NOTICIAS

NOTICIAS

1 Timoteo 4: 7-9

Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad; porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

Que el Señor Jesucristo añada bendición a esta palabra. Amén.

Ya tú conoces mi filosofía, ahora pon atención a mis fotografías, para que las veas todos los días.

 

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

En la volante quitaba y tocaba.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Y en la delantera gambeteaba y anotaba.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Yo te aseguro que muchos goles anotaba.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Y mis compañeros de Alianza Lima y Deportivo Municipal me felicitaban.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Ellos saben que yo ganaba.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Arriba Alianza, y echa Muni.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Hasta con el pie izquierdo practicaba, pero soy derecho, y ahora en la iglesia no tengo techo.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Perdía, empataba, ganaba y campeonaba, porque yo jugaba.

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

Te digo así:

Amagaba y disparaba.

Fiesta.

Amagaba y disparaba.

Repito.

Amagaba y disparaba.

Y lo repito otra vez.

Amagaba y disparaba.

Jesucristo es el Señor.

Amagaba y disparaba.

Por eso:

Antes yo jugaba y anotaba, amagaba y disparaba.

 Gracias a Dios.

EVANGELISTA RICARDO FUENTES GUINGES