2006, se estima que 1,87 millones de personas fueron empleadas en el sector: 768 000 empleos formales (41%) y 1,1 millones de puestos informales (59%). El turismo nacional representa una parte fundamental del sector, contabilizando 51 millones de viajes en 2005.

Con una red de caminos de cerca de 1,8 millones km, de los cuales 96 353 km están pavimentadas, las carreteras son la principal vía de comunicación para el transporte de carga y de pasajeros. Las primeras inversiones para la construcción de carreteras se dieron en la década de 1920, en el gobierno de Washington Luís, aunque Vargas y Gaspar Dutra le dieron continuidad al proyecto.

El presidente Juscelino Kubitschek (1956–1961), quien concibió y construyó la capital Brasilia, fue otro impulsor de la construcción de caminos. Kubitschek también fue responsable de la instalación de los grandes fabricantes de automóviles en el país, Volkswagen, Ford y General Motors llegaron a Brasil durante su gobierno, de modo que uno de los puntos utilizados para atraerlos fue, evidentemente, el apoyo a la construcción de carreteras. Con los años, en el país se instalaron otros grandes fabricantes de automóviles, como Fiat, Renault, Peugeot, Citroën, Chrysler, Mercedes-Benz, Hyundai y Toyota. Esto permite que Brasil sea el séptimo país más importante en la industria automovilística.

Existen cerca de cuatro mil aeropuertos y aeródromos en Brasil, 721 de estos son pistas pavimentadas, incluyendo las áreas de desembarque. Es el segundo país con mayor número de aeropuertos en el mundo, solo detrás de Estados Unidos. El Aeropuerto Internacional de Guarulhos, localizado en la Región Metropolitana de São Paulo, es el aeropuerto más grande y más importante a nivel nacional, gran parte de este movimiento se debe al tráfico de mercancías y pasajeros del país y al hecho de que el aeropuerto une a São Paulo a prácticamente todas las grandes ciudades del mundo. Brasil tiene 34 aeropuertos internacionales y 2464 regionales.

Brasil posee una extensa red ferroviaria de 28 857 km de extensión, la décima más grande del mundo. Actualmente el gobierno brasileño procura incentivar este medio de transporte; un ejemplo de estas acciones es el proyecto del Tren de Alta Velocidad de Río-São Paulo, un tren bala que unirá las dos principales metrópolis del país. Hay 37 puertos importantes en Brasil, de entre los cuales el más grande es el Puerto de Santos. La red fluvial brasileña es una de las más grandes del mundo, con una extensión de 50 000 km de ríos navegables.

Brasil es el décimo consumidor más importante de energía del planeta y el tercero más grande del hemisferio occidental, detrás de Estados Unidos y Canadá. La generación de energía está basada en fuentes renovables, sobre todo la energía hidroeléctrica y el etanol, así como de fuentes no renovables de energía, como el petróleo y el gas natural.

A lo largo de las últimas tres décadas Brasil ha trabajado para crear una alternativa viable a la gasolina. El programa Pró-álcool tuvo su origen en la década de 1970 en respuesta a la inestabilidad de los precios del petróleo, aprovechando las ganancias intermitentes. De cualquier forma, la mayoría de los brasileños utiliza los llamados «vehículos de combustible flexible», que funcionan con etanol o gasolina, permitiendo al consumidor abastecerse con la opción más barata en el momento, muchas veces el etanol.

Los países con un gran índice de consumo de combustible como India y China están siguiendo el progreso de Brasil en esta área. Sumado a lo anterior, países como Japón y Suecia están importando etanol brasileño para ayudar a cumplir sus obligaciones ambientales estipuladas en el Protocolo de Kioto.

Brasil posee la segunda reserva de petróleo bruto más grande de América del Sur y es uno de los productores de petróleo que más aumentaron su producción en los últimos años. El país también es uno de los productores de energía hidroeléctrica más importantes del mundo. De su capacidad total de generación de electricidad, que corresponde a más de 106 000 MW, la energía hídrica es responsable de alrededor del 74%. Por su parte, la energía nuclear representa cerca del 3% de la producción energética. Como lo demuestran las grandes reservas descubiertas en la Cuenca de Santos, Brasil puede transformarse en una potencia mundial en la producción de petróleo.

Los medios impresos brasileños tienen su origen en 1808, con la llegada de la familia real portuguesa al territorio nacional, ya que anteriormente estaba prohibida cualquier actividad de edición, tanto para la publicación de periódicos y libros. La imprenta brasileña nació oficialmente en Río de Janeiro el 13 de mayo de 1808, con la creación de «Impressão Régia», hoy «Imprensa Nacional», por el príncipe regente Juan VI de Portugal.

La Gazeta do Rio de Janeiro, el primer diario publicado en lo que hoy es Brasil, comenzó a circular el 10 de septiembre de 1808. Actualmente los medios impresos se han consolidado como un medio de comunicación masiva con la fundación de varios periódicos que hoy se encuentran entre los más vendidos en el país y en el mundo, como Folha de S. Paulo, O Globo y Estado de S. Paulo, al igual que las publicaciones de las editoriales Abril y Globo.

La radio surgió en Brasil el 7 de septiembre de 1922, siendo un discurso del entonces presidente Epitácio Pessoa la primera transmisión hecha en el país; sin embargo, el verdadero comienzo de la radio ocurrió el 20 de abril de 1923 con la creación de la «Sociedad de Radio de Río de Janeiro». En la década de 1930 comenzó la era comercial de la radio, con la autorización para incluir publicidad en la programación, iniciando la contratación de artistas y el desarrollo técnico para  el sector.

En el siguiente decenio, con el surgimiento de las radionovelas y de la popularización de la programación, comenzó la llamada «época de oro» de la radio brasileña que provocó un impacto en aquella sociedad semejante al que la televisión produce hoy. Con la introducción de la televisión, la radio sufrió varias transformaciones, de modo que los programas de humor, los artistas, las novelas y los programas en vivo fueron sustituidos por música y servicios públicos.

La televisión empezó oficialmente en Brasil el 18 de septiembre de 1950, introducida por Assis Chateaubriand, quien fundó el primer canal de televisión en el país, la TV Tupi. Desde entonces la industria de la televisión ha ido creciendo, al mismo tiempo que se crearon varias redes de emisoras como Globo, Record, SBT, Bandeirantes y Rede TV. La televisión aún representa un factor importante en la cultura popular moderna de la sociedad brasileña. La televisión digital comenzó el 2 de diciembre de 2007, inicialmente en la ciudad de São Paulo.

La población de Brasil, conforme a lo registrado en el censo de población de 2010, es de más de 190 millones de habitantes 22,31 habitantes por kilómetro cuadrado, con una proporción de hombres y mujeres de 0,95:1269 y 84,36 % de la población definida como urbana. La población está fuertemente concentrada en las regiones Sudeste (80,3 millones de habitantes) y Noreste (53,0 millones de habitantes), mientras que las dos regiones más extensas, el Centro-Oeste y el Norte que conforman el 64,12 % del territorio brasileño, cuentan con apenas 29,8 millones de habitantes.

La población de Brasil aumentó significativamente entre 1940 y 1970, debido a un declive en la tasa de mortalidad, al mismo tiempo que la tasa de natalidad también presentó un ligero descenso en el mismo periodo. En la década de 1940, la tasa de crecimiento demográfico anual fue de 2,4 %, subiendo a 3,0 % en 1950 y permaneciendo en 2,9 % en 1960; la esperanza de vida subió de 44 a 54 años  y hasta 72,6 años en la década de 2010. La tasa de crecimiento demográfico tendió a disminuir desde 1960, de 3,04 % entre los años 1950-1960 a 1,13 % en 2011, y probablemente caerá hasta un valor negativo, de −0,29 %, en 2050, completando así la transición demográfica.

Las áreas metropolitanas más grandes son las de São Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte, todas en la región Sureste, con 20,8, 12,1 y 5,7 millones de habitantes, respectivamente. Casi todas las capitales estatales son las ciudades más grandes de sus respectivos estados, con excepción de Vitória, capital de Espírito Santo, y Florianópolis, la capital de Santa Catarina. También existen varias áreas metropolitanas importantes que no pertenecen a la capital de algún estado, como Campinas, Santos, Vale do Paraíba (en São Paulo), Vale do Aço (en Minas Gerais) y Vale do Itajaí (en Santa Catarina).

El natural de Brasil se denomina brasileño o brasileña, aunque en el habla corriente de varios países hispanos limítrofes con Brasil, también se usa con carácter de sinónimo tanto brasilero como brasilera, así como también se usan estos dos términos en otros diferentes contextos, al utilizarlos por ejemplo como adjetivo o como sustantivo.

De acuerdo con el censo de 2010, 47,3 % de la población (cerca de 91 millones) se definió como blanco, 43,1 % (cerca de 82 millones) como pardo, 7,6 % (cerca de 14 millones) como negros, 2,1 % (cerca de 4 millones) como asiático y 0,3 % (cerca de 572 000) como indígena, mientras que el 0,07 % (cerca de 133 000) no declararon su raza. En 2007, la Fundação Nacional do Índio reveló la existencia de 67 diferentes tribus aisladas, en comparación con las 40 que había en 2005, lo que convierte a Brasil en el país con mayor número de pueblos aislados en el mundo.

La mayoría de los brasileños descienden de los pueblos indígenas del país, colonos portugueses, inmigrantes europeos y esclavos africanos. Desde la llegada de los portugueses en 1500, se realizaron un número considerable de uniones entre estos tres grupos. La población parda es una categoría amplia que incluye caboclos (descendientes de blancos e indios), mulatos (descendientes de blancos y negros) y zambos (descendientes de negros e indios).

Los pardos y mulatos conforman la mayor parte de la población de las regiones Norte, Noreste y Centro-Oeste. La población mulata se concentra generalmente en la costa este de la región Nordeste, desde Bahía hasta Paraíba, en el norte de Maranhão, el sur de Minas Gerais y el este de Río de Janeiro. En el siglo XIX Brasil abrió sus fronteras a los inmigrantes, y entre 1808 y 1972, cerca de cinco millones de personas de más de 60 países emigraron hacia Brasil, la mayoría procedente de Portugal, Italia, España, Alemania, Japón y Medio Oriente.

En Brasil viven cerca de 240 tribus que totalizan unas 900 000 personas, aunque la mayoría de los indígenas se concentran en el norte. Además, se trata del país en el que vive la mayor cantidad de tribus no contactadas de todo el mundo. Según FUNAI, la Fundación Nacional del Indio, se calcula que los grupos de indígenas aislados que viven en la selva amazónica brasileña rondan los 77.

El idioma oficial de Brasil es el portugués, que es hablado por casi toda la población y prácticamente es la única lengua usada en los medios de comunicación, negocios y para fines administrativos. Las excepciones a esto son el municipio de São Gabriel da Cachoeira, donde el ñe’engatú, una lengua indígena sudamericana, cuenta con el estatus de cooficial junto con el portugués, y los municipios de Santa María de Jetibá y Pomerode, donde el alemán también posee el estatus de cooficial. En años recientes, ha cobrado fuerza la tendencia de cooficializar otros idiomas en los municipios poblados por inmigrantes o los indígenas en el norte del país, por medio de peticiones del Inventário Nacional da Diversidade Linguística (Inventario Nacional de la Diversidad Lingüística), instituido por un decreto del presidente Lula da Silva el 9 de diciembre de 2010, quien analiza las propuestas de oficialización de estas lenguas en el país.

Brasil es el único país americano cuya lengua materna es el portugués, lo que convierte a este idioma en una parte importante de la identidad nacional brasileña y le proporciona una cultura nacional distinta a la de sus vecinos de habla hispana.

El portugués de Brasil tuvo su propio desarrollo, influenciado principalmente por las lenguas amerindias y africanas. Como resultado, el portugués brasileño es un poco diferente, principalmente en la fonología, al portugués europeo y de otros países lusófonos. Estas diferencias son comparables con las existentes entre  el español rioplatense y el español de España.

En 2008, la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), que incluye representantes de todos los países donde el portugués es el idioma oficial, llegó a un acuerdo para hacer del portugués una lengua internacional en vez de dividir los dos dialectos divergentes de la misma lengua. A todos los países de la CPLP se les dio el plazo de 2009  a 2014 para adoptar los cambios necesarios.

Los idiomas minoritarios están presentes en todo el país. Hay 180 lenguas indígenas que predominan en las áreas remotas, y hay otras lenguas que son habladas por los inmigrantes y sus descendientes. Existen comunidades significativas de hablantes de alemán (en su mayor parte del hunsrückisch, un dialecto del alto alemán) e italiano (principalmente el talian, de origen véneto) en el sur del país, las cuales están influenciadas por el idioma portugués.

La constitución establece la libertad de culto y la separación Iglesia-Estado, haciendo de Brasil un Estado oficialmente laico. La legislación prohíbe cualquier tipo de intolerancia religiosa, aunque la Iglesia católica goza de un estatus más privilegiado. Lo anterior puede relacionarse al hecho de que el catolicismo es la fe predominante en el país, de modo que Brasil posee la mayor población católica del mundo.

De acuerdo con el censo de 2010, las religiones con más seguidores en Brasil son el catolicismo, que representa 64,6 % de la población (123 millones), el protestantismo en sus diferentes vertientes (históricos y pentecostales), con el 22,2 % (42,3 millones) y el espiritismo, seguido por el 2 % (3,8 millones). El 8 % (15,3 millones) no sigue ninguna religión (ateos, agnósticos, deístas, etc.).

La Constitución Federal y la Ley de Directrices y Bases de la Educación Nacional (LDB) determinan que el gobierno federal, los estados o Distrito Federal y los municipios deben gestionar y organizar sus respectivos sistemas de enseñanza. Cada uno de estos sistemas de educación pública es responsable de su propia manutención, que genere fondos, o bien, los mecanismos y fuentes de recursos financieros. La nueva constitución reserva el 25 % del presupuesto del Estado y 18 % de los impuestos federales y tasas municipales para la educación.

Según datos del PNUD, en 2007 la tasa de alfabetización era de 90 %, lo que significa que 14,1 millones de brasileños son analfabetos; el analfabetismo funcional ascendió al 21,6 %. El analfabetismo predomina más en el Nordeste, donde el 19,9 % de la población no sabe leer ni escribir.

El estudio del PNUD también reveló que el porcentaje de personas en la escuela era del 97 % en el grupo de edad de 6 a 14 años, y del 82,1 % en personas de entre 15 a 17 años; el tiempo promedio total de estudio entre los mayores de 10 años fue de 6,9 años. La educación superior comienza con la graduación de la escuela secundaria, que puede ofrecer opciones de especialización en diferentes carreras académicas o profesionales.

Dependiendo de la escuela, los estudiantes pueden mejorar sus antecedentes escolares con cursos de posgrado Stricto sensu o Lato sensu. Para asistir a una institución de educación superior es obligatorio, por la Ley de Directrices y Bases de la Educación, concluir todos los niveles de enseñanza de educación preescolar, básica y media, siempre y cuando el alumno no padezca de alguna discapacidad, ya sea física, mental, visual o auditiva.

El sistema de salud pública brasileño (Sistema Único de Saúde), es administrado por todos los niveles del gobierno, mientras que los sistemas de salud privados cumplen un papel complementario. Los servicios de salud pública son universales, ya que se ofrecen a todos los brasileños residentes de manera gratuita. No obstante, la construcción y mantenimiento de centros de salud y hospitales se financia con los impuestos, de modo que el país gasta anualmente cerca del 9 % de su PIB en gastos de salud. En 2009, en el territorio brasileño existían 1,72 médicos y 2,4 camas de hospitales por cada 1000 habitantes.

Pese a todos los progresos realizados desde el establecimiento del sistema de salud universal en 1988, aún existen varios problemas en la salud pública de Brasil. En 2006, entre los principales puntos a resolver se encontraban las elevadas tasas de mortalidad infantil (2,51 %) y materna (73,1 muertes por cada 1000 nacimientos). El número de muertes por enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares (151,7 muertes por cada 100 000 habitantes) y el cáncer (72,7 muertes por cada 100 000 habitantes) también tienen un impacto considerable en la salud de la población brasileña.

Finalmente, algunos factores externos pero prevenibles como los accidentes automovilísticos, la violencia y el suicidio provocaban el 14,9 % de todos los decesos en el país. Los Municipios y ciudades principales de Brasil son: Sao Paulo, Rio de Janeiro, Brasilia, Salvador de Bahía, Fortaleza, Belo Horizonte, Manaos, Curitiba, Recife y Porto Alegre.

La cultura de Brasil es el resultado de la mezcla de las tradiciones y costumbres propias de los tres grupos que dieron forma a la identidad nacional actual: los amerindios nativos, los colonizadores portugueses y los inmigrantes africanos y europeos. La base de la cultura brasileña se deriva de la cultura portuguesa,  a causa de sus fuertes lazos con el Imperio colonial portugués. Entre la herencia cultural portuguesa aún presente en el país se encuentran el idioma portugués, el catolicismo y los estilos arquitectónicos coloniales.

De manera similar, aún persisten algunos rasgos culturales que fueron fuertemente influenciados por las tradiciones y costumbres africanas, indígenas y de otros países europeos. Algunos aspectos específicos o regionales de su cultura y arte también fueron influenciados por las contribuciones de los italianos, alemanes y otros inmigrantes europeos que llegaron en gran número a las regiones Sur y Sudeste. Los amerindios influenciaron el idioma y la gastronomía del país, mientras que los africanos también dejaron su marca en la música, la danza y la religión.

El arte brasileño se desarrolló en diferentes estilos que varían del barroco, el estilo predominante en Brasil antes del inicio del siglo XIX, pasando por el romanticismo, modernismo, expresionismo, cubismo, surrealismo hasta el abstraccionismo. Sin embargo, los primeros ejemplos de arte en Brasil son las pinturas rupestres en el parque nacional de la Sierra de Capivara, que datan de hace 15 000 años. De la época prehispánica solo se han recuperado pequeñas piezas de cerámica y tallas de piedra como principales manifestaciones artísticas. Más tarde, durante la época colonial, el barroco fue el movimiento artístico más influyente en el arte brasileño, como lo evidencian las pinturas, esculturas y edificios hechos en esta etapa.

Poco antes de la independencia nacional se fundó la Academia Imperial de Bellas Artes, donde décadas más tarde surgió el principal movimiento artístico del siglo XIX en el país, el romanticismo brasileño. Durante este periodo el arte académico alcanzó su «edad de oro», con representantes como Victor Meirelles y Pedro Américo, los cuales crearon un movimiento con características particulares que lo distinguían de su contraparte europea. En 1922 se celebró la «Semana de Arte Moderno» en São Paulo, acontecimiento que marcó el inicio del modernismo brasileño. Artistas como Anita Malfatti, Tarsila do Amaral, Emiliano Di Calvacanti, Vicente do Rego Monteiro, Victor Brecheret, Cândido Portinari y Oscar Niemeyer fueron algunos de los principales exponentes de este movimiento, al mismo tiempo que ayudaron al desarrollo y promoción de las artes en Brasil.

El cine brasileño se remonta al propio nacimiento de este arte a finales del siglo XIX; en los últimos años ha ido creciendo un nuevo reconocimiento internacional hacia sus producciones. Varias películas brasileñas han obtenido el reconocimiento de la crítica internacional y han ganado algunos de los premios más importantes en su categoría. Por ejemplo, Ônibus (de José Padilha) es la película extranjera con mejores críticas en Estados Unidos de acuerdo con Rotten Tomatoes; El pagador de promesas (de Anselmo Duarte) ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes; Ciudad de Dios (de Fernando Meirelles) fue seleccionada por la revista Time como una de las 100 mejores películas de todos los tiempos, entre otros.

Por el contrario, aunque el teatro fue introducido al país por los jesuitas desde la época de la colonización, este arte no generó interés en el público brasileño hasta el siglo XIX. Sin embargo, durante las dictaduras del siglo XX el teatro fue objeto de censura del gobierno, limitando la cantidad y género de obras que podían ser exhibidas en el país. Con la caída del último régimen militar, varios actores brasileños se han destacado a nivel internacional en el campo de la actuación, como Gerald Thomas, Ulysses Cruz, etc.

La música brasileña engloba varios estilos regionales influenciados por formas africanas, europeas y amerindias. Con el paso del tiempo, la música nacional se desarrolló en muchos estilos diferentes, entre los que destacan samba, música popular del Brasil, choro, sertanejo, brega, forró, frevo, maracatu, bossa nova, rock brasileño y axé. Muchas de las obras de compositores brasileños han alcanzado el reconocimiento internacional, siendo Antônio Carlos Jobim, Heitor Villa-Lobos, Pixinguinha y Hermeto Pascoal algunos de los músicos mejor conocidos en el extranjero.

La literatura brasileña surgió a partir de la actividad literaria incentivada por los jesuitas después del descubrimiento de Brasil en el siglo XVI. Aunque en un comienzo se encontraba bastante ligada a la literatura portuguesa, con el paso del tiempo fue ganando independencia y para el siglo XIX fue influenciada por movimientos como el romanticismo y el realismo. La literatura de Brasil alcanzó su apogeo en 1922 con la Semana de Arte Moderno, que se caracterizó por la ruptura definitiva con las obras de otros países, dando lugar a la formación, a partir del modernismo y sus primeras generaciones, de sus propias escuelas de escritores verdaderamente independientes. De esta época datan muchos de los escritores brasileños más destacados, tales como Manuel Bandeira, Carlos Drummond de Andrade, João Guimarães Rosa, Clarice Lispector y Cecilia Meireles.

La producción científica brasileña comenzó en las primeras décadas del siglo XIX, cuando la familia real y la nobleza portuguesa, guiadas por el príncipe-regente Juan VI de Portugal, llegaron a Río de Janeiro huyendo de la invasión del ejército de Napoleón Bonaparte a Portugal. Hasta entonces, Brasil había sido una colonia portuguesa sin universidades ni organizaciones científicas, en contraste con las colonias americanas del Imperio español, que a pesar de tener un importante porcentaje de población analfabeta, contaban con un número considerable de universidades desde el siglo XVI.

El Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNP) es la agencia del gobierno encargada de dirigir, administrar y fomentar el desarrollo y promoción de las actividades científicas y tecnológicas. No obstante, la investigación tecnológica en Brasil es realizada en gran parte por las universidades públicas o institutos de investigación. Algunos de los centros de desarrollo tecnológico brasileños más notables son los institutos Oswaldo Cruz, Butantan, Comando General de Tecnología Aeroespacial, Empresa Brasileira de Pesquisa Agropecuária y el INPE.

Brasil cuenta con uno de los programas espaciales más desarrollado de América Latina ya que destina grandes recursos para la fabricación de vehículos de lanzamiento y satélites. El 14 de octubre de 1997, la Agencia Espacial Brasileña firmó un acuerdo con la NASA para proporcionar piezas para la EEI. Este acuerdo le dio la posibilidad para que el 30 de marzo de 2006 Marcos Pontes, a bordo del vehículo Soyuz, se transformara en el primer astronauta brasileño en orbitar el planeta.

El uranio enriquecido en la Fábrica de Combustible Nuclear de Resende, en el estado de Río de Janeiro, atiende la demanda energética de la nación. Existen planes para la construcción del primer submarino nuclear del país. Brasil también es uno de los tres países de América Latina con un laboratorio Sincrotrón en operación, un instrumento de investigación para la física, la química, la ciencia de materiales y la biología.

Brasil también posee un gran número de notables personalidades científicas e inventores de diversas áreas del conocimiento, como los padres Bartolomeu Lourenço de Gusmão, Roberto Landell de Moura, Francisco João de Azevedo, Alberto Santos Dumont, Conrado Wessel, Mário Schenberg, José Leite Lopes, Leopoldo Nachbin, Paulo Ribenboim, César Lattes, Andreas Pavel, Nélio José Nicolai, Nelson Bardini, Vital Brasil, Carlos Chagas, Oswaldo Cruz, Henrique da Rocha Lima, Mauricio Rocha e Silva y Euryclides Zerbini.

Las fiestas más importantes son las siguientes:

– 1 de enero. Año nuevo, Confraternização Universal; Inicio del año civil.

– Febrero o marzo. Carnaval Fiesta popular que precede la cuaresma, celebrado anualmente el martes anterior al miércoles de Ceniza. Aunque no es un feriado nacional, en algunos estados no se labora el lunes anterior al festival, formando así los cuatro días de carnaval.

– Marzo o abril. Viernes Santo, Sexta-Feira Santa; Festivo móvil cristiano que conmemora la muerte de Cristo.

– 21 de abril. Tiradentes: En homenaje al mártir de la Conspiración Minera.

– 1 de mayo. Día de los Trabajadores: En homenaje a todos los trabajadores.

– Mayo-junio. Corpus Christi: Festividad de la Iglesia católica en el que se conmemora el Sacramento de la Eucaristía. Se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección.

– 7 de septiembre. Día de la Independencia: Proclamación de la Independencia del Imperio portugués.

– 12 de octubre. Día de Nuestra Señora de la Concepción Aparecida, celebración de la «Patrona de Brasil.

– 2 de noviembre. Conmemoración de los Fieles Difuntos: Finados Día en memoria de los muertos.

– 15 de noviembre. Proclamación de la República: Aniversario de la transformación del Imperio en República.

– 25 de diciembre. Navidad: Natal, celebración tradicional navideña.

La cocina brasileña varía mucho dependiendo cada región, de modo que refleja la mezcla de las poblaciones nativas y de los inmigrantes. Esto ha definido una gastronomía nacional marcada por la preservación de estas diferencias regionales. Entre los mejores ejemplos están la feijoada, considerado el plato nacional; vatapá, moqueca, polenta y acarajé. Brasil cuenta con una gran variedad de dulces como el brigadeiro y el beijinho. Las bebidas nacionales son el café y la cachaza, una bebida destilada originaria de Brasil. Esta bebida se destila a partir de la caña de azúcar y es el ingrediente principal del cóctel nacional, la caipiriña.       

A pesar de la variedad de platos, una comida brasileña típica consiste de arroz con frijoles, acompañados de carne de res o de cerdo y también una ensalada, o un huevo hervido o frito, papas fritas, o farofa, hecho de harina maíz o de yuca y se sazona con sal, básicamente, podría tener el orégano, la cebolla frita  y el tocino frito. Gracias al clima tropical que predomina en gran parte de su territorio, en Brasil se cultivan una gran variedad de frutas, tales como el mango la papaya, el azaí, el cupuazú, la naranja, el cacao, el marañón, la guayaba, el maracuyá y la piña. De todos estos frutos se obtienen jugos y extractos que son utilizados para la fabricación de chocolates, caramelos, helados y otros postres.

Al igual que en otros países industrializados, la presencia de empresas multinacionales que ofrecen comida rápida ha ido en aumento, lo que provoca cambios en la alimentación y nutrición de la población brasileña, principalmente en áreas urbanas.

El fútbol es el deporte más popular en Brasil. La selección de fútbol ha ganado en cinco ocasiones la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA, en 1958, 1962, 1970, 1994 y en 2002. El voleibol, el fútbol sala, el baloncesto, el skate, el automovilismo y las artes marciales como la capoeira reconocida como el arte marcial nacional, también gozan de gran popularidad en el país.

Aunque no son tan practicados y tan seguidos como los deportes citados anteriormente, el tenis, el balonmano, la natación y la gimnasia han encontrado muchos seguidores brasileños a lo largo de las últimas décadas. Algunas variaciones de estos deportes tuvieron su origen en Brasil, como el fútbol playa o el fútbol sala.

En las artes marciales, los brasileños han desarrollado prácticas como la capoeira, el vale tudo, y el jiu-jitsu brasileño. En el automovilismo, tres pilotos brasileños ganaron ocho veces el campeonato mundial de Fórmula 1: Emerson Fittipaldi en 1972 y 1974; Nelson Piquet en 1981, 1983 y 1987 y Ayrton Senna en 1988, 1990 y 1991.

Brasil ha organizado varios eventos deportivos de gran escala. Organizó y fue sede de la Copa Mundial de Fútbol de 1950, de la cual fue subcampeón, y fue elegido para ser la sede de la edición 2014, donde quedó eliminado en semifinales, perdiendo 7-1, ante Alemania. El circuito localizado en São Paulo, el Autódromo José Carlos Pace, organiza anualmente el Gran Premio de Brasil. São Paulo organizó los Juegos Panamericanos de 1963 y Río de Janeiro organizó los de 2007. De igual forma, el país fue elegido para ser la sede de los Juegos Olímpicos de 2016, que se realizaron en la ciudad de Río de Janeiro, donde Brasil se llevó la medalla de oro en el fútbol masculino.

Y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará (Mateo 24:12).

Atiende bien, pon atención.

En Brasil existe un alto porcentaje de crisis moral en sus pobladores, en el país más grande de Sudamérica abunda el pecado. Son los últimos tiempos y la maldad de los hombres se ha multiplicado, nadie quiere a nadie, se acabó el cariño, y se enfrió el amor.

El libertinaje destruye a las personas, Río de Janeiro es una de las ciudades más importantes de Brasil, y esa ciudad está consagrada a dos demonios; Baal y Momo.

El Carnaval de Brasil (portugués: Carnaval do Brasil, IPA: [kaʁnavaw]) es un festival brasileño anual que se celebra entre la tarde de Frida (47 días antes de Pascua) y el miércoles de ceniza al mediodía, que marca el comienzo de la Cuaresma, el día cuarenta período antes de Pascua. En ciertos días de Cuaresma, los católicos romanos y algunos otros cristianos tradicionalmente se abstuvieron del consumo de carne y aves de corral, de ahí el término “carnaval”, de carnelevare, “para eliminar (literalmente,” levantar “) la carne”.

El ritmo, la participación y el vestuario varían de una región de Brasil a otra. En las ciudades del sudeste de Río de Janeiro, São Paulo y Vitória, los grandes desfiles son dirigidos por escuelas de samba. Estos desfiles oficiales están destinados a ser vigilados por el público, mientras que los desfiles menores (“blocos”) que permiten la participación del público se pueden encontrar en otras ciudades, como Belo Horizonte, también en la región suroriental. Las ciudades nororientales de Recife, Olinda, Salvador y Porto Seguro han organizado grupos desfilando por las calles, y el público interactúa directamente con ellos.

Este carnaval también está influenciado por la cultura afro-brasileña. Es una fiesta de seis días donde las multitudes siguen los tríos eléctricos por las calles de la ciudad, bailando y cantando. También en el noreste, el carnaval de Olinda presenta características únicas, fuertemente influenciadas por el folclore local y las manifestaciones culturales, como Frevo y Maracatu.

Los géneros típicos de la música del carnaval brasileño son, en la región sudeste en general, la mayoría de las ciudades de Río de Janeiro y São Paulo: samba-enredo, samba de bloco, samba de embalo y marchinha; y en la Región Nordeste incluyendo Pernambuco (principalmente ciudades de Olinda y Recife): frevo y maracatu, y Bahía (principalmente la ciudad de Salvador): samba-reggae, pagode (también un tipo de Samba) y el género principal axé music. El carnaval es la fiesta más famosa de Brasil y se ha convertido en un evento de enormes proporciones.

Excepto en la producción industrial, establecimientos minoristas como centros comerciales y negocios relacionados con el carnaval, el país se unifica por casi una semana y las festividades son intensas, día y noche, principalmente en ciudades costeras. El carnaval de Río de Janeiro por sí solo atrajo a 4,9 millones de personas en 2011, y 400,000 eran extranjeros.

Podría decirse que esta manifestación cultural podría remontarse históricamente a la Era Portuguesa de los Descubrimientos cuando sus carabelas pasaban regularmente a través de Madeira, un territorio que ya celebraba enfáticamente su temporada de carnaval, y donde estaban cargados de bienes, sino también  de personas y sus expresiones lúdicas y culturales.

Las celebraciones de carnaval fueron llevadas a Brasil por navegantes españoles y portugueses, donde se mezclaron con la cultura afro-brasileña, adquiriendo su carácter especial, y se asocian con desfiles con carrozas, disfraces, bailes populares y excesos. A pesar de la inspiración católica, sus orígenes europeos se remontan a una clase de carnaval llamado introito (“entrada” en latín) y entrudo en idioma portugués, que se caracteriza por el juego de tirarse agua de una persona a otra para purificar el cuerpo. El entrudo fue prohibido sin demasiado éxito a mediados del siglo XIX, porque era considerado violento por las clases sociales altas (se dice que algunas personas morían por infecciones y otras enfermedades debido a que algunas veces se lanzaban frutas podridas).

Los blocos (bloques), otro nombre para los cordões, son algunas de las actuales representaciones del carnaval popular de Brasil. Están formados por personas que se disfrazan de acuerdo a ciertos temas o celebran el carnaval de forma específica. Las escuelas de samba son verdaderas organizaciones que trabajan todo el año con el objetivo de prepararse para el desfile de carnaval, son especialmente notables los desfiles en el Sambódromo, estadio diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer, en el que unas 70.000 personas se dan cita cada año. Las celebraciones principales se llevan a cabo en Río de Janeiro, Salvador de Bahía, Recife/Olinda y São Paulo, en donde las escuelas de samba, blocos  y bandas ocupan barrios enteros.

No haréis para vosotros ídolos, ni escultura, ni os levantaréis estatua, ni pondréis en vuestra tierra piedra pintada para inclinaros a ella; porque yo soy Jehová vuestro Dios (Levítico 26:1).

El Carnaval de Momo y Baal.

El carnaval de Río de Janeiro es una fiesta pagana que rinde culto a dos demonios. Carnaval significa Carne para Baal, los hombres que participan de esa celebración se entregan en sacrificio consumiendo alcohol y drogas, también practican la promiscuidad. Los organizadores hacen hechicerías y brujerías y se lo dedican a su dios Baal.

En ese mismo evento los baales eligen al rey del festival, en homenaje al dios Momo. La primera bestia le dio poder a la segunda bestia.

Telesur. Publicado 9 febrero 2018.

El rey de las carnestolendas, Momo, suele aparecer acompañando a la reina del Carnaval y oficia los festejos hasta el inicio de la Cuaresma.

Brasil inicia este viernes los Carnavales 2018 en las ciudades de Río de Janeiro y Salvador, la fiesta nacional más colorida y esperada será celebrada desde el nueve al 17 de febrero, al evento asistirán cerca de dos millones de personas. El rey de las carnestolendas, Momo, suele aparecer acompañando a la reina del Carnaval y oficia los festejos hasta el inicio de la Cuaresma. Además, países como Paraguay, Colombia, Uruguay y Argentina también eligen a sus momos. El oficial de policía de 53 años de edad, Marco Antonio Sales, miembro de la escuela de samba “Tom Maior”, fue elegido el miércoles por séptima vez como Rey Momo por la Corte del Carnaval de Sao Paulo en Brasil. Sales recibirá la llave de la ciudad de Río de Janeiro por parte del alcalde Marcelo Crivella.

Para representar a este mágico personaje extraído de la mitología romana y traído al imaginario latinoamericano en 1995, es necesario pesar un mínimo de 110 kilos y tener entre 18 y 55 años. A su vez, todos los participantes deben ser brasileños o naturalizados, residir en la ciudad de Sao Paulo y no haber sido elegidos por la Corte en las últimas ediciones del Carnaval.

Los Carnavales tienen su origen en las fiestas paganas realizadas hace más de cinco mil años en Sumeria y Egipto y en las saturnales celebradas en el Imperio Romano. Los romanos entregaban se entregaban durante las fiestas a la voluntad del dios Momo, deidad extraída de la mitología griega cuya especialidad es el desenfreno, la burla y la mímica grotesca.

La Iglesia católica intentó frenar las llamadas “fiestas de la locura” pero sin éxito, los Carnavales fueron incluidos entonces en el calendario cristiano concebidos como un período de excesos permitido antes de la abstinencia de Cuaresma.

Momo (en griego antiguo Μωμος Mômos, ‘burla’, ‘culpa’; en latín momus) era, en la mitología griega, la personificación del sarcasmo, las burlas y la agudeza irónica. Era el dios de los escritores y poetas, un espíritu de inculpación malintencionada y crítica injusta.

Hesíodo contaba que Momo era un hijo de Nix, la noche (Teogonía, 214). Luciano de Samosata recordaba (en el diálogo ampliado Hermotimus) que se burló de Hefesto por haber fabricado a los hombres sin puertas en sus pechos a través de las cuales se pudiera conocer si sus pensamientos y sentimientos eran verdaderos. Incluso se burló de Afrodita, aunque todo lo que pudo hallar fue que era parlanchina y llevaba sandalias chirriantes (Filostrato, Epístolas). Debido a sus constantes críticas, fue exiliado del Monte Olimpo.

Se lo representaba con una máscara que levantaba para que se le viera la cara, y con un muñeco o un cetro acabado en una cabeza grotesca en la mano, símbolo de la locura.

Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva. Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder (Jeremías 10: 4-5).

Baal es el dueño del carnaval, y le da poder a Momo. El carnaval de Baal y Momo.

Baal (en semítico cananeo 𐤁‏𐤏‏𐤋‏‏ [baʕal], «amo» o «señor»; en hebreo, בָּעַל‎ [Báʿal]; en árabe, بعل [Baal]) es una antigua divinidad de varios pueblos situados en Asia Menor y su área influencia: babilonios, caldeos, cartagineses, fenicios (asociado a Melkart), filisteos, israelitas y sidonios. Era el dios de la lluvia, el trueno y la fertilidad. También es el dios sol.

Por otra parte, Moloch Baal es una versión diferente, se trata de un dios de origen canaanita que fue adorado por los fenicios, cartagineses y sirios. Era considerado el símbolo del fuego purificante, que a su vez simboliza el alma. Se le identifica con Cronos y Saturno.

Baal o también conocido como Bael es el primero de los siete reyes del infierno, es príncipe y duque de las tinieblas, posee 66 legiones de demonios bajo su mando. Se le llegó a considerar el dios pagano local de un determinado pueblo, y al mismo tiempo, todos los ídolos de la tierra. También se encuentra en varios lugares en plural baales, Había muchas variaciones, tales como el dios sol, el dios de la fertilidad, y otros.

Baal-peor es Belfegor, y es otro demonio, también se le llama Baal-zebub, pero Belcebú es otro demonio. Baal se asocia con todos los espíritus del infierno.

Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel. Y Jehová dijo a Moisés: Toma a todos los príncipes del pueblo, y ahórcalos ante Jehová delante del sol, y el ardor de la ira de Jehová se apartará de Israel. Entonces Moisés dijo a los jueces de Israel: Matad cada uno a aquellos de los vuestros que se han juntado con Baal-peor (Números 25:3-5).

El carnaval de Momo y Baal es sinónimo de alcohol, drogas, música, bailes y sexo. Es uno de los rituales de fornicación más grande del mundo, y está autorizado por el gobierno de Brasil.

EL MAÑANA, 09 junio 2018. En el marco del Carnaval en Brasil 70 millones de preservativos están siendo repartidos, en un país donde aumenta el número de relaciones sexuales durante el evento y en el que el caso de infectados por la enfermedad se incrementó en los últimos años. Las autoridades federales brasileñas informaron que 70 millones de preservativos fueron repartidos en las principales ciudades donde se celebra el Carnaval, en especial en Río de Janeiro, Salvador de Bahía y Sao Paulo, entre otras.

Aunque el Carnaval suele generar habitualmente disfraces y temáticas vinculadas con el sexo, ello no implica que los brasileños se destaquen por el uso de preservativos en sus relaciones esporádicas.

Las autoridades realizan cada año un notable esfuerzo por promover el uso de preservativos en un país en el que el aborto está prohibido por ley, mientras se lucha contra la transmisión de enfermedades como el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), cuya infección aumentó en los últimos años.

Este año fueron distribuidos 129 mil pancartas y 315 mil folletos en Río de Janeiro, así como millones de preservativos en lugares como aeropuertos, comparsas o centros turísticos, para evitar contagios. Sin embargo, una encuesta reciente indicaba que el 88 por ciento de los cariocas aceptaría hacer sexo sin preservativo si lo pidiera su pareja, aunque fuera un desconocido.

En otro sondeo referente a 2013 el 45 por ciento de los brasileños sexualmente activos declaraba no usar preservativo en las relaciones sexuales esporádicas,  y los expertos critican que de alguna forma se haya perdido el ‘miedo’ a contraer enfermedades sexualmente transmitibles. Datos publicados en julio de 2014 por UNAIDS indicaban que los contagios aumentaron en Brasil un 11 por ciento entre 2005 y 2013.

Se trata de una tendencia contraria al resto del planeta, donde en ese mismo período el número de infectados cayó un 27.5 por ciento, de 2.9 millones en 2005 a 2.1 millones en 2013. El 47 por ciento de los nuevos infectados en 2013 por Sida de toda América Latina vivían en Brasil, y se estima que hay 730 mil enfermos en el país, la mitad de ellos actualmente tratados con antiretrovirales.

Celia Cruz cantó una salsa llamada Carnaval, parte de la letra dice: No hay que llorar, que la vida es un carnaval, es más bello vivir cantando.

Celia Cruz era sacerdotisa santera, tenía pacto con Baal y otros demonios. Era idólatra, en varias de sus canciones alabó a sus orishas. Esa bruja murió el año 2003, actualmente su alma es atormentada en el infierno por consagrar su cuerpo a Baal. La vida no es un carnaval, hay que vivir con responsabilidad  y obediencia al Señor, Jesús es la vida.

Carnaval. Carne a Baal, carne de los carnales. Que Jehová los reprenda.

Así será en el fin del mundo; los ángeles saldrán, y sacarán a los malos de entre los justos, y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el crujir de dientes. ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos le dijeron: Sí.

Y Él les dijo: Por eso todo escriba que se ha convertido en un discípulo del reino de los cielos es semejante al dueño de casa que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas. Y sucedió que cuando Jesús terminó estas parábolas, se fue de allí.               

Y llegando a su pueblo, les enseñaba en su sinagoga, de tal manera que se maravillaban y decían: ¿Dónde obtuvo éste esta sabiduría y estos poderes milagrosos? (Mateo 13: 49-54).

Te digo así:

El pecado es desobediencia a la palabra de Dios, transgrede la ley del Señor. Los mundanos se inclinan hacia el mal, y se someten a la voluntad del diablo, ellos se apartan del bien usando el libre albedrio. Los pecadores son enemigos de Dios. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Pecado de idolatría que desencadena otros pecados; Carnavales de Satanás. Católicos, santeros y masones adorando a los demonios, otros dicen que son ateos o agnósticos, pero de la misma forma participan de esas celebraciones.

La idolatría es la práctica religiosa en la que se rinde culto a un ídolo. También es amor y admiración excesivos que se sienten por una persona o por una cosa.

Palabra de Jehová: Guarda lo que yo te mando hoy; he aquí que yo echo de delante de tu presencia al amorreo, al cananeo, al heteo, al ferezeo, al heveo y al jebuseo. Guárdate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti.

Derribaréis sus altares, y quebraréis sus estatuas, y cortaréis sus imágenes de Asera. Porque no te has de inclinar a ningún otro dios, pues Jehová, cuyo nombre es Celoso, Dios celoso es.

Por tanto, no harás alianza con los moradores de aquella tierra; porque fornicarán en pos de sus dioses, y ofrecerán sacrificios a sus dioses, y te invitarán, y comerás de sus sacrificios; o tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, harán fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas. No te harás dioses de fundición.

Hermanos evangélicos, Dios habla, enseña, advierte y amenaza. Pero el pueblo no entiende y no obedece, el mundo se está burlando del Señor.

Atiende bien, pon atención.

Yo vivo en Santiago de Chile, y los demonios Baal y Momo también se levantaron contra mí, esos espíritus cobardes me atacan por las Redes sociales, me difaman y se burlan de mí. También lo hicieron en el Festival de Viña del Mar 2015, 2016, 2017, 2018 y 2019 todos los humoristas que subieron a ese escenario, se burlaron de mí. Festival significa fiesta grande a Baal.

Felipe Avello y Jorge Alis solo hablan de mí, y la gente se ríe. Yo maldigo a esos dos payasos, que la ira de Jehová descienda sobre ellos.

Y maldigo a Francisca García Huidobro, esa chilena es masona, esa tipa es animal.

A mi hermano Víctor lo llaman Momo desde que era niño, mi hermano está poseído por ese demonio payaso, es dueño del whatsapp satánico, él me entregó al Festival de Viña del Mar.

En Chile abunda la droga, la delincuencia, la violencia, la promiscuidad, las ETS, el agnosticismo y la apostasía. Pero los chilenos se burlan de mí, el diablo es atrevido, se deleita practicando la mentira porque es mentiroso.

El año 2017 presenté mi página web, yo predico, doy testimonio y denuncio el pecado. Soy siervo del Señor Jesucristo, yo derroté a Satanás, a Baal, y a Momo. Los derroté en el poderoso nombre de Cristo Jesús. Gloria a Dios.

Escrito está: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó,  a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó.

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo. Somos contados como ovejas de matadero. Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Atiende bien, pon atención.

Emol.Com Santiago: Sábado 09 de junio del 2018 | Actualizado 17:10

SANTIAGO.- Días complejos son los que pasa la administración de la alcaldesa Virginia Reginato en Viña del Mar. Y es que tras retornar de sus vacaciones a inicios de abril, se encontró con un municipio altamente cuestionado.  Esto debido principalmente al déficit presupuestario que enfrenta la ciudad y que supera los $13.457 millones. Lo anterior provocó una solicitud de dos concejales de la ciudad para que la Contraloría General de República iniciara una investigación, entidad que ya comenzó la auditoria.

Ante esto, la alcaldesa ya tomó una de las primeras medidas para paliar la crisis: removió al administrador municipal, el abogado Pablo Staig, quien ahora se desempeñará como director de Asesoría Jurídica Municipal. La vacante dejada por Staig será ocupada por un administrador público, el hasta ahora gerente de la Corporación Municipal, que opera los servicios de educación y salud, Claudio Boiser.

“Se requiere una reestructuración de la Municipalidad de Viña del para tener mayores ingresos, más recursos y funcionar como corresponde en sus diversos departamentos”, expresó Reginato a El Mercurio, al enfrentar a la prensa flanqueada por su nuevo equipo directivo.

Además, la jefa comunal le puso plazo a su plan para paliar el déficit: “Este año vamos a revertir”, y dio a conocer una estrategia financiera con medidas para aumentar los ingresos y disminuir los gastos. Sin embargo, no apuntó a responsables por la crisis financiera. “Yo no sé si hay responsabilidad o no. Siempre he dado la cara, siempre voy a estar disponible”, acotó. Por ahora, se ha informado que la estrategia consistirá en una reducción de gastos y la reestructuración de algunos cargos. Además, se espera que la licitación del Festival de Viña de Mar entregue recursos frescos.

En ese sentido, Reginato aseguró que el plan se venía madurando hace un año, descartando que esta fuera la reacción a una crisis. Asimismo, sostuvo que se mantuvo al concejo municipal informado acerca de la situación financiera, refutando las críticas de la concejala Marcela Varas (PPD).

La concejala acusó que se aprobó un presupuesto desconociendo la magnitud del déficit, pues aseguró que se les había indicado primero que éste llegaba a los $2.500 millones y después a las $8 mil millones. Deuda que en realidad supera los $13 mil millones. Para a la agrupación Viña Transparente, de la crisis presupuestaria de Viña del Mar no se salva nadie, por lo que en marzo solicitó al Tribunal Electoral la destitución de la alcaldesa y de todos los concejales; excepto Víctor Andaur (PC), invocando “notable abandono de deberes”.

Sumado al déficit, existe otro flanco que pone en tela de juicio la gestión de Reginato: Habitantes, autoridades intelectuales y políticas han salido a criticar el estado de las calles céntricas de la “Ciudad Jardín”. “Los más serio son el abandono del espacio público y la falta de regulación de locales comerciales”, apuntó el arquitecto y director de Espacio Público, Iván Poduje, por medio de una carta a El Mercurio hace algunas semanas.

Desórdenes, consumo excesivo de alcohol, venta de drogas y el aumento de la delincuencia son algunas de las denuncias que los habitantes del sector llevan haciendo por años y que, han asegurado, son la raíz del deterioro del balneario. Situación que ha enfrentado a los vecinos con el municipio. Incluso se han realizado mesas de diálogo entre las partes para dar con una solución a los residentes del popular sector. La edil Varas, manifestó que el deterioro de la ciudad va de la mano con el déficit ya descrito. “Todo esto se debe al tremendo déficit presupuestario que enfrenta la comuna de Viña del Mar”.

Mientras que su par, el concejal Carlos Williams (RN), si bien admitió que Viña del Mar tiene que ser “modernizada”, aludió a que desde el municipio sí se están haciendo gestiones para solucionar el problema.

Chile roba, mata y destruye. Que Jehová reprenda al diablo.

Déjate de porquería, arruinaste Chile con tu brujería, Manitú.

Repito.

Déjate de porquería, arruinaste Chile con tu brujería, Manitú.

Se creen de lujo, y son los brujos.

Déjate de porquería, arruinaste Chile con tu brujería, Manitú.

El Festival de Momo y Baal, Chile es animal.

 

Hermanos evangélicos, existe corrupción en la municipalidad de Viña del Mar, esa alcaldesa es farandulera, se dedica a cantar, bailar y contar chistes. Se cree de alfombra roja y su ciudad está en crisis. Suciedad, narcotráfico y delincuencia en Viña del Mar.

Satanás es sinvergüenza se cree de alfombra roja, los masones están robando y desfilando, del pueblo se están burlando.

El Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, o Festival de Viña, es un certamen musical organizado por el municipio de Viña del Mar, Región de Valparaíso, Chile. Se lleva a cabo cada año durante la última semana del mes de febrero en el anfiteatro de la Quinta Vergara desde el 21 de febrero de 1960. Es, además, el festival más grande, importante y reconocido en el continente americano.

El evento toma lugar en un escenario que cuenta con una capacidad para 15.000 espectadores y se transmite en vivo por radio y por televisión, logra récords de sintonía y mueve millones de dólares en concepto de auspicios, programas de televisión publicidad y turismo asociados. Aunque las competiciones de música popular y folclórica fueron el origen del certamen, desde hace años se han relegado a un segundo plano y se ha dado preferencia a los artistas invitados, quienes son el plato fuerte verdadero del certamen.

Desde su LII edición hasta la LIX versión, la organización, producción y transmisión del Festival de Viña ha estado en manos de la estación televisiva Chilevisión.

A partir de la edición 2019 hasta la del 2022, el evento será televisado conjuntamente, por la alianza compuesta por Canal 13, TVN y FOX a, que se quedaron con la licitación del evento el 12 de abril de 2018, por lo que ambos canales volverán a transmitir el Festival de Viña del Mar, luego de 8 años de licitación de Chilevisión.

El humor del Festival está consagrado a Momo, ese demonio es un payaso. La Quinta Vergara continúa divirtiéndose, y la Ciudad de Viña del Mar sigue agonizando, la alcaldesa los está matando, cortina de humo está formando.

Virginia Reginato es hija de Baal, ella es mi enemiga. Esa alcaldesa es espiritista y ladrona, se muestra limpia por fuera pero por dentro está podrida, es animal.

Yo maldigo a Virginia Reginato, que la ira de Jehová descienda sobre ella.

¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera lucen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros, por fuera parecéis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía y de iniquidad.

Los masones tienen alma animal, espíritu animal y corazón animal. Los masones son animales.

Cualquiera que cohabitare con bestia, morirá (Éxodo 22:19).

Todos esos delincuentes del Festival de Viña del Mar van a quedar peor que Javiera Suarez.

Te digo así:

Los hombres siguen pecando y eso continúa provocando la ira de Dios. Brasil practica la idolatría, la brujería y la hechicería.

El candomblé es un ritual o culto fetichista propio de los negros brasileños, que combina ritos o ceremonias del animismo africano, del catolicismo y de la hechicería con danzas, tamborileo y cantos. También es música popular brasileña basada en este culto. Macumba es sinónimo de candomblé.

El candomblé, culto de los orishas, de origen totémico y familiar, es una de las religiones afrobrasileñas practicadas principalmente en Brasil y Colombia aunque ha llegado a los países vecinos como: Argentina, Paraguay, Uruguay, Venezuela  y hasta México.

La religión tiene por base al ánima (alma) o espíritu de la naturaleza y por tanto es clasificada como animista. Se presume que sacerdotes animistas que fueron esclavizados y transportados al Brasil y a colonias españolas trasmitieron sus creencias y cultura a otros esclavos, los que eventualmente escaparon y formaron asentamientos de cimarrones, llamados también quilombos junto a sus orixás/nkisis/voduns, su cultura y sus dialectos entre 1549 y 1888.

Pese a estar confinado originalmente a reductos y asentamientos de cimarrones, prohibido por la Iglesia Católica y hasta criminalizado por algunos gobiernos, el candomblé prosperó durante cuatro siglos y se expandió notablemente después de la Ley Áurea en territorios del Imperio de Brasil. Hoy es una de las principales religiones establecidas, con seguidores de todas las clases sociales y decenas de miles de templos. En censos recientes aproximadamente 3 millones de brasileños (1,5% de la población total) declararon al candomblé como su religión.

En Salvador de Bahía existen 2230 terreiros registrados en la Federación Baiana de Cultos Afrobrasileños. Además, en la cultura brasileña las religiones no se ven como exclusivas y según algunas organizaciones culturales afrobrasileñas hasta 70 millones de personas participan en rituales del candomblé, regular u ocasionalmente. Los Orixás del candomblé, los rituales y las fiestas son actualmente parte de la cultura y el folclore brasileño.

El candomblé no debe ser confundido con Umbanda o Batuque, otras dos religiones afrobrasileñas de similar origen, ni con otras religiones afroderivadas como el vudú haitiano, la santería cubana o el Palo Mayombe, las cuales surgieron independientemente del candomblé y son virtualmente desconocidas en Brasil. El candomblé es una religión henoteísta, el dios principal para la nación ketú es Olorum, para la nación bantú es Zambi y para la nación jeje es Mawu. Son naciones independientes en la práctica diaria y en virtud del sincretismo existente en Brasil la mayoría de los participantes consideran al dios principal de su panteón como equivalente al Dios de la Iglesia Católica.

Los Orixás/Inquices/Voduns reciben homenajes regulares con ofrendas, cánticos, danzas y vestimenta especial. Así, cuando hay referencia mitológica a una divinidad creadora, esa divinidad tiene tanta importancia en el día a día de los miembros del terreiro, como es el caso del Dios Cristiano, que en la mayoría de las veces son confundidos con dioses.

Los Orixás de la mitología yoruba fueron creados por el dios supremo, Olorun (Olorum) de los yoruba; Los Voduns de la mitología fon o mitología ewe, fueron creados por Mawu, el dios supremo de los Fon; Los Nkisis de la mitología bantú, fueron creados por Zambi, Zambiapongo, dios supremo y creador.

El candomblé rinde culto, entre todas las naciones, a cincuenta de las centenas de deidades antes adoradas en África. Sin embargo, en la mayoría de los terreiros de las grandes ciudades, son dieciséis las más adoradas. Lo que sucede es que algunas divindades tienen “cualidades”, que pueden ser adoradas como un diferente Orixá/Inquice/Vodun en uno u otro terreiro.

Brasileños politeístas. Adoran al diablo y a todos los demonios. Que Jehová los reprenda.

No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

Exterminaré las hechicerías de tu mano, y no tendrás más adivinos. (Miqueas 5:12).

Atiende bien, pon atención.

Los futbolistas brasileños son especiales, Pelé es el mejor jugador del mundo de todos los tiempos. Otros que fueron grandes y espectaculares son: Zico, Rivelinho, Sócrates, Garrincha, Tostao, Gilmar, Toninho Cerezo, Arthur Friedenreich, Falcao, Leonidas Da Silva, Didí, Jairzinho, Dunga, Romario, Bebeto, Zagallo, Cafú, Rivaldo, Carlos Alberto, Vavá, Cláudio Taffarel, Ronaldo, Roberto Carlos, Ronaldinho, Mazinho, Branco, Jorginho, Kaká, Alemão , Valdo, Silas, Robinho y Marcelo. Actualmente, Neymar es el tercer mejor futbolista de mundo, aun es joven, y pretende superar al portugués Cristiano Ronaldo y al argentino Lionel Messi.

La selección de futbol de Brasil es cinco veces campeón del mundo, pentacampeón. El futbolista brasileño tiene una técnica especial, la mayoría de ellos son habilidosos y espectaculares. Brasil es el mejor.

Antiguamente, el club peruano Alianza Lima tuvo influencia brasileña, Didí fue su director técnico en 1986, Didí también fue entrenador de Sporting Cristal y la selección peruana. Paulo César Autori también dirigió a Alianza Lima, Sporting Cristal y Selección peruana.

Los futbolistas brasileños más importantes que jugaron en Alianza Lima fueron Marquinho y Palinha. Eran queridos y reconocidos por los hinchas blanquiazules y por la prensa. Cláudio Adão fue figura en Sport Boys del Callao, goleador de la Primera División del Perú en 1990.

Te digo así:

Yo jugué en las divisiones menores del club Alianza Lima, jugué una Copa de la Amistad, y le anoté un gol a Cantolao B. también jugué varios campeonatos de la Asociación, categorías 77 y 76, partidos amistosos y de exhibición.

Cuando yo tenía 13 años llegaron los masters de Brasil para jugar contra los masters de Perú en el estadio Alejandro Villanueva, por Brasil jugaron Zico, Rivelinho, entre otros, por Perú jugaron Teófilo Cubillas, César Cueto, José Velásquez, y otros.

La categoría 77 de Alianza Lima jugó de preliminar contra Los Bombones de Chincha. Ese día fui titular, jugué en el medio campo, y usé la camiseta número 10. El estadio se llenó desde muy temprano, 35 mil espectadores en las graderías. Los que fueron a ver a Zico, Rivelinho, Cubillas y Cueto, también me vieron a mí. Yo recuerdo que hice una gran jugada pero perdí el gol; ingresé de izquierda hacia el centro llevándome a dos o tres rivales, hice una pared con un compañero  y quedé en la raya del área chica frente al arquero, con todas las posibilidades de anotar, sólo tenía que tocarla con la parte interna del pie derecho al lado izquierdo del arquero y celebrar el gol. O amagarlo y llevarlo, salir por mi izquierda, derecha del arquero, y definir con el pie izquierdo.

Pero sucedió que detrás de ese arco estaban los hinchas de Comando sur, ellos esperaban para alentar a Perú, esa tribuna estaba llena, eran los hinchas de Alianza Lima, yo levanté la mirada y observé que ellos estaban atentos a la jugada y prácticamente gritaban gol, cuando reaccioné, el arquero estaba en el suelo y tenía la pelota en sus manos. Yo perdí el gol.

En el entretiempo, mi entrenador Rafael “cholo” Castillo se me acercó y me dijo: “Vas a salir porque te has asustado, y te perdiste ese gol”. En realidad jugué bien pero en esa jugada me distraje, ver a los hinchas en la tribuna sur fue impactante, espectacular. Finalmente mi equipo ganó, luego me fui a la tribuna de occidente  y observé el espectacular partido de Brasil y Perú. Rivelinho, Cafuringa y Cueto jugaron excelente, perfectos. El partido lo ganó Brasil.

Yo admiraba a Luis Antonio Escobar Aburto, a Juan Reynoso y a Waldir Sáenz, yo quería ser como Waldir Sáenz. Actualmente, Waldir es el goleador histórico del club Alianza Lima.

Como dije antes, Sigo con mi Wikipedia para que aprendan a respetar. Otra anécdota: año 1993, yo tenía 16 años y estudiaba en el colegio Hipólito Unanue, en el turno tarde. De mi casa al colegio son 14 cuadras y yo las caminaba de lunes a viernes, un día yo llegué al colegio como a las 12:50 y cerca a la puerta había un auto estacionado, el copiloto de ese auto era el actual asistente técnico de la selección peruana, que en ese entonces jugaba en el equipo profesional del club Deportivo Municipal, también vi cuando el piloto bajó del auto e ingresó al centro educativo, también era un reconocido futbolista del Deportivo Municipal que antes había triunfado en Sport Boys, luego me enteré que uno de sus familiares estudiaba allí, y él fue a verla y a hablar con el director del colegio.             

El tema es que yo reconocí al que estaba sentado en el asiento del copiloto, pues yo jugaba en Alianza y él también había jugado en las divisiones menores del club blanquiazul. Yo lo vi pero no fui a saludarlo pues sentí vergüenza, y me acerqué al kiosko que estaba al frente y compré una galleta, él me vio, se bajó del auto, también compró una galleta, me saludó, y me dijo: ¿Qué haces aquí? Yo le respondí que ese era mi colegio y que vivía cerca de ese lugar. Y él me dijo, en Villa el Salvador hay mucha arena. Luego me despedí e ingresé al colegio, y adentro se me acercaron algunos niños y compañeros de la secundaria y me preguntaron ¿Por qué estaba conversando con el futbolista del Deportivo Municipal? Ellos también lo vieron y lo reconocieron.

Actualmente, Nolberto Solano es asistente técnico de la selección de futbol de Perú, pertenece al comando técnico que clasificó al mundial de Rusia 2018. Antes fue buena persona, fue humilde y educado. Ahora es whatsappero, racista y clasista.

Se cree lo máximo porque hoy tiene dinerito, Europa lo cambió, pero sigue siendo un peruanito.

It is not from England it is from Peru. No es de Inglaterra, es de Perú. Solanito es peruanito, pobrecito.

Atiende bien, pon atención.

En el año 1994, yo jugaba en las divisiones menores del club Deportivo Municipal, también estaba cursando el 5to año de secundaria, y tenía una polola, ella estaba en 4to año de secundaria. Empezamos a pololear ese año, pero los primeros días de enero de 1995 sucedió algo, yo cometí un error.

La engañé, fui infiel, me metí con otra mujer, eso provocó el final de nuestra relación. Fueron ocho meses.

Me equivoqué, y no supe que hacer. Me asusté y sentí vergüenza, pero no le pedí perdón. Han pasado 24 años, hoy tengo mi página web, y hoy voy a disculparme, voy a pedirle perdón en el nombre del Señor.

 

DISCÚLPAME

El 2014 terminó la guerra, tenía un trauma en la tierra. Confesé mi infidelidad, antes practiqué la deslealtad. Ya hablamos algo de ese tema, ya se acabó el problema, eres madura y buena gente, ahora a tu familia estás amando. Hoy te hablo otra vez, así demuestro mi interés, vengo a disculparme, y a pedir perdón.

Erika, discúlpame, discúlpame. 24 años después, te quiero buscar, pues pienso viajar.

Ay discúlpame, discúlpame. Tus ojos pardos verdosos quiero ver, la biblia te voy  a leer, si quieres te lavo los pies.

A otros países he viajado, pero ninguna mujer hoy duerme a mi lado. Quizás será porque a mi hijo yo he abortado, a mi primogénito yo maté. De eso también quiero hablarte, tu amistad me hace bien.

Erika, discúlpame, discúlpame. Tu hermana me trató bien, tu cuñado también. Ay discúlpame, discúlpame. Un día te vi llorar, tus lagrimas quiero secar. Ay discúlpame, discúlpame. Tus ojos pardos verdosos quiero ver, la biblia te voy  a leer, si quieres te lavo los pies.

Discúlpame, discúlpame.

Gloria a Dios.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Yo te había engañado, con Katty Pinto Flores me había metido, sin motivos andaba resentido, pero te digo que de ti yo estaba enamorado. Lloré porque nuestra relación yo había arruinado.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Sin problemas, sin dilemas, el perdón es el tema. Empecemos de nuevo, por favor.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Inclina, oh Jehová, tu oído, y escúchame, porque estoy afligido y menesteroso. Guarda mi alma, porque soy piadoso; salva tú, oh Dios mío, a tu siervo que en ti confía. Ten misericordia de mí, oh Jehová; porque a ti clamo todo el día. Alegra el alma de tu siervo, porque a ti, oh Señor, levanto mi alma.

Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, y grande en misericordia para con todos los que te invocan.

Escucha, oh Jehová, mi oración, y está atento a la voz de mis ruegos. En el día de mi angustia te llamaré, porque tú me respondes.

Oh Señor, ninguno hay como tú entre los dioses, ni obras que igualen tus obras. Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, y glorificarán tu nombre. Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; sólo tú eres Dios (Salmos 86:1-10).

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Atiende bien, pon atención.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Yo tenía dos traumas, había perdido la paz y la calma. La infidelidad y el aborto estaban dañando mi alma, yo entregué mi vida a Cristo, y el 2014 vi tu bello rostro, y escuché tu linda voz.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

De nuevo tuve que nacer, el bautismo en las aguas tuve que hacer, y la biblia tuve que leer. Mi alma y mi corazón estaban llenos de tristeza y dolor, dormir por las noches era todo un terror.

Tu nobleza es inocencia, perfección es tu decencia, yo bendigo a tu descendencia.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Es elegante tu presencia, yo sé que te dañé, discúlpame. Yo sé que te engañé, discúlpame.

Aprendí de Jesucristo la fidelidad y la lealtad, en el Espíritu Santo tengo libertad, y predico la sana doctrina porque la vivo de verdad.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

 Escrito ahora está, mi ruego; disculpas te voy a pedir, blanquita. Escrito ahora está, mi ruego; disculpas te voy a pedir, bonita.

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

 Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo (Efesios 4:32).

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Te digo así:

Discúlpame, discúlpame.

Dios bendito.

Discúlpame, discúlpame.

Repito.

Discúlpame, discúlpame.

Repito otra vez.

Discúlpame, discúlpame.

Erika, por favor discúlpame.

Discúlpame, discúlpame.

Por eso:

El 2014 terminó la guerra, amo al Señor, discúlpame.

Amén.

 

Hermanos evangélicos, el perdón es la acción por la que una persona disculpa a otro una acción considerada como ofensa, renunciando eventualmente a vengarse, o reclamar un justo castigo o restitución, optando por no tener en cuenta la ofensa en el futuro, de modo que las relaciones entre ofensor perdonado y ofendido perdonante no queden más o menos afectadas. El perdonante no “hace justicia” con su concesión del perdón, sino que renuncia a la justicia al renunciar a la venganza, o al justo castigo o compensación, en aras de intereses superiores.

El perdón no debe confundirse con el olvido de la ofensa recibida, tampoco perdona quien no se siente ofendido por lo que otras personas considerarían una ofensa. Tampoco perdona quien deja de sentirse ofendido tras las explicaciones del presunto ofensor que hacen ver la inexistencia originaria de ofensa alguna. El perdón es obviamente un beneficio para el perdonado, pero también sirve al perdonante (que también está interesado en ver recompuestas total o parcialmente sus relaciones con el ofensor y en ocasiones cumple al perdonar una obligación moral o religiosa) y a la sociedad, pues contribuye a la paz y cohesión social y evita espirales de venganzas, motivo por el que religiones y diversas corrientes filosóficas lo recomiendan.

El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos (Proverbios 17:9).

Escrito está: Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan. Después de arrepentirse y convertirse, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.

Por tanto, hermanos, sepan que por medio de Jesús se les anuncia a ustedes el perdón de los pecados. Ustedes no pudieron ser justificados de esos pecados por la ley de Moisés, pero todo el que cree es justificado por medio de Jesús.                    

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 

PERDOE-ME.

O 2014 acabou-se a guerra, tinha um trauma na terra. Confessei meu infidelidad, dantes eu practique a deslealtad. Já falamos algo desse tema, é madura e boa gente, a sua familia agora está amando. Hoje falo você outra vez, assim demonstro meu interesse. Venho a desculpar-me, e a pedir perdao.

Ai perdoe-me, perdoe-me. 24 años depois, quro você procurar, pois pensó viajar.  Ai perdoe-me, seus olhos quero ver, a biblia quero você os pés.  A outros países tenho viajado, mas nenhuma  mulher  hoje  dorme a meu lado.

Quiça será a meu filho tenho matado, a meu primogénito tenho abortado. Disso también quero falar você, sua amizade faz-me bem.

Ai perdoe-me, perdoe-me. Sua irma trato-me bem. Ai perdoe-me, perdoe-me. Um día vi voce chorar, suas lágrimas quero secar. Ai perdoe-me, perdoe-me.

O 2014 terminou a guerra. Amo al Senhor Jesucristo, faz favor, perdoe-me.

Obrigado. Amém.

 

Entonces, el coro dice así: Mentiras, mentiras, mentiritas con ella no. Mentiras, mentiras. Me pilló, me pilló, y me botó. Todo se acabó.

Por eso; mentiritas conmigo no, Cristo viene, Jesucristo me conviene. Mentiritas conmigo no, fin del cuento, ahora el que manda es Dios.

Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio (Hechos 3:19).

Desde entonces Jesús comenzó a predicar, y a decir: Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado. Jesús caminaba junto al mar de Galilea, y vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

Y les dijo: Vengan conmigo, y los haré pescadores de hombres. Ellos entonces, dejaron al instante las redes, y lo siguieron. Más adelante, vio a otros dos hermanos, Jacobo, hijo de Zebedeo y su hermano Juan, en la barca con su padre Zebedeo, que remendaban sus redes; y los llamó.

Ellos, dejaron al instante la barca y a su padre, y lo siguieron. Jesús recorrió toda la ciudad de Galilea, enseñando en las sinagogas, predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

Su fama se difundió por toda Siria; y le llevaron a todos los que tenían dolencias, también a los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, a los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó. Lo siguió mucha gente de Galilea, Decápolis, Jerusalén, Judea y del otro lado del Jordán.

También me llamó a mí; me perdonó, me libertó, me ayudó, y me bendijo. Ahora soy siervo del Señor Jesucristo. Amén.

Atiende bien, pon atención.

Yo me llamo Ricardo Augusto Fuentes Guinges, antes, mi segundo nombre no me gustaba, entonces cuando estaba en 5to año de secundaria, decidí hacer un cambio, y empecé a decir que mi nombre completo era Gibson Ricardo Fuentes Guinges.

El nombre Gibson, lo saqué de una telenovela brasileña, me gustó y lo agarré para mí. Luego lo reservé para cuando tuviera un hijo, pues pensaba ponerle ese nombre. Pero sucedió que en el año 1999 nació uno de mis sobrinos en la ciudad de Tarma, Perú. Yo viajé a esa ciudad, fui al hospital y le sugerí a mi hermano Jorge Luis, que a su hijo recién nacido, le pusiera los nombres Gibson Luis, él y mi cuñada me hicieron caso, les gustó la sugerencia, y llamaron a su hijo Gibson Luis Fuentes Pando, así lo escribieron.

Actualmente, mi sobrino es futbolista profesional, pertenece a la plantilla de Sport Huancayo de Perú. Su papá jugó en las divisiones menores del club Alianza Lima, y fue convocado a una pre-selección sub 20. Hoy en día, Gibson es profesional, mi sobrino es bendito, gloria a Dios. Amén.

Corito para mi sobrinito:

El Señor tiene lo que a ti te gusta, el Señor tiene lo que te hace falta. Sobrino anda a la iglesia, el Señor Jesucristo pronto regresa.

Dios es bendito.

El Señor tiene lo que a ti te gusta, el Señor tiene lo que te hace falta. Sobrino anda a la iglesia, el Señor Jesucristo pronto regresa.

Atiende bien, pon atención.

El Señor tiene lo que a ti te gusta, el Señor tiene lo que te hace falta. Sobrino anda a la iglesia, el Señor Jesucristo pronto regresa.

El volante ahora juega más adelante. Es delantero, hace el gol.

El Señor tiene lo que a ti te gusta, el Señor tiene lo que te hace falta. Sobrino anda a la iglesia, el Señor Jesucristo pronto regresa.

Te lo digo aquí, yo te puse el nombre.

Sobrino anda a la iglesia, el Señor Jesucristo pronto regresa.

Gibson Luis Fuentes Pando está trabajando, y yo estoy orando, Jehová lo está guardando.

Derribo montañas, paredes y murallas en la tierra, así gano la guerra y por la fe yo voy a crecer. A mi sobrino predico, a Dios él debe creer.

Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible (Marcos 9: 23).

Derribo montañas, paredes y murallas en la tierra, así gano la guerra y por la fe yo voy a crecer. A mi sobrino predico, a Dios él debe creer.

Puesto los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios (Hebreos 12: 2).

Ora bastante, bastante, perseverando con fe.

¡Ay Dios mío!

Ora bastante, bastante, perseverando con fe.

Futbolista.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Porque aun cuando estábamos con vosotros, os mandábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma (2 Tesalonicenses 3: 10).

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Es tu trabajo, anda para adelante, pon atención y concéntrate bastante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Eres un cristiano buen militante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

En la Copa Perú fuiste importante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

El Espíritu Santo es tu representante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

En la cancha no hay quien te aguante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Un deportista fuerte como los de antes.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Tu papá si ora bastante.

“Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

El evangelio es lucha constante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Eres un mulato elegante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Gracias a Dios, el cristiano tumba a los gigantes.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Eres un futbolista triunfante.

Sobrino juega para adelante, delantero has el gol.

Por eso:

Delantero has el gol.

Amén.

 

Hermanos evangélicos, el año 2015, el centro delantero de la selección peruana de futbol me declaró la guerra por redes sociales. Con un whatsapp de audio me hablaba día y noche. Ese futbolista es masón, y blasfemó contra el Dios Padre, el Dios Hijo, y el Dios Espíritu Santo.

Yo le prediqué y no se arrepintió, no se convirtió. Entonces lo reprendí, y ese tipo dejó de molestar. Ese muchacho hizo las divisiones menores en el club Alianza Lima, y cuando cumplió 18 años lo contrató el club más importante de la Bundesliga, en Europa hizo pactos con demonios y se convirtió en satanista.

Luego fichó por otro club importante de la Bundesliga, y el año 2013 lo contrató un club brasileño de la ciudad de Sao Paulo, con ese equipo fue campeón del mundial de clubes 2013. El año 2016 fichó por el club más popular de Río de Janeiro, y el 2018 firmó por el Inter de Porto Alegre.

Paolo Guerrero es masón y se siente orgulloso de eso, usa su cuerpo para adorar a sus dioses, esta tatuado y endemoniado. Que Jehová lo reprenda.

Un tatuaje es una modificación permanente del color de la piel en el que se crea un dibujo, una figura o un texto y se plasma con agujas u otros utensilios que inyectan tinta o algún otro pigmento bajo la epidermis de una persona.

Aunque la palabra tatuaje posiblemente proviene del samoano «tátau», que significa marcar o golpear dos veces (en referencia al método tradicional de aplicar los diseños o plantillas), se incorpora al español a través del francés, tatouage. Los marineros que viajaban por el océano Pacífico encontraron a los samoanos, y quienes quedaron fascinados por sus tatuajes equivocadamente tradujeron la palabra «tatau» como tatuaje. En japonés, la palabra usada para los diseños tradicionales o aquellos diseños que son aplicados usando métodos tradicionales es «irezumi» (inserción de tinta), mientras que «tattoo» se usa para diseños de origen no japonés.

En español, los entusiastas del tatuaje pueden referirse a ellos como «tattoos», o usan el término castellanizado «tatu», que actualmente cuenta con entradas con las palabras ‘tatuaje’ y ‘tatuar’ en la vigésimo primera edición del Diccionario de la lengua española.

Aparentemente, esta región del mundo es la que posee la tradición tatuadora más amplia. Las diferentes tribus de la Polinesia utilizaban el tatuaje como una ornamentación corporal, sin que por ello éstos pierdan su fuerte sentido comunal. El tatuaje comenzaba a muy temprana edad y se prolongaba hasta que no quedase región del cuerpo virgen de los pigmentos. Más allá de su sentido estético, el tatuaje confería jerarquía y propiciaba el respeto comunal a quien los llevaba en su piel: cuanto más tatuado estaba alguien, más respeto se le debía. De manera particular, los maoríes utilizaban el tatuaje para la batalla.

Los dibujos que llevaban en la piel contribuían a su famosa estrategia de asustar a sus enemigos. La práctica de tatuar se desarrolló durante miles de años y alcanzó un punto culmen con el perfeccionamiento de motivos geométricos. El tatuaje se utilizaba para identificar a un individuo. Además, indicaba el paso de la adolescencia a la madurez.

En Egipto eran sobre todo las mujeres quienes se tatuaban. Se le conferían al tatuaje funciones protectoras y mágicas. El carácter sobrenatural del tatuaje no fue exclusividad de Egipto: muchas culturas le otorgaron este poder a los tatuajes. Los relacionaban mucho con las deidades y con la protección.

En América del Norte, los indígenas utilizaban los tatuajes como parte del ritual de paso. Cuando una persona pasaba de la pubertad a la adultez se la tatuaba con el fin de proteger su alma. Sin embargo, ésta no era la única utilización ritual que se hacía del tatuaje en esta región del mundo. En América Central, las tribus utilizaban los tatuajes a modo de conmemoración de los caídos en batalla y como forma de adoración de los dioses.

En el hemisferio sur del continente americano, tribus indígenas también pintaban sus cuerpos, pero no de manera permanente. Pigmentos creados con flores y grasas vegetales como de animales, daban nuevos tonos que acompañaban sus rituales de manera temporal con significados igual de profundos y espirituales, de los cuales se despojaban una vez terminaban el rito. Los yaganes, aborígenes de Tierra del Fuego, usaban pinturas para sus ceremonias; por ejemplo, el chiejaus, un rito de iniciación en el que los jóvenes debían pintarse el cuerpo y la cara con barro y otras mezclas hechas con aceites y tierra roja, cambiando a menudo el diseño. También se pintaban para celebrar casamientos y durante el duelo tras un fallecimiento.

José Paolo Guerrero Gonzáles es satanista, es reptiliano. Yo maldigo a ese futbolista animal,  que la ira de Jehová descienda sobre él y toda su familia.

Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová (Levítico 19: 28).

Te digo así:

EL PAIS, Madrid 13 ABR 2017 – 19:24 CEST.

Lava Jato es el nombre de la operación policial en 2014 que destapó la corrupción encubierta en una de las mayores empresas estatales de América Latina y la mayor de Brasil, la petrolera Petrobras, en una trama que se fraguó entre 2004 y 2012. Las sospechas aparecieron tras varios testimonios a la policía del ex director de Abastecimiento de Petrobras. Las autoridades llevaban desde julio de 2013 detrás de la pista y descubrieron en el Estado de Paraná una red de lavado de dinero que operaba desde Brasilia y São Paulo.

La red de sobornos se extendía entre los altos cargos de Petrobras, que desviaron al menos 10.000 millones de reales (unos 2.400 millones de euros), según datos recabados en marzo de 2016.

Se trata de la abultada trama de corrupción que, desde hace tiempo, amenaza a los cimientos de toda la clase política de América Latina, con epicentro en Brasil. Petrobras fue fundada en 1953 y durante décadas se convirtió en el orgullo del país. Empleaba, hasta el año pasado, a casi 90.000 personas con una producción estimada de dos millones y medio de barriles de crudo al día.

Petrobras licitaba sus obras a empresas relacionadas con la construcción y la ingeniería del propio país, mediante la aplicación de la política Compre Nacional implementada por la destituida Dilma  Rousseff  con el fin de desarrollar la industria brasileña. De lo presupuestado se desviaba, de forma sistemática, una cantidad del 3% en sobornos para empresarios y políticos. El dinero blanqueado era transferido a otros negocios para, luego, ser enviado al extranjero con una red de más de cien empresas pantalla y cientos de cuentas bancarias que despachaban millones de dólares hacia China o Hong Kong. Las compañías simulaban importaciones y exportaciones para seguir recibiendo o mandando dinero, pero sin comerciar con ningún producto real.   

La macro-investigación del caso Petrobras, que destapó la operación Lava Jato, aún deparó a la política brasileña otro sobresalto más. En junio de 2015, la policía entró en la casa de uno de los empresarios más poderosos del país: Marcelo Odebrecht, el dueño de la mayor constructora de América Latina, con 168.000 empleados y ramificaciones en 28 países, entre los que se encuentran Venezuela, Colombia o Estados Unidos. El empresario fue condenado a 19 años y cuatro meses de cárcel. La investigación en torno a él sigue generando novedades; recientemente, Odebrecht ha confirmado que entregó tres millones de dólares al ex presidente peruano Ollanta Humala.

La red de corrupción asola, casi en su totalidad, a todo el arco parlamentario de Brasil. La primera noticia que asombró a la opinión pública con respecto a su clase dirigente fue la investigación iniciada al ex presidente Lula da Silva. El proceso se abrió “por supuestas ventajas económicas obtenidas, directa o indirectamente por parte de Odebrecht por el ex presidente entre los años 2011 y 2014 para influir en actos de agentes públicos”.

Desde aquel momento, la justicia estrechó el cerco en torno a Lula mediante la imputación de los delitos de lavado de dinero y ocultación de patrimonio, el 10 de marzo de 2016. Una semana después, Dilma Rousseff (cuando aún ostentaba la presidencia) le nombró ministro para que los jueces no pudieran procesarle. Sin embargo, a los dos días del nombramiento, un magistrado del Tribunal Supremo lo invalidó al afirmar que “la presidenta trató de ayudar al político a huir de la justicia”. En enero de 2017, el Supremo brasileño dio validez a las declaraciones de 77 ejecutivos de la constructora Odebrecht. Esta delación, recogida en la llamada Confesión del fin del mundo, recoge numerosos detalles sobre los sobornos, favores y sumas de dinero a la clase política brasileña.

Hace un mes, la justicia solicitó la apertura de 83 diligencias contra políticos aforados alcanzando al Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó desde 2003 a 2016, al Partido Movimiento Democrático Brasileño y al Partido Social Demócrata Brasileño, al que pertenece el actual presidente Temer. La lista contiene un sinfín de altos cargos o ex cargos destacados, entre ellos: Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff (PT); seis ministros del actual Gobierno; los dos últimos candidatos presidenciales de la oposición, Aécio Neves y José Serra; y los presidentes del Congreso y del Senado. La fiscalía amplia ahora la investigación  a dos ministros más del Ejecutivo y al ex presidente Fernando Henrique Cardoso. Las indagaciones también se extienden a 29 senadores, al menos 40 diputados y tres gobernadores.

La muerte del juez que llevaba las investigaciones sobre el caso Petrobras, Teori Zavascki, en un accidente aéreo a finales del pasado enero se convirtió en el mayor contratiempo desde que se destapó la red corrupta. El magistrado, de 68 años, instruía desde hacía más de dos años la causa y además era el responsable de investigar a los políticos que gozaban de aforamiento. En la actualidad, más de 30.000 personas en Brasil disponen de este fuero especial. El fallecimiento provocó numerosas preguntas entre la opinión pública, aún sin revolver.

El proceso de destitución de Dilma Rousseff consistió en una cuestión procesal abierta con vistas al impedimento de la continuidad del mandato de Dilma Rousseff como Presidenta de la República Federativa de Brasil. El proceso se inició con la aceptación, el 2 de diciembre de 2015, por el Presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha, de denuncia por crimen de responsabilidad ofertada por el procurador de justicia jubilado Hélio Bicudo y por los abogados Miguel Reale Júnior y Janaina Paschoal.

Las acusaciones versan sobre violación a la ley presupuestaria y a la ley de probidad administrativa por parte de la presidenta, así como sobre sospechas de implicación de la misma en actos de corrupción en la Petrobras, que han sido objeto de investigación por la Policía Federal, en el ámbito de la Operación Lava Jato. Hay, sin embargo, juristas que contestan la denuncia de los tres abogados, afirmando que las llamadas “pedaladas fiscales” no caracterizan improbidad administrativa y que no existe prueba de implicación de la presidente en crimen doloso que pueda justificar el impedimento.

Las votaciones se realizaron la tarde del 17 de abril de 2016, en la Cámara de Diputados, y la mañana del 12 de mayo de 2016, en el Senado, para decidir si Dilma Rousseff debería ir a juicio político. El resultado final fue de 357 votos a favor, 137 en contra y 7 abstenciones en la Cámara; y de 55 votos a favor y 22 en contra en el Senado, siendo apartada del gobierno durante 180 días (mientras se realizó la investigación) y el vicepresidente Michel Temer asumió la presidencia a las 24 horas de ese mismo día.

A Rousseff se le ha condenado por maquillar las cuentas públicas. El origen remoto del proceso hay que buscarlo en un informe de tres abogados que denunciaron a la presidenta hace más de nueve meses de hacer trampas con el presupuesto mediante un abstruso mecanismo de préstamos públicos.

La botaron por mala gestión, no sabe trabajar, tiene problemas con el dinero de Brasil, claro y se convierte de millonaria a multimillonaria. Dilma no sabe trabajar, no es administradora.

Por otro lado, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, cumple una pena de 12 años de prisión por corrupción y lavado de dinero en régimen cerrado. Lula está acusado de corrupción y lavado de dinero por favorecer a la constructora OAS en contratos con la petrolera estatal Petrobras que la empresa habría recompensado con un apartamento en la playa para el ex mandatario.

Además, ya fue imputado en otros seis casos, en su gran mayoría por corrupción y vinculados con el “Lava Jato”, la operación que destapó una gigantesca red que desviaba recursos de Petrobras, la mayor empresa de Brasil.

Jair Bolsonaro es el actual Presidente de Brasil, el pueblo espera que con él las cosas mejoren.

Te digo así:

Los presidentes de Brasil continúan ganando dinero a causa de la corrupción, y el pueblo sigue con problemas económicos. Los que viven en mansiones se burlan de los que viven en favelas.

Favela es una vivienda humilde hecha con materiales de desecho o de mala calidad que carece de las condiciones mínimas de habitabilidad y que es característica de zonas suburbiales de Brasil.

En noviembre de 1897, 20.000 soldados del nordeste brasileño que habían luchado y ganado la Guerra de Canudos en Bahía llegaron al puerto de Río de Janeiro. El gobierno les había prometido casas, pero la burocracia era interminable y, cansados de esperar, tomaron la colina más cercana de Gamboa y construyeron sus chozas allí.

La colina, al igual que otra donde habían acampado antes de la batalla, estaba cubierta por favela o mandioca brava (Cnidoscolus phyllacanthus), una planta leguminosa áspera y agreste, de hojas urticantes y semillas comestibles que es plaga en varias regiones del Brasil, así que llamaron al lugar Morro da Favela. No todos los historiadores están de acuerdo con esta versión. Según Sônia Zylberberg, es poco probable que hubiera realmente faveleira en la colina, debido al tipo de suelo fértil de Río (la planta se da mucho mejor en suelos áridos como      el de Bahía). La historiadora afirma que el nombre está asociado a las mujeres en condiciones de semi-esclavitud traídas por los soldados.

Otra versión afirma que los soldados plantaron allí semillas de favela traídas desde Bahía, pero la planta no prosperó. Zylberberg también discute que haya sido ésta la primera favela de Río, afirmando que había al menos otro asentamiento importante previo, en Monte Castelo.

En las favelas existen pobreza y delincuencia, los narcotraficantes operan en esos lugares. Pero también existe gente buena que lucha día a día para salir adelante. Gente de esfuerzo y de trabajo, niños y jóvenes que estudian y que son el futuro de Brasil.

Presidentes ladrones, lo mismo de siempre; el rico se hace más rico, y el pobre se hace más pobre.

Quien ama el dinero, de dinero no se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente. ¡También esto es absurdo! (Eclesiastés 5: 10).

Por: BBC Mundo, 18 abril 2019.

El ex presidente de Perú Alan García decidió terminar con su vida con un disparo en la cabeza y nada pudieron hacer los médicos que lo atendieron para salvarlo.

La Policía se encontraba rumbo a su vivienda para detenerlo cuando el ex mandatario tomó la drástica decisión.

Sin embargo, no es el único capítulo de la política latinoamericana que está relacionado con lo que llaman “la mayor red de sobornos extranjeros en la historia”.

Los dineros ilegales que se atribuyen a la empresa constructora brasileña Odebrecht ocasionaron terremotos políticos en países como Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, México, Venezuela y Perú.

Yo soy peruano y vivo en Chile, yo soy peruano y muy pronto voy a predicar en Brasil. Yo soy peruano, yo soy de Lima.

Soy un peruano elegante, y siempre voy para adelante. Soy una persona sincera, tengo educación y formación, yo soy de primera.

Vengo de Lima, y predico la Palabra verdadera. Vengo de Lima, y mi página web es sincera.

Arriba Perú, ahora arrepiéntete y conviértete tú. Arriba Perú, ahora arréglate tú.

Te digo así:

Alan García Pérez era el Presidente más corrupto en la historia del Perú, ya lo dije antes en Los indultos de Satanás, ese tipo era avezado, él pagaba a los fiscales para que no lo condenen, pero finalmente se le acabó la suerte. Ochosi lo estaba llamando y esperando en la cárcel, pero él dijo, cárcel no infierno si, y se suicidó.

Según la Fiscalía peruana, la empresa brasileña Odebrecht pagó siete millones de dólares en sobornos para quedarse con el contrato, adjudicado durante el segundo gobierno de García, quien presidió el país en dos mandatos (1985-1990 y 2006-2011).

Sobornos y lavado de activos, a pesar de eso, y muchos otros delitos el pastor Rodolfo Gonzales del Movimiento Misionero Mundial se juntó con Alan García el año 2008 en el hotel Los delfines para la inauguración de un moderno sistema de trasmisión del canal 25 UHF Bethel.

Eso se llama sincretismo, el MMM se unió con los políticos y los satanistas, Alan García era masón, hijo de Satanás. Esa iglesia también se unió con Keiko Fujimori.

Escrito está: Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.  

Rodolfo Gonzales es traidor, Judas ya se suicidó, ahora le toca a él. Judas Iscariote cobro treinta monedas de plata, ¿Cuánto dinero cobró el Movimiento Misionero Mundial?

Murió Alan García, el cuerpo de ese delincuente está en el sepulcro, y su alma está en el infierno, en ese lugar no postulará al gobierno, y su sufrimiento será eterno.

APRA significa Alianza Popular Revolucionaria Americana, es un partido de izquierda, que en los últimos años se asoció con la derecha.

El comunismo es la izquierda radical y extremista, el APRA es el partido identificado con el  capitalismo, así como la política neo liberal, su secretario general Mauricio Mulder, consideró que su partido es de izquierda y está transformando el país.

La extrema izquierda hace dictaduras pues no respeta la democracia, son comunistas ateos o agnósticos, o satanistas hipócritas. Los políticos de izquierda promueven leyes contra Dios, tales como el aborto, el matrimonio homosexual y la legalización de la marihuana.

Dicen ser ateos pero son espiritistas, dicen ser agnósticos pero hacen brujería. Los partidos de izquierda se dedican a destruir a la familia.

El término derecha política tiene muchas connotaciones e ideas conflictivas en la actualidad, estando asociado a posiciones liberales (en contexto económico y democrático), capitalistas, conservadoras, reaccionarias o religiosas. Engloba por tanto a corrientes ideológicas muy diversas cuya separación puede ser tajante, aunque también pueden ser compatibles, que ante todo busquen el mantenimiento del orden social establecido (tradicionalismo, conservadurismo). En oposición a la izquierda política, el sector más liberal enfatiza el libre mercado por encima del intervencionismo de las administraciones públicas y busca potenciar valores y derechos individuales, frente a posiciones colectivistas, solidarias o estatistas, mientras que el sector más conservador es partidario del encuadramiento colectivo en estructuras rígidamente jerarquizadas y disciplinadas.

Los partidos de derecha se identifican con la iglesia católica, antiguamente promovían la dignidad y valores morales de las personas, se preocupaban por las familias pero todo eso se ha perdido por la perversidad de los obispos y cardenales de la iglesia católica, esa religión está en decadencia.

La derecha es conservadora y capitalista, yo pienso que los gobiernos de derecha, se dedican a cuidar a los millonarios, pues ellos son los empresarios. Realmente los partidos de izquierda y derecha se dedican a robar, ellos hacen las leyes a su favor por orden de Satanás.

El Apra perdió a su líder, otro seguirá delinquiendo en el poder cuando llegue el momento.

Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? (Lucas 12:20).

Herencia y legado para los hijos y nietos de Alan García, Satanás los seguirá destruyendo. Pobrecitos, tendrán que conformarse con ser millonarios.

Atiende bien, pon atención.

Ahora yo predico y advierto: Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.

El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!

Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos; por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante. Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.

No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará. Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.

Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.

Gloria a Dios, Jesucristo es el Señor, amén.

Te digo así:

Víctor Fuentes Lobatón y Víctor Fuentes Guinges no tienen brillo pues están en tinieblas; la codicia, la ambición y la envidia los impulsa a blasfemar y a difamar, se han metido en un lío. Son cómplices de homosexuales, drogadictos, asaltantes y satanistas. Ellos odian al Señor Jesucristo, y también me odian a mí. 

Escrito esta: La ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.

Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.

Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.

Y blasfemaron contra el Dios del cielo por causa de sus dolores y de sus llagas, y no se arrepintieron de sus obras (Apocalipsis 16:11).

Y a cualquiera que diga una palabra contra el Hijo del Hombre, se le perdonará; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no se le perdonará ni en este siglo ni en el venidero.

El Señorío de Cristo es la vida, el perdón y la salvación. El Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo nuestros pies, que la gracia del Señor Jesucristo sea con todos nosotros.

No estoy orgulloso de mí, estoy orgulloso del Señor Jesucristo. Jesús es mi Pastor. Amén.

Por eso:

Toda la Honra, la Gloria y la Alabanza son para el Señor, Padre de mi Señor.

Te doy las gracias Padre por esta palabra, te doy las gracias en el poderoso nombre de Cristo Jesús.

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.

Amén

EVANGELISTA RICARDO FUENTES GUINGES